Cientos de antidisturbios viajan a Cataluña para controlar las protestas por el caso Torra
  1. España
INTERIOR DIO EL VISTO BUENO LA SEMANA PASADA

Cientos de antidisturbios viajan a Cataluña para controlar las protestas por el caso Torra

Con el fin de controlar los previsibles desórdenes públicos derivados de la Diada y la entonces previsible inhabilitación del 'president' de la Generalitat por parte del Supremo

Foto: Protestas en Girona tras inhabilitación de Torra. (EFE)
Protestas en Girona tras inhabilitación de Torra. (EFE)

El Ministerio del Interior dio el visto bueno hace semanas a que más de 200 antidisturbios de la Policía Nacional se desplazaran a Cataluña procedentes de varias comunidades autónomas con el fin de controlar los previsibles desórdenes públicos que se venían encima por varios motivos. Por un lado, por la Diada que cada año concentra a miles de personas. Por otro, por la previsible confirmación de la inhabilitación al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que se disponía a hacer el Tribunal Supremo.

Esto último tuvo lugar ayer, cuando la Sala de lo Penal del alto tribunal revalidó la condena que el propio alto tribunal impuso en diciembre de 2019 contra el jefe del Gobierno catalán por el delito de desobediencia por incumplir la orden de la Junta Electoral Central de retirar, durante la campaña electoral, una pancarta en apoyo a los presos del 'procés' que estaba colgada en el Palau de la Generalitat. El Supremo consideró ayer que la sentencia que condenaba a Torra a un año y medio de inhabilitación se ajustaba a derecho, ya que el 'president' desobedeció de forma "contumaz y obstinada" a la autoridad electoral.

Foto: Ladrillos contra los Mossos y barricada en el Parlament: la respuesta de los CDR al fallo

Tras hacerse público ayer esta última resolución, miles de personas tomaron las calles para protestar, ya que la inhabilitación —que es efectiva en el mismo momento en que se firma el fallo— condena a la sociedad catalana también a sufrir una etapa de interinidad en la presidencia de la administración autonómica que se alargará previsiblemente hasta las próximas elecciones regionales que se celebrarán probablemente el próximo febrero. Las manifestaciones se hicieron de hecho visibles por la práctica totalidad de los municipios catalanes. En Barcelona, por ejemplo, cinco personas fueron detenidas en una marcha convocada por los CDR que provocó diversos desórdenes públicos y altercados.

Los más de 200 antidisturbios de la Policía Nacional colaboran en principio con sus homólogos de los Mossos d'Esquadra en la labor de control de masas que estos últimos tienen encomendada. En los últimos años no han sido pocas las ocasiones en las que la Policía Nacional y la Guardia Civil se han desplazado hasta Cataluña para llevar a cabo funciones similares y, salvo en contadas excepciones, la colaboración entre los tres cuerpos ha sido razonable. En esta ocasión, según fuentes policiales, la Policía Nacional y los Mossos se están coordinando perfectamente para apaciguar la violencia de las protestas.

Foto: Los CDR quieren volver a la Barcelona ‘sitiada’ de antes de la pandemia

Las diferentes asociaciones y partidos políticos nacionalistas, sin embargo, no están afrontando unidos todas estas concentraciones. En paralelo a los CDR, la ANC y Òmnium convocaron movilizaciones por su lado. ERC y JxCAT tienen sus intereses electorales diferenciados y tampoco se han conjurado para hacer piña contra la decisión del Tribunal Supremo. Es la primera vez que hay tanta desunión en este tipo de convocatorias, una característica que ha llevado a que muchas de ellas se lleven a cabo sin tener en cuenta las medidas sanitarias puestas en marcha con motivo de la pandemia. Ni ANC ni Òmnium, por ejemplo, pusieron impedimento alguno en sus concentraciones y se limitaron a llamar masivamente a la población.

Antidisturbios Tribunal Supremo Quim Torra Ministerio del Interior Junta Electoral Central Cataluña Mossos d'Esquadra CDR Policía Nacional
El redactor recomienda