Madres separadas de sus hijos al llegar en patera: la Fiscalía reevaluará el protocolo
  1. España
usan el proceso para prevenir el tráfico

Madres separadas de sus hijos al llegar en patera: la Fiscalía reevaluará el protocolo

La Fiscalía está reevaluando si es proporcionado o no separar a los niños de sus madres para someterles a una prueba de ADN para acreditar la filiación de los menores

Foto: Aissa Didla, que llegó en patera a Fuerteventura, cuenta a Efe en las instalaciones de Misión Cristiana Moderna el sufrimiento que supone para ella que le hayan separado de su hijo mayor (le han permitido continuar con el bebé) nada más tocar tierra.
Aissa Didla, que llegó en patera a Fuerteventura, cuenta a Efe en las instalaciones de Misión Cristiana Moderna el sufrimiento que supone para ella que le hayan separado de su hijo mayor (le han permitido continuar con el bebé) nada más tocar tierra.

El fiscal superior de Canarias, Luis del Río, ha manifestado que se está "reevaluando" el proceder de la Fiscalía de Las Palmas en cuanto a la separación de los hijos que llegan con sus madres en patera a las islas para prevenir el tráfico de menores hasta comprobar su filiación.

La aplicación directa de las directrices de la Fiscalía de Menores para prevenir el tráfico de niños recoge que las mujeres que lleguen en patera acompañadas de sus hijjos deben ser separadas de los menores hasta que se demuestre que son realmente sus madres.

placeholder Aissa Didla. (EFE)
Aissa Didla. (EFE)

Esto ha provocado situaciones angustiosas como la de Marissa, una joven de 25 que escapó de Guinea Conakry junto a su hija de cinco años para evitar que le hicieran la ablación, pero jamás pensó que al llegar a Fuerteventura la apartarían de la pequeña, a la que enviaron a un centro de menores hasta que unas pruebas de ADN demostraran que ella era su madre. Desde entonces, han pasado casi dos meses.

La mujer llegó el 27 de agosto en patera a Fuerteventura. Asegura que después de permanecer 72 horas en una nave del muelle de Puerto del Rosario, le retiraron a su hija, le dijeron que la separación era por causa de la covid y que, en unas semanas, se la devolverían, pero no ha sido así. Desde entonces, solo ha podido verla por videollamada y un día de lejos en la playa. El suyo no es un caso aislado.

"Estamos procediendo a una reevaluación de la situación y analizando y estudiando si se mantiene dicha situación o se puede volver a la anterior", ha indicado este miércoles Del Río a los periodistas. El fiscal superior de Canarias ha dicho no poder ofrecer más información sobre el asunto. Ha señalado que la Fiscalía mantiene conversaciones con otras instituciones y organismos para resolver esta cuestión en breve.

placeholder Un total de 44 inmigrantes de origen magrebí han llegado en tres pateras a Playa del Inglés, en el sur de Gran Canaria. (EFE)
Un total de 44 inmigrantes de origen magrebí han llegado en tres pateras a Playa del Inglés, en el sur de Gran Canaria. (EFE)

Ha comentado que uno de los problemas que afecta a este proceso son las pruebas de ADN y que se estudia la posibilidad de que se puedan agilizar encargándose de las mismas otro organismo distinto a la Policía Nacional.

"No hay nada seguro, estamos analizando la situación creada" y reevaluando si es proporcionado o no separar a los niños de sus madres, ha insistido Del Río, quien ha reconocido que son "conscientes de la importancia" del asunto.

Yaiza Martín es trabajadora de Misión Cristiana Moderna, una de las entidades sociales que acoge a inmigrantes en Fuerteventura. Lleva más de dos meses escuchando llantos y súplicas de madres que han visto cómo son separadas de sus hijos, algunos de dos y tres años, y enviados a centros de menores.

placeholder Mariame Diomandé (c), Marisa Camara (i) y Bintou Camara (d), tres mujeres inmigrantes que llegaron en patera a Canarias, cuentan a Efe en las instalaciones de Misión Cristiana Moderna el sufrimiento que supone para ellas que les hayan separado de sus hijos nada más tocar tierra. (EFE)
Mariame Diomandé (c), Marisa Camara (i) y Bintou Camara (d), tres mujeres inmigrantes que llegaron en patera a Canarias, cuentan a Efe en las instalaciones de Misión Cristiana Moderna el sufrimiento que supone para ellas que les hayan separado de sus hijos nada más tocar tierra. (EFE)

Explica que "cuando llegan al puerto, a los niños los envían a centros de menores y a los adultos a una nave en el muelle (donde les hacen la PCR y filiación); luego a otra nave a pasar la cuarentena de la covid y después al albergue, pero a los niños no se los devuelven hasta que no salga la prueba de ADN, que suele tardar entre tres y cuatro meses". Las madres "viven esto de forma muy dramática, porque no saben dónde acudir", dice Martín.

El miedo al tráfico de menores

Fuentes de la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias, responsable de la tutela de los menores desamparados o no acompañados, ha confirmado a Efe esta práctica entre algunos de los niños que llegan en patera a las islas y han asegurado que se trata de una decisión de la Fiscalía Provincial de Las Palmas que se ha estado llevando a cabo con algunos menores en esta provincia.

Desde la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia han mostrado su "disconformidad" con esta medida a la Fiscalía, una práctica que, según el Gobierno canario no se lleva a cabo en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

El Gobierno de Canarias tiene constancia de al menos seis menores en Fuerteventura que se encuentran en esta situación, cuatro llegaron con sus madres y dos manifestaron haber viajado acompañados de otros familiares. En Gran Canaria hay también seis en las mismas circunstancias, cinco de una embarcación que llegó el viernes y un menor de dos años que arribó anoche a la isla.

Las pruebas de ADN confirmaron el pasado viernes que los cuatro menores de Fuerteventura son hijos biológicos de las mujeres de la patera del 27 de agosto, aunque los niños aún no han sido entregados a sus madres.

Padres HIjos Patera Canarias Inmigración Protocolo ADN
El redactor recomienda