De los 'barridos' de Santamaría a la cabeza de Esperanza Aguirre: el sumario de la Kitchen
  1. España
Conversaciones de Villarejo

De los 'barridos' de Santamaría a la cabeza de Esperanza Aguirre: el sumario de la Kitchen

El sumario de la operación Kitchen está cuajado de alusiones a dirigentes del Partido Popular de la etapa de Mariano Rajoy

placeholder Foto: Fotografía de archivo de Soraya Sáenz de Santamaría y Esperanza Aguirre. (EFE)
Fotografía de archivo de Soraya Sáenz de Santamaría y Esperanza Aguirre. (EFE)

El sumario de la operación Kitchen está cuajado de alusiones a dirigentes del Partido Popular. Las conversaciones mantenidas por el comisario Villarejo con su entorno se refieren a distintos episodios de difícil confirmación relacionados con altos cargos de la etapa de Mariano Rajoy e incluso con el propio expresidente del PP y del Gobierno, que aparece citado en innumerables ocasiones con su nombre o por medio de sus motes (el barbas o el asturiano). En otros fragmentos se menciona a Esperanza Aguirre, a la que fuera vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría o a la secretaria general María Dolores de Cospedal.

placeholder

Sobre Santamaría, el policía retirado y ahora en prisión provisional asegura haber recibido órdenes directas de ella para efectuar 'barridos' con material electrónico en el Congreso de los Diputados. Según indica, la "colaboración" fue prestada en el año 2009 o 2010. "Los aparatos, los aparatos los metió dentro una señora", añade el comisario jubilado, que también se refieren a un presunto uso fraudulento de fondos para pagar la aparición de la exvicepresidenta en una revista. "Una campaña de imagen que hizo ella" que se pagó "con unas facturas chungas", señala. "Unas facturas falsas que hicieron con Paco Villar y el grupo parlamentario Grupo Popular", concreta.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

Las guerras internas del PP quedan también reflejadas en el sumario. En concreto, en la presunta orden de Rajoy al comisario para que la Asociación Transparencia y Justicia, vinculada con Villarejo, se personara en el procedimiento abierto contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, como acusación popular. En una de las conversaciones que aparecen en el caso, el policía encarcelado cuenta que Rajoy "quería cortarle la cabeza" a la ex jefa del Gobierno regional y que él estaba haciendo gestiones para acorralarla por la vía judicial a través de la asociación que manejaba. El enfrentamiento de Villarejo con otro mando policial, el que llegó a ser jefe de Asuntos Internos y principal rival en el cuerpo, Marcelino Martín Blas, provocó que el primero usara su posición en la causa como moneda de cambio.

placeholder

"Dile al tonto polla del Asturiano que o me quitan al Marcelino o le levanto el pie a la Esperanza. No, no, que sí, que sí, que mañana, que tal... Entonces pasó una semana y le dije, mañana, 24 horas, mañana le levanto el pie a la Esperanza. ¡No te atreverás, que yo quedo muy mal y tal! A mí me suda la polla cómo quedes tú, me tenéis hasta la polla. Y al día siguiente lo quité de abogado, al día siguiente lo quité de abogado del tema de Esperanza, porque dije, además como no me fio de ti, ya no eres el abogado del tema, y le levanté el pie", describe Villarejo.

Como no había conseguido su objetivo de quitarse del medio a Martín Blas, según reconoce el propio Villarejo, este último se fue al despacho del entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, también imputado en el procedimiento, para quejarse. "Luego, como sequía el Marcelino dando por culo, cogí al Secretario de Estado, a Paquito el Chocolatero; le dije, Paco, el asturiano me lo llevo por delante, dile que tal si no mira, un juicio, óyete, mira lo que estás hablando...", le advirtió sobre Rajoy.

Foto: La exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una imagen de archivo de 2015. (EFE)

Cospedal es otra de las permanentes protagonistas de los 12 tomos que compone el sumario, a los que ha tenido acceso El Confidencial. Las charlas grabadas y reproducidas vinculan a la exsecretaria de Estado con la contratación del principal topo del operativo policial encubierto contra Luis Bárcenas. En la conversación, Villarejo llega a ofrecer detalles sobre el modo en que consiguió obtener la información y captar a Sergio Ríos, con la intermediación de 'Cospedín' y su marido Ignacio López del Hierro.

Las grabaciones de la operación Kitchen estrechan el cerco a Mariano Rajoy

Los insultos a Rajoy son permanentes. El núcleo de Villarejo se refiere a él con los sobrenombres de 'Barbas' o 'El Asturiano'. "El tonto polla del Asturiano, eh, que me toca la polla y que, bueno, me podrá meter en el maco, me podrá no sé qué, pero le busco una avería que se caga, eh, le busco una avería que se caga", dice el comisario en una de ellas. No en vano, en varias ocasiones el policía deja entrever que Rajoy tenía conocimiento del espionaje que el propio Villarejo estaba haciendo al extesorero del PP, Luis Bárcenas, a través del chófer de la mujer de este último, Sergio Ríos. "Yo tenía otro enlace y ya no lo tengo", admite en un momento el comisario retirado en referencia al expresidente del Gobierno.

En uno de los informes de Asuntos Internos, con fecha 30 de octubre de 2018, los investigadores de hecho señalan que la operación Kitchen tuvo "resultado positivo" y estuvo coordinada por el entonces secretario de estado de seguridad, en referencia al mencionado Martínez, "con conocimiento del asturiano", en referencia a Rajoy. En otro informe, elaborado por la misma unidad policial el siguiente 16 de noviembre, Asuntos Internos menciona que "el asturiano" era superior jerárquico o tenía influencia sobre Martínez, capacidad "para promover el cese" de Martín Blas y el entonces secretario de estado habría "ejercido como intermediario entre Villarejo" y él. Además, continúa el informe, el policía "dispondría de información comprometedora" de él.

El sumario de la operación Kitchen está cuajado de alusiones a dirigentes del Partido Popular. Las conversaciones mantenidas por el comisario Villarejo con su entorno se refieren a distintos episodios de difícil confirmación relacionados con altos cargos de la etapa de Mariano Rajoy e incluso con el propio expresidente del PP y del Gobierno, que aparece citado en innumerables ocasiones con su nombre o por medio de sus motes (el barbas o el asturiano). En otros fragmentos se menciona a Esperanza Aguirre, a la que fuera vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría o a la secretaria general María Dolores de Cospedal.

Partido Popular (PP) Esperanza Aguirre Audiencia Nacional Mariano Rajoy
El redactor recomienda