Operación Cataluña: el Gordo insinúa que un informe secreto desapareció en los registros
  1. España
ASEGURA QUE LO TENÍA EN UN CAJÓN DE SU CASA

Operación Cataluña: el Gordo insinúa que un informe secreto desapareció en los registros

En marzo de 2019, durante su declaración por la operación Kitchen, aseguró que en su casa guardaba documentación sobre la operación Cataluña cuando esta se registró en 2018

placeholder Foto: El excomisario Enrique García Castaño, alias el Gordo, a su llegada a la Audiencia Nacional en enero de 2020. (EFE)
El excomisario Enrique García Castaño, alias el Gordo, a su llegada a la Audiencia Nacional en enero de 2020. (EFE)

Los interrogatorios en el caso Villarejo siempre dejan titulares que van más allá de los hechos investigados. Ocurre cada vez que el comisario jubilado comparece y lanza dardos a políticos y empresarios, pero también con las declaraciones de otros imputados. Uno de los últimos episodios se produjo el 26 de marzo de 2019, cuando llegó el turno de Enrique García Castaño, exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO). El policía, alias el Gordo, había sido citado como investigado por la operación Kitchen, pero tras casi dos horas de interrogatorio, dio entender que, durante el registro de su casa en 2018, desaparecieron informes sobre investigaciones pagadas con fondos reservados: "La operación Cataluña la tengo [en 2018] completa.", aseguró ante el juez Manuel García Castellón.

Pese a no haber constancia de que la Audiencia Nacional o la Fiscalía estén investigando la llamada operación Cataluña, esta siempre ha estado unida a la figura de Villarejo y su círculo. El propio comisario reconoció su existencia en julio de 2016, antes de su detención y posterior ingreso en prisión provisional. En su declaración como imputado ante el juzgado que investigaba la grabación de un encuentro entre dos policías y dos agentes del CNI para hablar del caso Nicolás, Villarejo aseguró que había trabajado de forma "muy intensa" en este operativo durante 2012. El policía no fue más allá, pero en unas grabaciones publicadas por el diario 'Público' también se puede escuchar a exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ordenando en 2014, poco antes de la consulta del 9-N, que la policía buscara trapos sucios de Convergencia y ERC.

Desde su detención, Villarejo ha hecho referencia en repetidas ocasiones a supuestos operativos policiales al margen de la autoridad judicial y pagados con fondos reservados que, según su versión, buscaban amedrentar al independentismo. En agosto de 2019, lanzó una nueva batería de amenazas a través de un comunicado y, una vez más, hizo referencia a Cataluña. "Mi memoria es un vertedero de basura: cada día que estoy aquí encerrado, recuerdo cada vez más la basura que unos y otros me pidieron hacer desaparecer", aseguraba. "Espero que ninguna de estas 20 nuevas piezas se refiera a las operaciones de Inteligencia que hice para forzar la investigación del clan Pujol, ya que era el instigador y jefe de esta deriva independentista, que luego tornó en una atolondrada marea amarilla".

En el caso de Villarejo, separar ficción de realidad resulta complicado, pero en lo que se refiere a la supuesta operación Cataluña, son muchos los indicios que apuntan a que sus palabras contienen parte de verdad. Como adelantó El Confidencial, la Policía envió en 2014 a 30 agentes de su Unidad de Inteligencia (UI) a investigar a Cataluña y, en lo que se refiere al trabajo de campo, esta labor recayó sobre la Unidad de Asuntos Internos, departamento dirigido por el comisario Marcelino Martín Blas-Aranda, enlace del cuerpo con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). En 2016, durante su declaración como imputado por la mencionada grabación, Villarejo apuntó precisamente a Martín Blas-Aranda como el hombre con el que había trabajado codo con codo en este operativo, palabras a las que ahora se suman las insinuaciones de García Castaño.

Foto: El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. (EFE)

Su referencia a la operación Cataluña se produjo en pleno interrogatorio sobre Kitchen, el dispositivo diseñado en 2013 para sustraer documentos sensibles al extesorero del PP, Luis Bárcenas. Durante su declaración, García Castaño hizo referencia al pago de la misma con fondos reservados y, cuando el fiscal Ignacio Stampa le preguntó por el origen de la documentación que presentaba para sustentar su versión, él se escudó en que, tras su cese como jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo, fue mucha la información que se llevó de sus investigaciones. Stampa insistió en cómo podía tener este tipo de informes en su poder dada la trascendencia de los mismos y, llegados a ese punto, el Gordo puso como ejemplos otros casos secretos sobre los que también guardaba documentación en su casa, que fue registrada en 2018:

- García Castaño: "Mucha documentación de mi trabajo sí que me he llevado. La operación Cataluña la tengo completa. La operación de ETA la tengo completa. La operación del Grapo la tengo completa".

- Stampa: "Y tantos papeles y policía... Y no encontramos nada en su casa. Ahora resulta que era un arsenal de documentación de fondos reservados y no encontramos nada".

- García Castaño: "¡Pero si estaba ahí en aquel momento! ¡Estaban allí, que ponía UCAO, en un cajón! ¡Si se veían ahí los papeles que ponía UCAO! ¿No se fijó usted cuando abría los cajones que aparecía el escudo de la Policía y ponía UCAO? ¿No lo vio usted?".

Stampa evitó entrar al trapo y no fue más allá con sus preguntas para centrarse de nuevo en la operación Kitchen. Al inicio del interrogatorio, el Gordo había dejado claro que quería ampliar sus declaraciones anteriores para "colaborar con la Justicia" y sus referencias a esos supuestos informes no le beneficiaban de forma alguna, pero el fiscal no creyó sus palabras en ningún momento. Sea como sea, los fantasmas de la operación Cataluña aparecieron de nuevo en el caso Villarejo.

Audiencia Nacional Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Comisario Villarejo
El redactor recomienda