Dimite el consejero de Políticas Sociales de Madrid, Alberto Reyero
  1. España
"UNA DECISIÓN MEDITADA", ASEGURA

Dimite el consejero de Políticas Sociales de Madrid, Alberto Reyero

Asegura en una carta a la presidenta de la Comunidad que su marcha es una "decisión meditada"

Foto: El consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero. (EFE)
El consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero. (EFE)

El consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, que estuvo en el centro de la polémica por la gestión de las residencias en la primera ola del coronavirus enfrentándose duramente al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado su dimisión en la tarde de este viernes. Según aparece reflejado en su carta de dimisión se trata de una "decisión meditada y no apresurada", reconociendo que necesita “cerrar una etapa, dar un paso al lado y volver a mi trabajo en la Asamblea donde seguiré defendiendo los derechos de los más vulnerables”. Su sustituto será Javier Luengo, su número dos hasta el momento en la Consejería. Según ha podido saber este diario, la dimisión estaba decidida desde hacía meses pero tras negociarlo con el partido optó por esperar hasta que fuera el momento más adecuado.

Su marcha coincide con una tensa semana en la Comunidad de Madrid, en el permanente enfrentamiento que mantiene el Gobierno regional con el estatal, pero también en un momento de crisis interna importante. Sobre todo, después de que Ignacio Aguado hiciera público su desacuerdo de no acudir a los tribunales con la orden dictada de Sanidad (una decisión que el vicepresidente ni siquiera conocía y que tomó la presidencia con su entorno más cercano). La carta, de hecho, finaliza con un mensaje claro, deseándole "mucha suerte" a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y recordando que "la unidad entre las instituciones es el camino más acertado para vencer al virus".

Foto: Reyero, al fondo, observa a Díaz Ayuso y al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)

En realidad, la marcha de Reyero era una noticia esperada y zanja uno de los episodios de crisis interna entre socios. Pero, tras especulaciones sobre si se produciría antes de verano o si la presidenta incluso haría una remodelación a fondo dentro de su Ejecutivo, los rumores cesaron. El momento de mayor tensión llegó en el mes de junio cuando la Asamblea debatía la reprobación del consejero de Sanidad y se hizo palpable la posibilidad de que Reyero la respaldara. Al final no ocurrió y el Gobierno permaneció unido. Eso sí, 48 horas antes de aquella votación dimitió el jefe de gabinete de Reyero asegurando que era "por motivos personales".

El hecho de que el consejero reconozca que tenía meditada la decisión evidencia que estaba esperando el momento justo para hacerlo, como ha podido confirmar este diario de fuentes de Ciudadanos. “La situación en las residencias está en la actualidad bastante controlada, aunque no nos podemos confiar”, advierte, “es necesario no bajar la guardia”. Reyero considera que en esta segunda oleada, a diferencia de la anterior, el conocimiento sobre el virus es mayor y todos los centros cuentan con planes de contingencia, además de que la derivación hospitalaria es fluida.

El ya consejero dimitido reconoce que “una de las mayores enseñanzas de esta crisis es que el modelo de cuidados necesita cambios” y recuerda que, aunque antes de la crisis del covid era algo de sobra conocido, “ahora se hace ineludible acometer”. En su carta lanza un mensaje de reconocimiento a los trabajadores de las residencias, “que tuvieron un papel protagonista en la batalla y que estuvieron a la altura”, además de agradecer “la oportunidad” a Ignacio Aguado, el vicepresidente de su partido que lo nombró.

Madrid Ignacio Aguado Isabel Díaz Ayuso Ciudadanos