Felipe VI y Sánchez viajarán a Barcelona tras el veto en la entrega de despachos a jueces
  1. España
RECTIFICACIÓN DE MONCLOA

Felipe VI y Sánchez viajarán a Barcelona tras el veto en la entrega de despachos a jueces

Lo harán después de haber vetado la presencia del monarca en Cataluña coincidiendo con la entrega de despachos a los jueces

Foto: El rey Felipe VI (i), en el Palacio de Marivent durante su audiencia este verano al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El rey Felipe VI (i), en el Palacio de Marivent durante su audiencia este verano al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Moncloa busca desandar sus pasos. Este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará a Barcelona con Felipe VI. Lo hará después de haber vetado la presencia del monarca en Cataluña, coincidiendo con la entrega de despachos a los nuevos jueces. En esta ocasión, según han confirmado desde Moncloa y Zarzuela al mismo tiempo en perfecta coordinación, la visita a Barcelona responde a la participación de ambos en un acto de entrega de los premios de la Barcelona New Economic Week y que se encargará de presidir el Rey. Ambos visitarán juntos también en la Zona Franca de Barcelona la primera incubadora europea de alta tecnología en impresión en tres dimensiones.

La polémica ausencia del monarca en la entrega de despachos en Barcelona fue justificada por el Ejecutivo para "velar por la convivencia" en Cataluña. Una decisión que ha provocado un debate político en los últimos días, avivado por el cuestionamiento de algunos ministros de Unidas Podemos sobre la neutralidad del Rey. De hecho, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, llegó a afirmar que una "monarquía hereditaria" estaba "maniobrando contra el Gobierno elegido democráticamente". El vicepresidente Pablo Iglesias respaldó sus palabras inmediatamente: "Respeto institucional significa neutralidad política".

Foto:  Los expresidentes del Gobierno Mariano Rajoy y Felipe González, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

La polémica no ha cesado precisamente por la ausencia de una defensa cerrada del Gobierno hacia la figura del monarca. Ni Pedro Sánchez ni ningún miembro destacado del Ejecutivo por la parte socialista enmendó las declaraciones de Garzón, Iglesias, y días después del ministro Manuel Castells en la misma linea. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, sí dijo en una rueda de prensa que el Rey "siempre ha sido neutral". Fue ya en el pleno del Congreso cuando el ministro de Justicia fue un paso más allá dejando claro que "defenderé hasta la última gota de mi sangre tanto a la monarquía, al Estado constitucional y a la justicia”.

Los partidos de la derecha han sido muy críticos con la postura del Gobierno, especialmente con el hecho de que Sánchez no refrendara la presencia de Felipe VI en un acto de Barcelona sin motivo aparente. La cercanía de la sentencia de Torra del Supremo, que después confirmó la inhabilitación de año y medio, y la posibilidad de disturbios (que al final fueron escasos) son algunos motivos que más tarde el Gobierno sí catalogó como riesgos "para la convivencia".

Foto: Pablo Iglesias (d) y el ministro de Consumo, Alberto Garzón (2d). (EFE)

Precisamente, mientras se conocía que el Rey y Sánchez viajan juntos a Barcelona este viernes, el ministro de Justicia explicaba en 'Onda Cero' que "los hechos diferenciales" que han llevado al Gobierno a apoyar el acto de Felipe VI en la ciudad condal eran precisamente esos. La confirmación de la inhabilitación de ya 'expresident' y que el aniversacio del 1-0 ya se ha producido, igual que el del 3 de octubre, cuando hace tres años el Rey pronunció un discurso muy criticado por el mundo independentista. Juan Carlos Campo volvió a reiterar en esa entrevista que la decisión del Gobierno de evitar la presencia del monarca se debió a que “se podría provocar tensión”, disociándolo de cualquier “desafecto” por parte del Gobierno a la institución monárquica.

Rey Felipe VI Barcelona Cataluña