dijo que "maniobra contra el Gobierno"

La defensa del Rey enfrenta a PP y Cs con Batet: "Se agreden las instituciones. Basta ya"

Las palabras de Rufián hablando de "monarquía autoritaria" encienden al PP y Casado exige que se retire del diario de sesiones. También Arrimadas exige a Batet actuar

Foto: El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

Como era previsible, el Rey sobrevoló toda la sesión de control al Gobierno, la primera celebrada desde su polémica ausencia a la entrega de despachos de nuevos jueces y tras recibir ataques de algunos ministros, como Alberto Garzón, que llegó a afirmar que el jefe del Estado “maniobra contra el Gobierno”. Como publicó este diario, el PP ha lanzado una ofensiva parlamentaria en todas las CCAA y ayuntamientos para defender la figura de Felipe VI. Y también en la sesión de control todos sus dirigentes hicieron mención al Rey independientemente del tema que se estuviera discutiendo.

Pablo Casado afeó al presidente del Gobierno no haber desautorizado a sus ministros (tres en total) ni haber salido en defensa del monarca (le acusó de "desleal" a la Corona y de “subvertir la legalidad”). También su número dos, Teodoro García Egea, hizo lo mismo con Iglesias. Y el resto de diputados aprovecharon su turno de palabra para insistir. El líder del PP se enfrentó a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tras las declaraciones del portavoz de los republicanos catalanes. "Se han vertido insultos contra las instituciones del Estado. Usted tiene la responsabilidad de no tolerar la acusación de Rufián contra jefatura del Estado, que ha calificado de "autoritaria". Ya lo hizo Bildu en la investidura y usted no dijo nada", le reprochó Casado a Batet exigiendo que se retiraran "esos ataques" del diario de sesiones.

Casado: "Lleva dos años siendo desleal tolerando los ataques de su Gobierno al jefe del Estado"

En realidad, Rufián lanzó críticas continuas al jefe del Estado, como cuando dijo que Vox "tiene 52 diputados en el Congreso, aunque en realidad tiene 53, porque uno está en Zarzuela".

Casado fue más allá al dirigirse a Batet: "La monarquía fue votada y elegida, por cierto, también por un 90% de los catalanes. Y Felipe VI hace seis años en esta misma Cámara. No se puede agredir así a las instituciones. No todo vale. Basta ya, señora presidenta", zanjó Casado.

A continuación pidió la palabra desde su escaño Inés Arrimadas para lanzar los mismos reproches a la presidenta del Congreso. “Estaba usted quedando muy mal defendiendo al señor Rufián al decir barbaridades y no dándole la palabra a una diputada”, espetó la líder de Ciudadanos. Batet cortó a Arrimadas insistiendo en que no había posibilidad de efectuar preguntas. Las quejas y el ruido volvieron al hemiciclo, como ocurrió en más ocasiones a lo largo de la sesión.

Garzón al PP: """Están más tiempo cerca del delito que cerca de la Constitución"""

Justo después comenzaba un debate de interpelación urgente a la ministra de Industria y Turismo a propuesta de Ciudadanos. La diputada naranja gaditana, Mari Carmen Martínez, retomó el asunto desde la tribuna antes de hablar de hostelería y autónomos: "Voy a empezar formulando la pregunta que quería hacerle la señora Arrimadas. ¿Qué es una ofensa al Rey y qué considera esta presidencia que es una ofensa al Rey?", dijo, arrancando aplausos en la bancada de la derecha y poniendo en pie a diputados de PP, Vox y de su propia formación.

Batet tuvo que pedir silencio en innumerables ocasiones a lo largo de la jornada, aunque el debate fue especialmente bronco cuando reaparecía el debate sobre la monarquía. El ministro más contundente probablemente fue el de Justicia, Juan Carlos Campo, que al responder a una de las preguntas planteadas por la oposición, zanjó: “Defenderé hasta la última gota de mi sangre tanto a la monarquía, al Estado constitucional y a la justicia”. A última hora de la mañana se produjo un nuevo debate sobre la misma cuestión propuesto por el PP. La moción que ha registrado la formación conservadora en cada rincón de España y que en esta ocasión defendió Cuca Gamarra con nuevos reproches a Campo. El ministro se defendió: "No busque confrontación con la monarquía porque no la va a encontrar".

Otro momento esperado era un nuevo pronunciamiento del ministro Garzón tras sus polémicas declaraciones cuando criticó la llamada del Rey al presidente del CGPJ. “Entre algunas de esas cosas que dicen, soy republicano (...) La Constitución de 1978 cristalizó la libertad y explicitó la neutralidad de las instituciones”, respondió el titular de Consumo sin rectificar ninguna de sus palabras anteriores. El integrante del Ejecutivo de coalición se limitó a señalar, primer, que “nuestro sistema político es una monarquía parlamentaria” para, posteriormente, cargar contra los populares por "asumir las tesis oficiales que han estado presentes durante mucho tiempo y que dicen que hay un enemigo interno en el país, la 'antiEspaña', que es todo aquel que no concuerde con sus ideas".

Inés Arrimadas se dirige a Meritxell Batet. A su lado, Gabriel Rufián. (EFE)
Inés Arrimadas se dirige a Meritxell Batet. A su lado, Gabriel Rufián. (EFE)

“Ustedes son muchas cosas, pero no constitucionalistas”, concluyó Garzón, quien ha acusado a los populares de utilizar la Corona “igual que la justicia, para echarla a la cabeza de los demás”. “No aceptan otra visión de país. Ustedes están más cerca del delito que de la Constitución”, aseveró, recibiendo aplausos de Unidas Podemos y de la bancada socialista. Preguntado posteriormente en rueda de prensa, aseguró que no se siente "incómodo" en el Ejecutivo por su posición.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios