crisis sanitaria del covid-19

Sánchez no contempla un confinamiento del país ante la segunda ola del virus

El presidente del Gobierno reconoce que las cifras de la pandemia en España son preocupantes, pero asegura que el país está más preparado que en marzo para afrontarlo

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura6'

La segunda ola del coronavirus en España, y en Europa, es motivo de preocupación, pero "estamos más preparados" que en marzo. Así lo ha asegurado este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que afirma que aunque no se contempla un nuevo confinamiento del país, ninguna opción es totalmente descartable porque el virus sigue siendo algo desconocido.

"Vivimos una segunda ola en toda Europa, pero en España los datos muestran que el avance es distinto al que vivimos en primavera (...) No contemplo un confinamiento en el país. No podemos cerrar ninguna puerta porque el virus es un agente desconocido", ha afirmado Sánchez en entrevista con La Sexta Noche. El Ministerio de Sanidad notificó este viernes 14.389 nuevos contagios, elevando la cifra total de infectados desde el comienzo de la pandemia a 640.040.

El presidente ha subrayado que se está observando que el aumento de los casos de covid-19 es "un poco más lento" y "por eso estamos detectando siete de cada 10 positivos, cuando en la primera ola la proporción era de 1 de cada 10". Y aunque Sánchez ha reconocido que la presión hospitalaria está creciendo, asegura que "no en la misma medida". "El sistema está mucho más preparado, pero los datos invitan a la preocupación y hay que reforzar la colaboración del Gobierno central con las comunidades".

Respecto a la potencial vacuna para finales de año, Sánchez ha recordado que hay 180 proyectos y 35 en fase de ensayo clínico, siendo siete de ellas proyectos muy avanzados. "Las previsiones dicen que en diciembre tendremos no una sino dos vacunas y en enero entrarían las otras cinco. Es una previsión que decimos con cautela, pero lo decimos para que los ciudadanos vean que la ciencia avanza de manera rápida y contundente", ha indicado. "Hace cuatro meses me decían que no habría vacuna en un horizonte de dos años, ahora tenemos esta previsión. Ojalá sea así".

Acudirá a su cita con Ayuso "a ayudar"

El presidente tiene previsto reunirse con Isabel Díaz Ayuso este lunes en la sede de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol. Según ha indicado, su intención con esta visita es lanzar un claro mensaje de cooperación con la comunidad y dejar de lado la lucha partidista. "El Gobierno de España va a ir el lunes a la Puerta del Sol a ayudar, no a juzgar. La visita a Madrid se la propuse a Ayuso, como un mensaje de empatía y absoluta colaboración con el gobierno autonómico", ha explicado Sánchez. "Habrá gente que piense que deberíamos usar otra dialéctica, pero creo que debemos apartar la lucha partidista y arrimar el hombro. Eso es lo que voy a hacer. No voy a tutelar, no hay preocupación en ese sentido".

La comunidad decidió este viernes restringir la movilidad en las 37 áreas de salud más afectadas por el virus. Las medidas afectan a seis distritos en la capital y a ocho municipios y entrarán en vigor el próximo lunes, afectando a más de 850.000 ciudadanos. Al respecto, el presidente ha dicho esperar que las medidas decididas por los expertos epidemiólogos que trabajan para Madrid sean las adecuadas. "La CAM está duplicando la media de contagios respecto a la media nacional, es una situación preocupante".

"Mi mensaje es que el Gobierno va a ir el lunes a la Puerta del Sol (sede del Gobierno madrileño) a ayudar, a apoyar. No vamos a juzgar ni evaluar", ha recalcado.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que es necesario poner a disposición de todos los recursos del Estado para "doblegar la curva", tanto en Madrid como en el resto del país, donde este sábado once comunidades que han actualizado sus datos diarios han sumado más de 7.000 nuevos positivos en las últimas 24 horas, siendo Andalucía y Cataluña las comunidades con más contagios. "Las instituciones tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano, pero necesitamos el apoyo de la ciudadanía", ha recalcado respecto a la necesidad de cumplir con las restricciones impuestas para frenar el avance de la pandemia. "El compromiso individual es fundamental. Es fundamental actuar como muro, no como vector de contagio".

Coordinación con las CCAA

El presidente ha insistido en que el Gobierno central está a disposición de las comunidades autónomas para seguir dándoles apoyo para luchar contra el virus. Preguntado sobre las medidas que podrían haber adoptado y no se hicieron a tiempo, Sánchez ha puesto sobre la mesa la suspensión del estado de alarma, "una medida que ayudó a salvar la vida de 450.000 personas, como han indicado estudios independientes". Ha recordado que aunque el Gobierno planteó una prórroga que cubriera todas las etapas de la desescalada, tanto el PP como algunos gobiernos regionales se opusieron y la alarma decayó el pasado 21 de julio. "Pero los reproches no sirven, eso solo desvía la atención del objetivo que tenemos: doblegar la curva".

Sánchez asegura que el compromiso del Gobierno con las CCAA es total, que están "obligados a cumplir lo que dicta la Constitución" y las leyes y que defienden el Estado autonómico. Por esa razón, en los últimos meses no solo se han mantenido las reuniones con los presidentes regionales, sino que se han puesto recursos a disposición de las comunidades para reforzar la Sanidad y la Educación, entre otros ámbitos. En concreto, ha recordado que, además de asumir los ERTE de los trabajadores, el Ejecutivo ha facilitado 2750 rastreadores del Ejército, 16.000 millones de euros a fondo perdido para las comunidades, 9.000 millones de euros para la sanidad pública, 1.500 millones solamente para la Comunidad de Madrid proveniente del Gobierno de España para la Sanidad.

Respecto a las palabras del líder popular, Pablo Casado, que le acusa de "cobardía" por no asumir de nuevo el mando único para gestionar esta segunda ola, el presidente se ha limitado a destacar el tono hiperbólico que adopta Casado en su discurso político. "Hay que desterrar la lucha partidista y arrimar el hombro", ha recalcado.

Presupuestos sin vetos cruzados

Durante la entrevista también se ha hablado de la negociación de los apoyos para sacar adelante los Presupuestos Generales de 2021 y el presidente ha insistido en la necesidad de que no haya vetos cruzados, desmarcándose de la posición del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que este sábado se ha posicionado a favor de pactar con el bloque de la investidura unos presupuestos que "no gustarán a la derecha". La situación, con unos presupuestos prorrogados desde 2018, es algo inédito, razón por la cual es necesario buscar "acuerdos inéditos e históricos", ha afirmado.

Respecto a su relación con Iglesias y el estado de la colación, Sánchez ha elogiado la lealtad que está demostrando Unidas Podemos y ha dicho que, para ser la primera experiencia de gobierno de la formación está "cumpliendo con creces".

Durante la entrevista también se le ha preguntado por la potencial vuelta a España del Rey emérito y ha asegurado que no cuenta con esa información. Respecto a la operación Kitchen, que ha definido como "mala noticia", afirma que se trata de "hechos muy graves, crear un dispositivo para tapar la corrupción de la trama Gürtel".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios