UN VECINO DE MONESTERIO DE 28 AÑOS

Hallan restos óseos en la finca de Eugenio donde se buscaba a Manuela Chavero

En su confesión, reconoce que la muerte se produjo en su propia casa. Fue, según dice, accidental. Aun así, confiesa haberse asustado y enterrarado su cuerpo

Foto: Tareas de búsqueda de Manuela Chavero. (EFE)
Tareas de búsqueda de Manuela Chavero. (EFE)

A las ocho de la noche de este jueves, efectivos de la Guardia Civil de Badajoz y de la UCO detenían a un varón como sospechoso de la desaparición de Manuela Chavero, según ha podido saber en primicia El Confidencial. Se llama Eugenio y vive a escasos metros de la casa de la desaparecida. Hoy tiene 28 años, por lo que, cuando ocurrieron los hechos, tenía 24.

Se trata de un hombre solitario, con problemas de relaciones con las mujeres, que tiene varias fincas y una granja de cerdos. Durante un interrogatorio policial, ya en la madrugada de este viernes, el arrestado reconoce que la muerte se produjo en la vivienda de la desaparecida. Fue, según dice, accidental. Aun así, confiesa que se asustó y enterró su cuerpo.

El sospechoso, dispuesto a colaborar en todo lo que le pidan, también ha señalado a los agentes el lugar en el que, supuestamente, se deshizo del cadáver de la víctima. Además, los investigadores han descubierto que Eugenio cambió la tapicería de su vehículo poco después del suceso y se ausentó de la localidad unos días para visitar a su madre. A las 17 horas de este viernes ha comenzado la búsqueda del cuerpo de Chavero en la finca de Eugenio.

A lo largo de la mañana de este viernes, el Equipo Central de Inspecciones Oculares y el Grupo de Homicidios de la UCO —con el apoyo de los canes de rastreo de la Guardia Civil, que ya han participado en casos como el de Diana Quer, Laura Luelmo y el pequeño Gabriel— han acudido al emplazamiento señalado por el detenido y han encontrado restos óseos.

Los investigadores de la Benemérita tenían a este hombre en su punto de mira desde hacía meses y finalmente han optado por detenerle después de acumular numerosos y sólidos indicios contra él. Se trata de un residente en la localidad pacense de Monesterio, que conocía a Manuela y era vecino suyo.

El detenido asegura que la muerte de Manuela Chavero fue un accidente

Testigos presenciales aseguran que la casa de Manuela ha vuelto a ser precintada por la Guardia Civil, y el rumor de la detención ha corrido como la espuma por todo el pueblo.

A Manuela se la tragó la tierra hace cuatro años. Su desaparición parecía de película. Tras de sí dejó la televisión encendida, la lámpara de la mesilla alumbrando y su teléfono móvil y su cartera sobre la mesa.

Todo apuntaba a una salida precipitada. Sin embargo, otra posible hipótesis era que el detenido la hubiese asaltado en la puerta de su propia casa, aprovechando que no desconfiaba de él porque le conocía, y fuera allí donde Manuela muriese.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios