La Policía tacha de "minoritarias" y sin coordinación nacional las protestas anticovid
  1. España
Más de 50 detenidos en dos días

La Policía tacha de "minoritarias" y sin coordinación nacional las protestas anticovid

Políticos y ciudadanos rechazan de forma casi unánime los disturbios de los últimos días. El gobierno riojano ha condenado "con rotundidad": "la peor actitud en el momento más difícil"

Foto: Unos 150 radicales, muchos de ellos jóvenes, protagonizaron el sábado los disturbios en el centro de Logroño. (EFE)
Unos 150 radicales, muchos de ellos jóvenes, protagonizaron el sábado los disturbios en el centro de Logroño. (EFE)

Varias ciudades españolas han vivido este fin de semana violentos disturbios en protesta por las restricciones adoptadas para frenar la curva de contagios de covid-19. En la noche de este sábado, las manifestaciones y enfrentamientos contra la Policía se extendieron a ciudades como Logroño, Madrid, Málaga o Bilbao, después de que la noche anterior centenares de personas causaran graves daños materiales y lesiones a agentes en Burgos, Barcelona, Valencia y Zaragoza. Como resultado, cuantiosos daños materiales a comercios y mobiliario urbano, además de saqueos y ataques a los agentes de policía, en dos jornadas que se han saldado con más de 50 detenciones en todo el país.

Ante lo sucedido, las distintas voces políticas coinciden en un llamado a la calma y a la responsabilidad ciudadana, rechazando de forma casi unánime los saqueos y enfrentamientos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que, a falta de que concluyan las investigaciones, aseguran que no hay constancia de que haya una 'mano negra' que coordine las protestas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tachado de "intolerable" la conducta "violenta e irracional" de grupos minoritarios. “No es el camino", comparte en su cuenta de Twitter. Ante esto, Sánchez ha apelado a que solo "desde la responsabilidad, la unidad y el sacrificio" se logrará vencer a la pandemia que asola a todos los países.

En términos parecidos se ha expresado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha calificado de “inaceptables” los incidentes. Illa ha trasladado su apoyo a los dirigentes municipales y autonómicos, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a los ciudadanos: “No es momento de relajar las medidas. Solo unidos venceremos al virus”. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha apuntado que la “ultraderecha” promueve los disturbios “tirando la piedra y escondiendo la mano”.

También los principales líderes de la oposición, Pablo Casado (PP) e Inés Arrimadas (Cs) se han sumado a las críticas de los disturbios. El presidente popular ha manifestado su agradecimiento a las autoridades y cuerpos de policía por “mantener el orden público” frente a las acciones de “una minoría violenta”. Arrimadas, líder de Ciudadanos, ha publicado en la red social Twitter un mensaje de apoyo a “los agentes” que han actuado esta noche en varios puntos de España, además de destacar su “agradecimiento” a la “inmensa mayoría de la población española por su responsabilidad”.

Se descarta organización nacional y 'mano negra'

La Policía cree que detrás de las protestas que las noches pasadas se produjeron en ciudades como Madrid, Barcelona, las capitales vascas, Burgos o Santander están grupos profesionales de alborotadores y que no hay una organización que las coordine a nivel nacional.

Fuentes policiales han indicado a Efe que, por el momento, son minoritarias, y que al amparo de esas movilizaciones convocadas por las redes en contra del toque de queda por la pandemia se cuelan grupos radicales de extrema derecha y de extrema izquierda, además de ultras del fútbol.

Independientemente del resultado de las investigaciones que se llevan a cabo sobre los disturbios ocurridos en estas ciudades, la Policía no tiene constancia de que haya una 'mano negra' que las convoque a nivel nacional para aglutinar a los más violentos.

La Policía no tiene constancia de que haya una 'mano negra' que las convoque a nivel nacional para aglutinar a los más violentos

Las autoridades consideran que se trata de convocatorias geográficas muy puntuales y no concertadas a nivel nacional que han sido secundadas por grupos de alborotadores profesionales que participan pero no tienen motivación política, solo ánimo de provocar incidentes.

Las protesta más virulenta en la noche de este sábado se produjo en la capital española, donde los enfrentamientos dejaron doce heridos, tres de ellos policías, y 33 detenidos -14 de ellos con antecedentes- y la Policía localizó varios cócteles molotov. Desalojados de la Puerta del Sol y tras concentrarse un centenar de personas en Ópera pasadas las 00.00 horas, momento en que empezaba el toque de queda, varias decenas de personas instalaron barricadas y quemaron contenedores en Plaza de España para cortar la Gran Vía. Antes de ser disueltos lanzaron objetos a los agentes, piedras contra escaparates y destruyeron mobiliario de la principal arteria madrileña.

Disturbios en Gran Vía (D. P)

La noche también fue violenta, con piedras y contenedores quemados en Logroño, por parte de 150 radicales. Hubo además saqueo en unos altercados que siguieron a una protesta pacífica. El saldo deja siete detenidos, aunque se esperan nuevos arrestos. En el País Vasco cuatro jóvenes han sido detenidos en el centro de Bilbao. En Vitoria se han producido actos de vandalismo en el centro de la ciudad y en San Sebastián, Arrasate y Eibar, en Guipúzcoa, se han registrado daños por la quema de contenedores de basura.

La filiación política de los manifestantes ha generado polémica después de que, en el caso de Barcelona, el director de los Mossos atribuyera la violencia a grupos de extrema derecha organizados, lo que provocó la queja de Vox, que culpa de los altercados a la extrema izquierda y a extranjeros, al tiempo que respalda las concentraciones.

Santiago Abascal (Vox) pidió este sábado identificar y detener “a la extrema izquierda, los menas e infiltrados que están provocando disturbios y saqueos” en una publicación en la red social Twitter. Además, el líder de Vox señaló que “hay más motivos que nunca para protestar” contra el gobierno de Pedro Sánchez. Lo hizo en referencia a un tuit de la cuenta oficial del partido, en la que apuntaban que “millones de españoles están desesperados por culpa de la nefasta gestión de este gobierno”, pidiendo a la Policía que proteja “el derecho a la manifestación”.

Desde Ciudadanos, han rechazado las declaraciones de Santiago Abascal, afeándole que “usen su malestar para alentar” los altercados. Edmundo Bal, portavoz de Cs en el Congreso, ha dirigido su mensaje al partido de Abascal: "No, señores de Vox: no es un "conflicto", son actos violentos contra la convivencia, la salud y las fuerzas de seguridad y no es "España".

Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, y el expolítico socialista Nicolás Redondo Terreros, han rechazado públicamente la actitud de Vox en una comparecencia. "Las vidas de miles de españoles están en juego. En este contexto, los partidos antisistema se frotan las manos ante gobiernos con mayorías exiguas que dependen de su voto para cualquier decisión", han señalado. Además, han instado al resto de partidos a “abandonar de inmediato la ceguera política” y han llamado a “la unidad frente a la pandemia y la ruina”.

"La peor actitud en el momento más difícil"

Logroño también vivió una madrugada de graves disturbios. Unos 150 radicales, muchos de ellos jóvenes, cruzaron y quemaron contenedores, tiraron piedras a la Policía y cortaron el tráfico en las cercanías de las sedes del Ejecutivo riojano y de la Delegación del Gobierno en La Rioja. Precisamente, la delegada del Gobierno, María Marrodán, ha condenado "con rotundidad" estos actos violentos porque se vio "la peor actitud en el momento más difícil".

Marrodán ha realizado estas declaraciones durante una rueda de prensa extraordinaria para analizar los hechos ocurridos este sábado tanto en Logroño como en la localidad riojana de Haro. Además, ha aprovechado su intervención para lanzar un mensaje de agradecimiento a la Policía Nacional por su actuación "que consiguió erradicar estos hechos que esperamos que no vuelvan a producirse". También ha deseado la pronta recuperación de los siete agentes heridos.

La institución que preside María Marrodán ha informado de que ya hay siete personas detenidas tras los actos vandálicos producidos durante una concentración "no autorizada por parte de la Delegación" y que se convocó a través de las redes sociales. Los cargos a los que se enfrentan los jóvenes detenidos -que tienen una edad entre los 15 y 24 años- son desorden público, daños y robo con fuerza. Además, no se descartan próximas identificaciones y detenciones en las últimas horas.

Los ciudadanos también condenan la violencia

Una de las reacciones sociales que ha tenido más difusión tras la noche de protestas ha ocurrido en Logroño, donde una veintena de adolescentes se han organizado para limpiar, desde primera hora de este domingo, los destrozos de los incidentes ocasionados en la tarde-noche de este sábado en la capital riojana y recolocar el mobiliario urbano dañado por los disturbios ocasionados por unos 150 radicales, en su mayoría también jóvenes.

Pablo Alcaide es uno de los jóvenes que han impulsado esta idea. En declaraciones recogidas por RTVE, afirma que, al ser hijo de una barrendera, sabe "lo que es deslomarse la espalda para dar un plato de comida", asegurando que lo que quieren es "ayudar un poco porque no es ni medio normal lo que hicieron ayer". cuenta que sus compañeros y él decidieron publicar la iniciativa por redes sociales para que así se sumara más gente, declarando que "estamos hartos de pagar todos los adolescentes por un grupo nada más".

Foto: Jóvenes recogiendo las calles de Logroño (fotograma RTVE La Rioja)

Los propietarios de un establecimiento de la firma Lacoste saqueado en Logroño, por su parte, han pedido este domingo justicia y escarmiento contra los autores del "asalto" perpetrado en la tarde-noche de este sábado dentro de los disturbios contra las restricciones de movilidad. Con el rostro desolado, Eduardo Losa y su esposa, Cristina Pérez, han detallado a Efe que tienen una sensación de “impotencia y rabia” ante lo ocurrido, pero, a su vez, han expresado su agradecimiento por las amplias muestras de apoyo recibidas.

En el barrio malagueño de Huelin, donde un hombre fue detenido y un policía nacional resultó herido durante las protestas de la pasada noche, la reacción de los vecinos también ha sido mayoritariamente de rechazo ante la violencia, de acuerdo con los testimonios recogidos en los medios locales y las redes sociales. "¡Fuera, fuera!", gritaron durante la misma noche algunos vecinos desde sus balcones y terrazas al paso de un grupo de jóvenes por la calle con actitud agresiva.

Entre los manifestantes, según publicó 'La Opinión de Málaga', la Policía localizó a algunos ultras de la peña futbolística Frente Bokerón. Esta mañana, ese grupo de animación ha difundido por redes sociales un comunicado en el que se desvinculaba de los altercados y rechazaba "todo acto vandálico" sucedido en la ciudad. "Llevamos ayudando desde el inicio de la pandemia en hospitales, asilos, albergues, conventos, casas de ancianos y varios lugares necesitados más por el bien de Málaga y los malagueños. No vamos a consentir que nadie difame y manche el nombre del Frente Bokerón", asegura el escrito.

A lo largo de la semana también se produjeron revueltas en Sevilla. En un importante barrio obrero de la ciudad, Pino Montano, con un fuerte tejido asociativo, las protestas convocadas en principio de forma pacífica para defender al pequeño comercio acabaron con bengalas y petardos, algaradas y quema de contenedores. Al día siguiente, el barrio, a través de sus principales asociaciones vecinales, dejó muy claro que ellos no estaban detrás de ese estallido violento pese a que el lema que corrió por las redes fue “el barrio lucha por su libertad”.

Coronavirus Disturbios
El redactor recomienda