Contagios y descoordinación en las aulas de Madrid: "No tenemos el apoyo necesario"
  1. España
Crisis sanitaria del covid-19

Contagios y descoordinación en las aulas de Madrid: "No tenemos el apoyo necesario"

El colapso sanitario presiona también la gestión de los contagios en los colegios madrileños. Los docentes denuncian la falta de medios y de respuesta por parte de la comunidad

placeholder Foto: Una educadora recibe a una alumna durante la reapertura de la escuela infantil Las Viñas, en Pozuelo de Alarcón. (EFE)
Una educadora recibe a una alumna durante la reapertura de la escuela infantil Las Viñas, en Pozuelo de Alarcón. (EFE)

La ‘vuelta al cole’ en Madrid tensa las costuras del sistema educativo y sanitario en plena escalada de la pandemia en la región. Los centros escolares y los sindicatos denuncian la falta de medios y de una rápida respuesta para afrontar la situación, con una clara “falta de atención por parte de Salud Pública de Madrid” según la zona en que se encuentre el colegio.

La Comunidad de Madrid tiene actualmente alrededor de 170 clases en cuarentena tras detectar casos positivos de covid-19 en alguno de sus alumnos o profesores. La cifra es baja, afecta a unos 2.800 del 1,2 millones de alumnos que hay en las más de 35.000 aulas de las escuelas infantiles, colegios e institutos en toda la región. Pero hasta este miércoles solo habían iniciado las clases los niños de entre 3 y 8 años, es decir, faltaba por incorporarse la mitad de Primaria, todo Secundaria y Bachillerato, y esta primera semana ya ha puesto de manifiesto la dificultad para cumplir la guía de actuación ante nuevos contagios que se proporcionó a los centros educativos el pasado 10 de septiembre.

“El inicio del curso no ha sido tan malo como se preveía”, reconoce a este medio Andrés Cebrián del Arco, presidente de la sede madrileña del sindicato ANPE. “El gran problema es que los centros educativos están dejados de la mano de dios, muchos de ellos no pueden ni contactar con el servicio de Salud”, añade, para notificar positivos o preguntar dudas sobre cómo gestionar casos concretos.

Comparte su opinión Isabel Galvín, Secretaria General de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Madrid. El sindicato ha puesto de manifiesto esta semana “la falta de atención de Salud Pública a los centros escolares. Les han dado una serie de teléfonos que nadie contesta”, indica a este periódico. Reconoce, además, que la situación de desatención está íntimamente ligada a la saturación del centro de salud que le corresponda por zona al colegio.

Un ejemplo de este colapso sanitario y su repercusión sobre la gestión de un contagio en un colegio lo encontramos en un centro público del distrito de Arganzuela. Este lunes su coordinadora covid, que en este colegio sí es una enfermera a diferencia de otros centros donde son docentes, comunicó a los padres de uno de los grupos de Educación Infantil que se había confirmado con PCR un caso de coronavirus. No pudo dar más información ni indicar a los padres si el aula quedaba clausurada o si los niños debían permanecer en casa para evitar más riesgos. Salud Pública tenía que dar esas indicaciones.

Cuatro días para dictar cuarentena

Al tratarse de un grupo de convivencia estable y que asisten al colegio sin mascarilla, todos los miembros son considerados contactos estrechos y, según el protocolo, será necesario ponerlo en cuarentena durante 14 días al completo.

El centro, como ha podido saber este medio, comunicó a Salud Pública la situación el propio lunes y no fue hasta el jueves, tres días después, que recibieron una primera respuesta oficial donde se reconocía el caso de contagio y que era necesario adoptar medidas de prevención como el estudio de contactos para determinar posibles cuarentenas. Un día después, este viernes, los familiares recibían una segunda carta: “su hijo ha sido considerado contacto estrecho y debe realizar cuarentena domiciliaria durante los 14 días posteriores al último contacto con el caso confirmado”.

En el colegio no sabían nada, estaban a la espera de Salud, nos decían que contactáramos con el centro de salud algo que ahora mismo es imposible, no consigo ni cita con el pediatra”, comenta la madre de una de las alumnas de esta aula a El Confidencial. “Nosotros decidimos no llevar a la niña al colegio y hemos conseguido hacerle un test rápido por nuestra cuenta”, añade. En el grupo de padres con el que comparte angustias reina el desánimo y la incertidumbre: “Vemos una clara descoordinación, dejan en manos del colegio decisiones que deberían tomar de forma más ágil en Salud Pública”.

Foto: Una enfermera atiende a una paciente frente al centro de salud de Abrantes, en Carabanchel (Madrid), este viernes. (David Brunat)

Muchos de estos padres también habían optado por dejar a sus hijos en casa e, incluso, realizar pruebas de diagnóstico PCR por su cuenta, pero no todos tenían la posibilidad y ante la falta de información por parte del centro los niños han seguido acudiendo al centro.

Tras la angustia inicial, la reacción de estos padres ante la petición de cuarentena cuatro días después de conocer el caso positivo ha sido de total indiferencia. “Llevamos una semana investigando y apoyándonos entre nosotros para saber qué hacer en esta situación. Ya hemos tomado medidas, que no nos vengan ahora con que hace falta cuarentena”, comenta otro de los padres.

"Ayuso prometió pruebas PCR para todo el aula en el momento en que se produjera un contagio. En la carta nos dicen que la Consejería de Sanidad nos contactará para saber si el niño ha tenido síntomas sospechosos y que la prueba no es algo urgente y puede tardar”, añade este padre. Esta promesa de la presidenta madrileña “no está garantizada, depende de dónde esté el centro”, opina Galvín, de CCOO. “La situación refleja el colapso del sistema sanitario de cercanía y que no es posible seguir siempre el protocolo. La respuesta de Salud Pública puede tardar días y un caso confirmado en un aula requiere respuesta rápida para evitar que la transmisión se multiplique”, afirma.

Desde Salud Madrid apuntan a este medio que la mayor parte de los casos que se plantean desde los centros educativos “se resuelve a tiempo”. La ‘vuelta al cole’ está generando “muchas preguntas y dudas” a los equipos docentes y tratan de abordarlas lo antes posible para ayudarles a afrontar la situación.

Docentes con bata de sanitarios

Otra de las claves de la vuelta a las aulas está en la figura del coordinador covid. En Madrid, si el colegio no cuenta con personal sanitario, este rol lo desempeñará un miembro del equipo directivo. Este coordinador es el enlace entre el colegio y la Dirección General de Salud Pública y los servicios sanitarios.

“La figura del coordinador covid debería ser un enfermero o enfermera siempre. Se ha dejado en manos de docentes, sin realizarles una formación adecuada, y poniendo en sus manos una responsabilidad que excede de sus competencias a la que deben atender con un protocolo que no aclara la mayoría de los casos que se producen a diario en los centros”, asegura Cebrián, de ANPE Madrid.

Foto: Foto: EFE.

La situación es más fácil en localidades pequeñas, pero en Madrid capital “se está viendo las grandes dificultades para abordar la situación”, apunta Cebrián, que asegura que ya han trasladado estas carencias en las reuniones que mantienen con la Consejería y no cejan en su petición de que “el coordinador covid sea un enfermero o enfermera”. “Este año ni siquiera se han incorporado todavía las 400 personas que iban a cubrir los puestos sanitarios que requieren los colegios para ayudar a alumnos con otras enfermedades y la comunidad prometió reforzar con otras 150”, explica.

“Se pide a los docentes que valoren síntomas y a los directores que realicen el rastreo de contactos, llamando a las familias de los alumnos para que piensen posibles contactos. Nos parece una situación muy grave, el sistema educativo no tiene el apoyo necesario por parte de la Comunidad de Madrid”, añade a este respecto Galvín, de CCOO.

“Lo único bueno de todo esto son los niños. Estaban deseando volver a clase, recuperar su vida, y se están portando de forma ejemplar”

Tanto ANPE como CCOO reiteran la necesidad de que la Consejería de Salud tome medidas para que se incorporen más sanitarios a los centros escolares y se les proporcione más ayuda para cumplir con los requerimientos burocráticos que se marcan en el protocolo. Además, demandan más trasparencia. “Necesitamos informes diarios, como hacen otras comunidades, para conocer la situación sanitaria en Educación”, dice Galvín.

“La situación en Madrid pinta mal. Ahora mismo, si los centros funcionan con relativa normalidad es gracias al sobresfuerzo que están realizando los profesores. No solo atienden a sus obligaciones docentes, también las tareas de prevención sanitaria o tomando decisiones que no les corresponden atendiendo a su mejor criterio”, afirma Cebrián.

Desde otro colegio público madrileño, una de sus profesoras comenta: “Lo único bueno de todo esto son los niños. Estaban deseando volver a clase, recuperar su vida, y se están portando de forma ejemplar”.

Pandemia Sindicatos Colegios Madrid
El redactor recomienda