Simón cree que es muy probable que la transmisión siga aumentando en invierno
  1. España
más de 52.000 casos el fin de semana

Simón cree que es muy probable que la transmisión siga aumentando en invierno

El director del CCAES justificó la necesidad de alargar el estado de alarma durante seis meses a la dificultad de controlar la transmisión del virus en invierno y la falta de vacuna

Foto: El director del CCAES, Fernando Simón, momentos antes de empezar la rueda de prensa de este lunes. (EFE)
El director del CCAES, Fernando Simón, momentos antes de empezar la rueda de prensa de este lunes. (EFE)

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, cree "muy probable" que la transmisión del SARS-CoV-2 siga incrementándose "durante los meses invernales". Esa razón, junto a la falta de una vacuna, justifica la extensión del estado de alarma durante seis meses, el período propuesto por el Gobierno en base a las recomendaciones de los expertos del Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas y el comité científico que asesora al Ejecutivo.

"La situación en España es mala. Está evolucionando muy desfavorablemente", dijo Simón. Este lunes, Sanidad notificó 52.188 casos y 279 muertes desde el pasado viernes. La incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 410,88 casos. "Después de haber pasado por unas tres o cuatro semanas de estabilización, llevamos casi tres en las que se ha observado un incremento de la transmisión", añadió el director del CCAES, quien advirtió que "es probable que la incidencia siga incrementándose rápidamente en las próximas semanas".

"Si la incidencia sigue creciendo durante las próximas dos semanas, sí que es posible que en la tercera semana de noviembre estemos en una situacoón muy crítica para las UCI y en parte para la hospitalización general. Se tendrá que eliminar el funcionamiento habitual de los hospitales y reducir mucho toda la actividad programada, con las consecuencias que eso conlleva", declaró Simón. "La posibilidad de colapso existe, pero no podemos afirmar que eso vaya a suceder".

El epidemiólogo espera que las restricciones adoptadas consigan controlar la transmisión, pero no descarta que se produzcan varias olas epidémicas durante los meses de otoño e invierno, época en la que virus similares suelen circular más. Esa dificultad para controlar esa transmisión es uno de los motivos detrás de la intención del Gobierno de alargar el estado de alarma hasta mayo. La otra es la ausencia de una vacuna. Aunque las primeras dosis lleguen en diciembre de este año, Simón cree que no se podrá vacunar a grandes grupos poblacionales hasta la próxima verano, como pronto.

"Ese es el plazo que consideramos hoy por hoy necesario en base a la ciencia y las recomendaciones de los expertos. ¿Por qué seis meses? Porque los expertos estiman que ese es el tiempo que necesitamos hasta empezar a superar no solo la segunda ola actual sino la etapa más dañina de la pandemia", dijo en su discurso del domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El propio decreto del estado de alarma recoge en su preámbulo la necesidad de esa prórroga. "Resulta por ello preciso ofrecer una respuesta inmediata, ajustada y proporcional, en un marco de cogobernanza, que permita afrontar la gravedad de la situación con las máximas garantías constitucionales durante un periodo que necesariamente deberá ser superior al plazo de quince días establecido para la vigencia de este real decreto, por lo que resultará imprescindible prorrogar esta norma por un periodo estimado de seis meses", dice.

"Hay que convivir con el virus, y probablemente conviviremos mal. En el período que se acerque a la primavera, conviviremos mejor", dijo Simón, que habló de "una ola quizá mayor" que la vivida en marzo y abril. "En cuanto a número de detectado de casos será muy superior", señaló.

El redactor recomienda