El juez cita al cura que agredió a los Bárcenas para que se examine su estado mental
  1. España
EL PRÓXIMO VIERNES

El juez cita al cura que agredió a los Bárcenas para que se examine su estado mental

Hasta salir a la luz la operación Kitchen, el episodio del falso cura se redujo a la iniciativa de un desequilibrado, pero ahora se investiga su posible relación con el caso Villarejo

Foto: El extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP, Luis Bárcenas. (EFE)

El juez que investiga la operación Kitchen, Manuel García Castellón, ha citado el próximo viernes a las diez de la mañana al conocido como el falso cura, Enrique Olivares, el sujeto que en octubre de 2013 irrumpió en el domicilio madrileño del extesorero del PP, Luis Bárcenas y, tras maniatar a su mujer y al hijo de ambos, exigió, revólver en mano, que le entregaran documentación y 'pendrives'. García Castellón quiere que le examine un forense para conocer su estado mental y aclarar si formó parte de la operación parapolicial diseñada por el ministerio del Interior para sustraer la documentación sensible que Bárcenas tenía en su poder.

Hasta salir a la luz la operación Kitchen, el episodio del falso cura se redujo a la iniciativa de un desequilibrado, pero ahora se investiga su posible relación con el dispositivo: el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, que supuestamente participó en el espionaje al extesorero, no trabajaba ese día y, pese ello, se presentó en la vivienda en cuestión de minutos para ayudar al hijo de Bárcenas, Guillermo, a reducir al atacante. Preguntado por este aspecto en sede judicial, el chófer sostuvo que se encontraba con su mujer cerca de la casa "cuando fue avisado telefónicamente" de que Rosalía Iglesias "estaba pidiendo auxilio por la ventana".

Foto: Ilustración: El Herrero.

La coartada siempre ha resultado sospechosa para los investigadores, por lo que ahora se acuerda la imputación de Olivares, como ha adelantado 'Cadena Ser'. "Túmbate en el suelo o le pego un tiro a tu madre", llegó a decirle el falso cura a Guillermo Bárcenas. "O me das la información o te doy un culatazo", agregó por si había alguna duda. La propia mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, destacó ante los investigadores que el falso cura parecía saber con precisión lo que buscaba: "Tenía unos conocimientos muy exhaustivos de la vida de todos los miembros de la familia", aseguró. El suceso se saldó con 22 años de prisión para el atacante, pero ahora se abre una nueva línea para aclarar su posible participación en la operación Kitchen.

La declaración del falso cura

En 2014, durante la celebración del juicio, Olivares lanzó una serie de frases por las que se puso en duda su estado mental. “Condénenme a lo que sea, pero que me dejen estas voces”, gritó. Ante la expectación del tribunal y de los abogados, el falso cura siguió adelante: “Sálganse de mi cabeza. Déjenme en paz. Váyanse ya. No quiero escuchar más voces. ¡Qué se vayan!”, llegó a gritar. Ante esta escena, el presidente del tribunal paró la vista durante diez minutos para que su abogado le explicase las maneras de comportarse ante un tribunal.

A Olivares, condenado ahora por allanamiento de morada, tres delitos de secuestro, tres delitos de amenazas, otro de tenencia ilícita de armas y de tres faltas de lesiones durante el asalto a la vivienda, se le incautó un revólver sin marca ni número cargado con balas de fogueo y una bola de acero adherida, numerosas bridas, pegamento, un limpiador para plata y unos guantes negros. Desde 2018, la Audiencia Nacional investiga su posible relación con la operación Kitchen, sospecha ante la que ahora se acuerda que le examine un forente para intentar aclarar su estado mental.

Luis Bárcenas
El redactor recomienda