Cataluña, la comunidad que más rápido ha empeorado en octubre
  1. España
la evolución del último mes

Cataluña, la comunidad que más rápido ha empeorado en octubre

Casi todos los territorios han decretado el confinamiento perimetral para hacer frente a una segunda ola del coronavirus que se ha descontrolado en las últimas semanas

placeholder Foto: La Generalitat decretó el confinamiento perimetral de Cataluña hasta el 14 de noviembre, y el de todos los municipios los fines de semana. (EFE)
La Generalitat decretó el confinamiento perimetral de Cataluña hasta el 14 de noviembre, y el de todos los municipios los fines de semana. (EFE)

Cataluña fue, junto con Aragón, la comunidad más castigada por el SARS-CoV-2 en verano. Primero fueron los brotes en Lleida y luego en la zona metropolitana de Barcelona, lo que obligó a la Generalitat a adoptar medidas, incluidas restricciones a la movilidad que ahora se han generalizado en todo el país. Consiguió contener la situación, pero la llegada del otoño ha provocado que la transmisión del virus vuelva a descontrolarse. En octubre, la incidencia ha crecido en Cataluña más rápido que en cualquier otra comunidad.

El mapa muestra la variación media diaria de la incidencia acumulada en el último mes, expresada en porcentaje. Cuanto más oscuro el color, más alto es el porcentaje y más rápido el crecimiento de la incidencia. Cataluña, con el 8,14%, tiene el peor dato en ese período de tiempo. Le siguen Ceuta, Asturias, Melilla, Aragón y Cantabria, todas entre el 5% y el 6%. Cataluña cerró septiembre con una incidencia acumulada de 144,8 casos por 100.000 habitantes y un mes después tiene 699,84.

Madrid y Canarias son las dos únicas comunidades en valores negativos. En la primera, la variación media diaria de la incidencia en las dos últimas semanas ha sido del -2,21%. En la segunda, la única donde no está vigente el toque de queda decretado con el estado de alarma y donde ha vuelto el turismo internacional, ha sido del -1,62%.

Obviando que toda España, salvo Canarias, está en una situación muy grave, en la tabla de la incidencia acumulada (casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días) que cada día publica el Ministerio de Sanidad los datos más llamativos son los de Melilla (1276,49), Navarra (1187,53) y Aragón (1.029,87). En las tres, la transmisión del virus está en niveles altísimos y la tendencia es creciente, pero a diferente velocidad. En Navarra, que empezó el mes con una incidencia cercana a los 700 casos por 100.000 habitantes y fue la primera en decretar el cierre perimetral de todo su territorio —lo hizo antes del estado de alarma—, el crecimiento medio ha sido del 2,73%, la mitad que en las otras dos.

La incidencia en Aragón ha crecido rápidamente a pesar de que también partía de un nivel alto. Aunque consiguió contener la transmisión al final del verano, su suelo se situó alrededor de los 300 casos por 100.000 habitantes, una incidencia que le situaría en un riesgo muy alto según el baremo aprobado por el Gobierno y las comunidades autónomas la semana pasada.

En la actualidad, casi la mitad de sus camas de UCI (47,12%) ya están ocupadas por pacientes de covid-19, según los últimos datos publicados por Sanidad. Ese porcentaje es aún mayor en Melilla: un 64,29%, nueve de sus 14 camas de UCI. Los datos de incidencia de las ciudades autónomas hay que interpretarlos con cautela por su pequeña población, pero la segunda ola les está golpeando también con fuerza.

A nivel nacional, la variación media diaria en el último mes ha sido del 2,84%. Por debajo, además de Madrid, Canarias y Navarra, hay otras cuatro comunidades: Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Murcia y La Rioja. El crecimiento es menor en España que en otros países europeos. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, apuntó este jueves que puede deberse a lo vivido en verano.

"Es una hipótesis que ahora, probablemente debido al clima, se está sufriendo en toda Europa un incremento muy rápido en el número de casos. Aquí en España se observa con más lentitud. Quizás porque venimos de muchas semanas, desde finales de julio o primeros de agosto, con un incremento progresivo, que es cierto que no era homogéneo en todo el territorio, pero que ahora nos ha puesto en un punto de partida más alto", explicó. "Al mismo tiempo, probablemente, por las medidas que se han implementado en ese tiempo estamos yendo más despacio hasta ahora. No sabemos si va a continuar esta tendencia un poquito más lenta o si de pronto explotará o bajará".

Cataluña fue, junto con Aragón, la comunidad más castigada por el SARS-CoV-2 en verano. Primero fueron los brotes en Lleida y luego en la zona metropolitana de Barcelona, lo que obligó a la Generalitat a adoptar medidas, incluidas restricciones a la movilidad que ahora se han generalizado en todo el país. Consiguió contener la situación, pero la llegada del otoño ha provocado que la transmisión del virus vuelva a descontrolarse. En octubre, la incidencia ha crecido en Cataluña más rápido que en cualquier otra comunidad.

Coronavirus
El redactor recomienda