La movilidad de Madrid a otras provincias fue un 11% mayor de lo normal el viernes
  1. España
“ESPERÁBAMOS MENOS, ¡NO MÁS!”

La movilidad de Madrid a otras provincias fue un 11% mayor de lo normal el viernes

Los datos de movilidad muestran que a lo largo de la semana hubo más residentes de Madrid en otras provincias que lo esperado. El día del estado de alarma fue el culmen

Foto: La movilidad de Madrid a otras provincias fue un 11% mayor de lo normal el viernes
La movilidad de Madrid a otras provincias fue un 11% mayor de lo normal el viernes

Entre las 11:30 del pasado jueves 8 de octubre y las 15:00 del viernes 9, las medidas de confinamiento perimetral que afectaban a Madrid y otros municipios de la región decayeron. El resultado, una breve ventana de oportunidad a las puertas de uno de los puentes más importantes del otoño que permitía a los residentes de la región abandonar la Comunidad de Madrid. Y así ha sido: “Hicimos el cálculo para ver cuántos desplazados menos había y cuantificar el impacto del estado de alarma, pero nos llevamos una sorpresa al ver que había de más”, responde a El Confidencial el físico Alberto Hernando, fundador de Kido Dynamics, empresa de ‘big data’ afincada en Suiza.

La compañía, cuyos datos ya sirvieron esta primavera para publicar junto a un grupo de científicos del CSIC el trabajo 'Efectos de la movilidad y múltiples focos en la propagación del covid-19 en España', ha identificado que durante la jornada del 9 de octubre, es decir, este pasado viernes, hubo un aumento de un 11% en la movilidad interprovincial esperada entre Madrid y otras provincias. Es decir, “la diferencia entre lo esperado en un día y un momento del año concretos y el número de visitantes”, corregida la tendencia estacional y la semanal.

"Madrid, por su escala, su densidad, por el total de su población, no se trata de un lugar cualquiera y no es comparable a cualquier otra región española"

“No se habla de madrileños, sino de desplazados desde Madrid, por lo que incluye todo tipo de razón de desplazamiento, y serán tanto naturales de Madrid como de otras provincias que estaban o residían en Madrid”, recuerda Hernando. “Madrid, por su escala, su densidad, por el total de su población, por su situación geográfica, por la estructura radial de la infraestructura de comunicaciones y por sus profundos lazos económicos con el resto de regiones, no se trata de un lugar cualquiera y no se puede comparar a cualquier otra región de España”.

Aunque parece entrar en conflicto con los datos proporcionados por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que este martes anunció que la salida y entrada en la ciudad de Madrid fue de 499.238 vehículos frente a los 169.080 de este puente, un 46,11% menos, hay que recordar tres factores: a) en este caso, los datos se ciñen al viernes y la semana anterior, no a todo el puente, b) lo hacen desde toda la CAM (que no había sido confinada perimetralmente, como sí ocurre con la ciudad de Madrid) y c) no se elaboran a partir de la movilidad en sí sino del exceso de visitantes.

Controles en el último día de puente en Madrid

El año del turismo de proximidad

La cifra del 11% es una diferencia sustancial con la variación que la compañía tiende a encontrar en una situación normal de movilidad, y que se encuentra entre el -0,07% y el +0,07% (un 7%). Sin embargo, como señala el cofundador de la compañía Ignacio Barrios en su presentación de los resultados, “hemos detectado en la última semana un claro incremento de estas visitas, indicando el movimiento de muchos residentes de Madrid a otras zonas de la Península, creciendo hasta presentar su máximo el propio 9 de octubre. Algunas provincias como Ceuta y Melilla, o Valencia, Palencia y Segovia, no muestran un comportamiento inusual, pero otras como Huelva, Cantabria, Asturias o Cádiz han crecido hasta cotas del 50%”.

Foto: Kido Dynamics.
Foto: Kido Dynamics.

Precisamente, algunas de las regiones que durante los meses de verano se han convertido en el destino preferido de muchos veraneantes, como ocurre con Asturias. Como recuerda el fundador de la compañía, destinada ante todo al sector turístico, “un efecto que hemos notado este verano es que pese a la crisis hay municipios que han experimentado un aumento en el número de visitantes, ya que las tendencias han cambiado y ha habido mucho turismo de proximidad. Por ejemplo, Castelldefels y Sitges han recibido mucho visitante de Barcelona que en lugar de irse a otros países o regiones se ha quedado en la provincia”.

“Entre las regiones que más han crecido, están efectivamente el suroeste, en Cádiz y Huelva, y el norte, en Asturias y Cantabria. No son necesariamente las que más visitantes han recibido, pero sí son las que más han crecido respecto al año pasado”, prosigue. “Esto nos hace pensar que el patrón se repite ahora en el puente. Sin embargo, sí observamos mucho viaje de ida pero no de vuelta. El efecto llamativo es que si usamos como métrica el número de viajes en lugar de visitantes, no se ve en algunos casos un incremento llamativo, ya que lo que no se ve ahí es el que se queda y no vuelve”. Como recuerdan los autores, no miden los viajes, como sí hace el Mitma, sino visitantes presentes en cada día en provincias distintas a la propia de residencia.

"El lunes por la noche había un 4% menos de residentes que lo esperado un día cualquiera"

Aunque la compañía aún no dispone de los datos de retorno del final del puente, que completa este martes, sí les consta que el lunes por la noche había “un 4% menos de residentes en Madrid que lo esperado un día cualquiera”. Así que se están dando dos fenómenos: por un lado, gente que ha abandonado la ciudad por el fin de semana y ha vuelto, y otros que se han marchado por tiempo indefinido. “Tal vez lo que dure el estado de alarma”, añade el fundador.

No es la primera vez… ni Madrid la única

La anterior publicación de finales de mayo se centraba en los momentos previos a otro estado de alarma, es decir, en la semana del 8 al 13 de marzo. Mostraba una correlación entre el aumento de la mortalidad durante las primeras semanas de la pandemia y la movilidad de esos días, de forma que hasta un 76% del pico se podía explicar “a partir de la movilidad entre cada provincia con Madrid y la ratio con la población local”.

La situación es ligeramente distinta en este caso, pues hay muchos más focos activos en toda la Península, por lo que Madrid ya no es la única fuente irradiadora, aunque sí puede ser una de los más potentes, al tratarse de una de las regiones con peores datos de Europa. Por ello, los autores recuerdan que “dado que esta métrica ya fue identificada como un predictor en la evolución del covid-19, consideramos de vital importancia tener en cuenta estos datos en la gestión del estado de alarma”.

Foto: Es Madrid, no los madrileños: la movilidad va a ser un problema (casi) sin solución

Al igual que ocurriese con la semana anterior a la declaración del estado de alarma en marzo, y a pesar de las restricciones ya implantadas en Madrid, el aumento se produjo a lo largo de toda la semana, y no únicamente en la jornada de (falsa) reapertura. La curva ya comenzó a aumentar desde el domingo día 4, y no ha parado hasta el viernes. Algo semejante a lo ocurrido en aquella semana, que mostraba que la incertidumbre no frena los viajes sino, más bien, los dispara.

Como ya recordamos en primavera, otra de las claves se encuentra en que Madrid es la comunidad española con más población residente de otras regiones: 630.000 españoles cambian cada día de provincia para trabajar. Como recuerda Hernando, que también es madrileño, “si por ejemplo hablamos de un 4% de residentes en Madrid fuera de la provincia, estamos hablando de unas 264.000 personas, una población mayor que la de todo Vitoria, A Coruña o Granada, por ponerlo en contexto. Tal cantidad de gente es un pellizco del total de Madrid, pero supone un incremento muy importante para cualquier otra región”.

Movilidad Barcelona Kido Dynamics.
Movilidad Barcelona Kido Dynamics.

El estudio, de hecho, también apunta a un aumento de movimientos en otra de las comunidades más afectadas: Cataluña. La gráfica presentada por Kido Dynamics no solo presenta un aumento sustancial de la movilidad interprovincial en la misma jornada que en Madrid —solo que sin estado de alarma—, sino también en el puente de la Mercè, que se celebró entre el jueves 24 de septiembre y el domingo 27, con una variación que supera el 3%.

“Detectamos mucho movimiento extra de salida en las provincias con ciudades grandes: Madrid, Barcelona, Sevilla, etc.”, explica Hernando. “Sin embargo, el resto de provincias no presenta un exceso fuera de lo esperado. Esto no quiere decir que la gente no saliera, sino que han salido tantos como eran de esperar un viernes cualquiera en esta época del año. Aunque la gran diferencia con Madrid es que otras provincias no tienen restricciones”.

La tendencia estacional va a la baja, recuerda la compañía, que en su explicación sobre el cálculo de visitantes muestra cómo desde el fin del verano, el número de visitantes madrileños en provincias como Alicante ha ido descendiendo paulatinamente en las últimas cuatro semanas coincidiendo con el final de las vacaciones, el descenso de las temperaturas y, pronto, con la oscuridad, factores que tradicionalmente reducen el número de desplazamientos en otoño… Al menos, hasta el próximo puente.

Coronavirus Madrid Turismo
El redactor recomienda