Las comunidades autónomas endurecen las restricciones para encarar la Navidad
  1. España
crisis del covid-19

Las comunidades autónomas endurecen las restricciones para encarar la Navidad

A poco más de dos meses de Nochebuena, los dirigentes políticos empiezan a apuntar a las fiestas como punto estratégico en la contención de la segunda ola del coronavirus

Foto: Las comunidades autónomas endurecen las restricciones para encarar la Navidad
Las comunidades autónomas endurecen las restricciones para encarar la Navidad

A prácticamente dos meses de Nochebuena, la perspectiva de una Navidad con restricciones empieza a ser un mensaje frecuente en boca de los dirigentes políticos dentro y fuera de España. La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró este fin de semana, al pedir a los ciudadanos que se quedaran en sus casas, que la situación que se viva en las próximas fiestas "se decidirá en estos días". En España, conscientes de la llegada de los días de las reuniones familiares y ante el repunte de los contagios, las comunidades autónomas están comenzando a revisar su estrategia. Muchas han empezado por endurecer las restricciones para 'aplanar la curva' y, en segundo plano, un objetivo: llegar a la Navidad con una menor tasa de infectados y evitar restricciones más drásticas.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha dejado clara ya esa intención. Las medidas en la región para contener el virus miran ya hacia diciembre: "Tenemos que llegar a Navidad con una incidencia acumulada de 25 casos positivos por cada 100.000. Ese es el reto, ambicioso, pero si somos capaces de llegar a esos niveles, habremos salvado la campaña de Navidad y la salud", afirmaba a 'El País' este domingo.

Foto: Frente común de Ayuso y Almeida contra la "arbitrariedad" del Gobierno en Madrid

En Madrid, el estado de alarma impuesto por el Gobierno decaerá la semana próxima pero desde la CAM tiene claro que las restricciones seguirán siendo necesarias. Pero la presidenta de la CAM, Isabel Díaz Ayuso, defiende que sean medidas "sensatas" para evitar la quiebra económica de la región. La popular ha defendido los confinamientos por zonas básicas de salud establecidos por la consejería madrileña y su vicepresidente ha reclamado "medidas contundentes que hagan bajar de manera drástica la curva" antes de la campaña navideña.

Aguado no ha sido el único en señalar la Navidad como punto estratégico en la contención de la segunda ola. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, advirtió el pasado viernes en entrevista para RAC 1 de que las fiestas de este año "no serán normales" y que es necesario llegar a diciembre "en las mejores condiciones posibles". Para ello, las comunidades autónomas están aplicando nuevas restricciones, y algunas no descartan llegar a un nuevo confinamiento o al toque de queda, como Navarra y Cataluña.

Foto: Cataluña pide a Sánchez una moratoria de impuestos y descarta aún un toque de queda

En esta última comunidad, el 'president' en funciones, Pere Aragonès, aseguró este domingo que "no se descarta ninguna medida". En el primer fin de semana con los bares y restaurantes cerrados, Cataluña registró casi 6.000 contagios entre viernes y sábado, y el número de ingresados en el hospital ya supera el millar y tensiona su situación hospitalaria. Aunque la Generalitat plantea el toque de queda como una posibilidad, Aragonès declaró que "todavía no está sobre la mesa". La incidencia acumulada (IA) por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días se sitúa en casi 300 contagios.

Navarra, por su parte, es la región con el peor dato de IA en España (847). Allí, el Gobierno de María Chivite calificó la situación de "muy preocupante". Aunque los casos registrados este sábado fueron más bajos (136 menos que los del viernes), los registros de ingresos en UCI y los fallecimientos siguen empeorando. "No hay que descartar el confinamiento perimetral de Pamplona si los indicadores no mejoran", declaró Javier Remírez, portavoz del Gobierno de Navarra, en entrevista para Radio Euskadi.

Foto: Euskadi reduce aforos, suspende el deporte no federado y evalúa restringir la movilidad

Según el borrador del Plan de Respuesta Temprana en el que trabaja el Ministerio de Sanidad, según adelantó la Cadena SER, la comunidad foral se encuentra en el máximo nivel de alerta. Este se alcanzaría con una incidencia acumulada de 250 casos por cada 100.000 habitantes, además de otros indicadores basados en la presión de los servicios asistenciales o la capacidad de rastreo de las comunidades. Además de en Navarra, este último nivel se rebasa en Castilla y León, Madrid, La Rioja, Ceuta y Melilla.

La ciudad de Melilla se encuentra también en la clasificación de mayor incidencia acumulada, con 529,22. En esta región, el cierre de bares y restaurantes comenzó este domingo tras ser decretado por el Gobierno regional. La situación se extenderá durante 15 días, para después valorar su posible prórroga.

En Castilla y León, otra comunidad que se encontraría en el máximo nivel de alerta, los contagios diarios llevan superando el millar durante los últimos tres días. Y, desde este sábado, rigen en la región nuevas medidas, como la prohibición de consumir en la barra de los bares o la limitación de las reuniones a seis personas. Además, se encuentran confinadas las capitales de Salamanca, León y Palencia, junto con otras regiones en la provincia de Valladolid.

Foto: Castilla y León cierra Salamanca, veta fumar en terrazas y limita a 6 todas las reuniones

También Euskadi ha anunciado un endurecimiento de las medidas restrictivas ante el empeoramiento de los contagios durante la semana pasada. La consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, anunció este sábado la reducción de agrupaciones máximas de 10 a seis personas. En todos los espacios públicos, incluidos ascensores y cabinas y exceptuando las terrazas, el aforo se limitará al 50%. La asistencia a eventos al aire libre tendrá un máximo de 600 asistentes, y 400 en espacios cerrados. El Gobierno vasco también impondrá una limitación de horarios en la hostelería, que tendrá que cerrar sus locales a las 12 de la noche. Los parques y jardines lo harán a las 23:00, y se prohíben las competiciones deportivas no federadas, así como el uso de 'txokos' y sociedades gastronómicas.

A la espera de que el endurecimiento de las medidas surta efecto, los datos de Euskadi han experimentado un descenso, al pasar de los 841 notificados el viernes a los 753 del sábado. Una bajada que se reflejó en la tasa de positividad que, tras dos días por encima del 7%, se situó en el 6,1%.

Foto: Ni Asturias se salva: por qué hasta la región más ejemplar está sufriendo la segunda ola
Ni Asturias se salva: por qué hasta la región más ejemplar está sufriendo la segunda ola
Guillermo Cid Manuel Ángel Méndez Gráficos: Darío Ojeda

Otra comunidad que ha registrado una situación "preocupante" durante el fin de semana, según sus dirigentes, fue la de Asturias. El Principado comenzó a aplicar nuevas restricciones el pasado jueves, registró el sábado su mayor repunte de contagios en una jornada desde el inicio de la pandemia, con 269 positivos, con lo que la cifra total de infecciones se eleva a 8.176. Esta es la cifra más alta de casos diarios registrada desde el comienzo de la pandemia.

El Gobierno autonómico considera que Asturias vive una situación crítica y ha advertido de que la respuesta en los próximos 15 días es de vital importancia, por lo que se aconseja restringir la vida social y la movilidad. Del mismo modo, las autoridades de Cantabria han recomendado a sus vecinos autoconfinarse, con 155 nuevos positivos, y tres muertes más registradas el sábado.

Murcia también batió su récord de ingresos hospitalarios diarios desde marzo este fin de semana. En esta comunidad autónoma, el porcentaje de positivos respecto a pruebas PCR o de antígenos realizadas aumentó este sábado del 12,7% al 14,5%. Según los datos del Gobierno autonómico, fueron 643 las nuevas infecciones detectadas, lo que eleva el número total de casos a 9.298. La gran mayoría, 8.917, se encuentran en cuarentena domiciliaria.

Navidad Fiestas Salvador Illa Coronavirus
El redactor recomienda