Interior redistribuye la equiparación de la Guardia Civil para que los jefes se lleven más
  1. España
presentado un borrador de orden general

Interior redistribuye la equiparación de la Guardia Civil para que los jefes se lleven más

La asociación de agentes más numerosa busca ya un día para convocar una manifestación masiva para protestar por lo que consideran "un robo"

Foto: Interior redistribuye la equiparación de la Guardia Civil para que los jefes se lleven más
Interior redistribuye la equiparación de la Guardia Civil para que los jefes se lleven más

La Dirección General de la Guardia Civil ha presentado un borrador de orden general que prevé aprobar en las próximas semanas que ha provocado un terremoto en la plantilla del cuerpo. Sobre todo, en los de menor rango, los agentes de la escala básica, que conforman el grueso de efectivos del instituto armado. Estos —a través de la asociación más numerosa de la corporación (AUGC)— se quejan de que este texto va a quitarles dinero que ya venían cobrando y se lo va a entregar a los generales de la corporación.

La norma pretende redistribuir una parte de los fondos previstos en el acuerdo de equiparación salarial que ya venían embolsándose todos los miembros de la Guardia Civil. En concreto, las cantidades que se vienen repartiendo dentro del concepto de productividad y que suponen el 10% de la subida de salario total. Estas eran, hasta ahora, 50 euros al mes que el acuerdo entendía que había que aumentar a cada funcionario por esta partida. Hasta el momento, los componentes del instituto armado han recibido lo correspondiente a los dos primeros tramos (35 euros al mes), ya que lo referente al tercero (15 euros) aún no se ha abonado, debido a que este último pago se retrasó y previsiblemente llegará a las nóminas de los agentes la próxima semana.

Foto: Interior elige: la Guardia Civil gana la 'guerra' con la Policía por la equiparación salarial

Una vez que la norma entre en vigor, sin embargo, esos 50 euros se quedarán en algo más de 20. La razón, según explica el portavoz de AUGC, Pedro Carmona, es que la orden general pretende gratificar a una nueva remesas de jefes que van a integrar las plantillas en detrimento de los guardias de a pie. "Es un robo, un insulto en la cara, y más aún cuando la directora general, María Gámez, se comprometió a solucionar el problema de las gratificaciones que actualmente hay en el cuerpo", asegura el representante de la asociación, que considera que a quienes hacen noches y festivos hay que recompensarles adecuadamente. "Ahora una noche sale a cuatro euros", sostiene.

Gámez, recuerda Carmona, prometió en el Consejo de la Guardia Civil —el organismo en el que administración y asociaciones profesionales debaten asuntos laborales— que mejoraría estas retribuciones. Sin embargo, continúa, ahora se deja "engañar" por los generales de la corporación, que a entender de Carmona son quienes han presionado a la máxima responsable del instituto armado para reasignar la partida correspondiente a la productividad dentro del acuerdo de equiparación salarial a los mencionados nuevos jefes, por un lado, y al resto de la plantilla afín a los altos mandos.

Carmona explica que actualmente son los responsables de las unidades quienes dicen quién va a determinados servicios con más gratificación o quién se lleva la productividad, afirma que esto era lo que había que arreglar y que la nueva norma, en lugar de remendarlo, ahonda en el problema. "Estamos perdiendo derechos, porque el borrador no soluciona el problema y además nos quita dinero para dárselo a los generales", sostiene el portavoz de AUGC, que recuerda que el tercer tramo de la equiparación asigna en el 90% restante de la retribución 156 euros al mes a cada general por los 106 que suma a las nóminas de cada guardia de la escala básica.

Foto: Los guardias civiles reclaman a Marlaska 27 millones antes de la equiparación salarial

"En la Policía Nacional la subida ha sido lineal, todas las escalas han percibido el mismo incremento; pero en la Guardia Civil no ha sido así, los jefes han engordado más sus bolsillos", describe Carmona, que está decidido —como todos los miembros de su asociación— a sacar a sus asociados a la calle para reivindicar los fondos que considera que son suyos. AUGC convocará en los próximos días una manifestación para pedir a Gámez que reconsidere su posición y cumpla su compromiso de aplicar unos criterios únicos para el pago de la productividad para todos los guardias civiles. La fecha de la convocatoria aún no está clara, puesto que en medio de este conflicto salarial ha llegado el estado de alarma impuesto por el Gobierno para luchar contra la pandemia del coronavirus.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció el pasado mayo el pago del tercer tramo del acuerdo de equiparación salarial que estaba pendiente de ser abonado desde el pasado enero, que es cuando tenía que haber llegado a las nóminas de policías nacionales y guardias civiles. Los trámites administrativos han provocado que aquella luz verde señalada por el ministro aún no se haya hecho efectiva. Según fuentes de Interior, el tercer tramo aterrizará en los bolsillos de los funcionarios de ambos cuerpos en la siguiente nómina, la que se abonará previsiblemente a lo largo de esta semana.

Desde Interior sostienen que la orden general que ahora pretende aprobar la Dirección de la Guardia Civil no va asociada a la productividad prevista en el acuerdo de equiparación salarial. El tercer tramo de este último, afirman, entrará en vigor ahora en noviembre, cuando la orden general de productividad no estará lista hasta principios de enero. Desde AUGC, por su parte, consideran que sí hay relación, pues la orden modificará previsiblemente las cantidades de la equiparación. "Nos lo dan ahora pero nos lo quitarán luego", subrayan.

Guardia Civil
El redactor recomienda