Las discrepancias entre ministerios agravan la crisis migratoria en Canarias
  1. España
política de migración

Las discrepancias entre ministerios agravan la crisis migratoria en Canarias

Inclusión, Interior, Defensa y Exteriores pugnan entre sí sin que haya un mecanismo de coordinación entre ministerios y mientras crece el drama humanitario en las islas

placeholder Foto: Migrantes en el muelle el pasado jueves. (EFE)
Migrantes en el muelle el pasado jueves. (EFE)

Más de un millar de migrantes se hacinan estos días en el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria. Unos 2.500 han sido rescatados en una semana de un centenar de pateras o cayucos junto a las costas de las islas. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha tuiteado un vídeo en el que se ve el muelle plagado de ratas, para describir y denunciar las pésimas condiciones de los migrantes.

Son unas cifras sin comparación en otras etapas recientes, están cerca de provocar una crisis humanitaria en las islas, informativamente quedan sepultadas por los efectos devastadores de la pandemia y, además, está provocando una pugna institucional que dificulta su gestión. Porque mientras se produce este drama la falta de coordinación y las discrepancias entre los distintos ministerios afectados han dificultado abordar la crisis migratoria que se vive en Canarias y ha puesto en evidencia las disfunciones internas en el Gobierno, según fuentes de diferentes departamentos.

Con distintas competencias y atribuciones, participan el Ministerio del Interior, el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el de Exteriores, el de Defensa y el de Fomento. Básicamente, Interior se encarga de los migrantes en las primeras 72 horas, con triajes y controles sanitarios y tramita las solicitudes de asilo. Inclusión gestiona su situación a partir de ese momento. Defensa puede facilitar lugares para su estancia. Exteriores la relación con países de origen. Y Fomento el control de las embarcaciones que pueden recoger a los migrantes.

Y pese a esa participación de distintos ministerios se ha eliminado el mecanismo de coordinación interna que funcionó hasta febrero de 2020, la Comisión Delegada para Asuntos Migratorios que presidía la vicepresidenta Carmen Calvo, al final de la anterior legislatura.

En febrero de este año, con el nuevo Ejecutivo de coalición se crearon cinco organismos de este tipo: Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos; Consejo de Seguridad Nacional, en su condición de Comisión Delegada del Gobierno para la Seguridad Nacional; Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia; Comisión Delegada del Gobierno para el Reto Demográfico y Comisión Delegada del Gobierno para la Agenda 2030.

Pero no se creó la de migración y no existe un órgano en el que se discuta sobre este asunto y se coordine la gestión, precisamente, en un momento en el que varios ministros admiten discrepancias internas para abordar una situación que empieza a ser dramática en Canarias. Y cerca de una crisis humanitaria.

Carmen Calvo tuvo que intervenir el viernes para hacer una reunión telemática con las secretarías de Estado afectadas, para intentar poner paz entre los ministerios afectados.

placeholder La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)

Básicamente, hay en estos momentos unos 5.000 migrantes en Canarias, llegados en pateras, cayucos y todo tipo de embarcaciones artesanales. La competencia sobre ellos es del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, pero el elevado número de migrantes ha desbordado las previsiones del departamento. En infraestructura y en capacidad presupuestaria para albergarlos y darles los cuidados necesarios.

A su vez, la pandemia ha limitado la posibilidad de devoluciones a países de origen y el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, se ha negado a mantener los traslados a la península con el argumento de la seguridad sanitaria y tambien por el del “efecto llamada”, un concepto que las ONG cuestionan y sustituyen por “efecto huida” que fuerza su salida de lugares de procedencia.

Con esos traslados a la Península, frenados por Interior, podría ponerse fin a la situación dramática que se vive en Canarias.Porque así ha ocurrido hasta ahora y porque en la Península hay plazas libres de acogida.

El jefe de la Policía Nacional en Canarias, José María Moreno, que ha abandonado el cargo esta semana, explicó esta posición en una entrevista reciente en la Cadena Ser al asegurar que por la pandemia las fronteras están cerradas, incluso con Marruecos, por lo que no se puede repatriar. Añadió que sólo con Mauritania "está habiendo algunos vuelos pero no para repatriar, todavía no se ha repatriado a nadie porque la situación es muy complicada”. Y ha habido muy pocos traslados a la península, pero los que tengan la documentación en regla.

Y Defensa se resiste a ceder terrenos e inmuebles vacíos para alojar a los migrantes, como le pide con insistencia el ministerio de Escrivá al de Robles

Las ONG invocan una reciente sentencia del Tribunal Supremo que dictaminan que los solicitantes de asilo tienen derecho a moverse libremente por la Península, una vez que ha sido admitida a trámite su solicitud. El Ministerio del Interior las incumple en Canarias, en Ceuta y en Melilla, según estas organizaciones.

Y Defensa se resiste a ceder terrenos e inmuebles vacíos para alojar a los migrantes, como le pide insistentemente el ministerio de Escrivá al de Margarita Robles. Considera que por razones de seguridad sanitaria no debe haber ese contacto entre militares y migrantes.

La pugna no es ideológica entre las “dos partes” del Gobierno de coalición, porque Unidas Podemos no gestiona ninguno de los ministerios competentes, es más descoordinación entre departamentos, de disputa competencial y recelos presupuestarios.

Hana Jalloul Muro, exdiputada del PSOE, es la secretaria de Estado de Migraciones y depende directamente del ministro Escrivá, pero sus competencias están limitadas por la intervención del resto de ministerios que participan. Y, según fuentes del Gobierno, en la práctica la política de migración queda en manos de Interior y, además, es discutida internamente en el Ejecutivo.

placeholder Cruz Roja Española va a movilizar voluntarios de otros lugares para reforzar a los equipos que trabajan en el puerto de Arguineguín (Gran Canaria). (EFE)
Cruz Roja Española va a movilizar voluntarios de otros lugares para reforzar a los equipos que trabajan en el puerto de Arguineguín (Gran Canaria). (EFE)

A ese “fallo de diseño del Gobierno” hay que sumar la tensión que se produce con la administración autonómica canaria, con los cabildos de las islas y con los propios ayuntamientos. La autonómica es la responsable de los menores, asunto sobre el que se han producido tensiones, como consecuencia de la decisión inicial de la Fiscalía de Las Palmas de separar a niños migrantes de sus madres hasta dos meses a la espera de pruebas de ADN.

En algunos casos, esas administraciones han puesto trabas a la cesión de lugares en los que poder alojar a los migrantes. El ministro Escrivá visitó recientemente Canarias y ha puesto en marcha varias soluciones provisionales. La principal es la de aprovechar que los hoteles están semivacíos por la pandemia y alojar en ellos a más de dos mil migrantes.

Esa decisión está agotando el presupuesto del Ministerio y, además se ha encontrado con dificultades por el rechazo de vecinos de las zonas elegidas. Por ejemplo, el ministro visitó un colegio vacío cedido por el Ayuntamiento de las Palamas para acoger a los migrantes. Pudo escuchar desde el patio del Colegio León las protestas de los vecinos en contra de la llegada de migrantes.

Dispone del cuartel de Las Canteras en Tenerife, que precisa dos millones de euros para rehabilitación, con una cesión temporal de Defensa, y presiona, hasta ahora sin éxito, para lograr de Defensa la cesión de otro.

placeholder La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas. (EFE)
La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas. (EFE)

Escrivá ha propuesto otras medidas imaginativas como utilizar inmuebles vacíos del Sareb, pero a su vez también provoca recelos en sus accionistas y en los ministerios económicos.

“Ayer han dormido en el suelo de un muelle 1300 seres humanos, entre ellos niños y mujeres, y la inmigración es un drama humano…esa gente no viene a Canarias, viene a Europa huyendo de la guerra, del hambre y de la miseria. Y claro que estamos exigiendo a un Gobierno socialista que actúe”, dijo el miércoles en el Congreso la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, en el debate de la moción de censura de Vox. Es una de las pocas veces que se ha mencionado este asunto en el Congreso en los últimos meses.

Fernando Grande-Marlaska José Luis Escrivá Margarita Robles Canarias
El redactor recomienda