La familia de Celaá denunciará las pintadas en la fachada de su vivienda en Neguri
  1. España
En la entrada de la mansión Tangora

La familia de Celaá denunciará las pintadas en la fachada de su vivienda en Neguri

El incidente ha ocurrido tras la intensa polémica que ha provocado que la ministra viajara a Bilbao el pasado viernes a pesar de decretarse en Madrid el estado de alarma

Foto: La familia de Celaá denunciará las pintadas en la fachada de su vivienda en Neguri
La familia de Celaá denunciará las pintadas en la fachada de su vivienda en Neguri

La entrada a vivienda familiar de la ministra de Educación, Isabel Celaá, en Neguri (Vizcaya) ha aparecido este domingo con varias pintadas en las que se pide su dimisión. Según fuentes cercanas a la ministra, creen que los autores de las pintadas han podido ser las mismas personas que hace unos meses realizaron una cacerolada ante la vivienda, pues según declaran "es el método de la ultraderecha en Euskadi". Además, la familia de Celaá pondrá una denuncia con el convencimiento de que se castiguen esos actos.

Foto: Celaá alega que una cita médica la forzó a volar tras decretar el estado de alarma

El incidente se produce después de la intensa polémica desencadenada este fin de semana después de que el Gobierno decretara el estado de alarma sobre la Comunidad de Madrid y la ministra decidiera viajar a Bilbao. Pese a que la prohibición de entrada o salida de la región, Celaá viajó en avión y, según han indicado fuentes del Ministerio lo hizo para visitar a su médico de cabecera después de sufrir un cólico.

La ministra de Educación pasó la noche del jueves en mal estado en su casa de Bilbao, pero aun así se levantó para viajar a Madrid a participar en el Consejo de Ministros extraordinario que decretaría el estado de alarma. Una vez finalizó la reunión, volvió a encontrarse mal, telefoneó a su médico -que se encuentra en la capital vizcaína- y concertó una cita para la tarde. Por eso la ministra tomó un vuelo con la compañía Air Europa desde el aeropuerto Adolfo Suárez con destino a Sondika que salió una vez que el Gobierno había decretado el estado de alarma, que incluía la prohibición expresa de no abandonar la ciudad de Madrid y otros ocho municipios de la comunidad autónoma.

De caceroladas a pintadas

Hace unos meses, una treintena de personas se presentaron en la vivienda de la ministra para protestar en contra del Gobierno de coalición y pedir tanto la dimisión de ella como la del resto de miembros, después de promover una convocatoria a través de redes sociales. Como se ha explicado, desde el entorno de Isabel Celaá se piensa que podrían ser también los autores de las pintadas.

Este no fue un hecho aislado, otros integrantes del Ejecutivo fueron increpados en sus casas, como es el caso del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Desde la agrupación de Ciudadanos en Getxo se han solidarizado con la ministra y su familia y han condenado las pintadas.

Isabel Celaá
El redactor recomienda