por los incidentes en los sanfermines de 2019

"Patadas, manotazos y mordiscos" a policías: Pamplona irá a juicio contra un edil de Bildu

El ayuntamiento solicitará la apertura de juicio oral mediante escrito de acusación contra Joxe Abaurrea tras apreciar la jueza indicios de delito por sus agresiones al intentar desplegar la ikurriña

Foto: Joxe Abaurrea, a la derecha, con el anterior alcalde y actual portavoz de Bildu, Joseba Asirón. (EFE)
Joxe Abaurrea, a la derecha, con el anterior alcalde y actual portavoz de Bildu, Joseba Asirón. (EFE)

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha pedido la “inmediata dimisión” del concejal de EH Bildu Joxe Abaurrea después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona haya apreciado indicios de delito en la actitud del edil ‘abertzale’ durante los incidentes producidos durante el txupinazo de las fiestas de San Fermín del pasado año, cuando propinó “empujones”, “patadas”, “manotazos” y hasta un “mordisco” a varios agentes de la Policía Municipal y a una edil de Navarra Suma cuando trataban de impedir la exhibición de una ikurriña en el balcón de la Casa Consistorial.

La “extraordinaria gravedad” de los hechos que se le imputan al edil de EH Bildu va a llegar al Ayuntamiento a solicitar la apertura del juicio oral mediante escrito de acusación contra Abaurrea en “defensa de los funcionarios” que fueron agredidos, según ha informado el alcalde en una comparecencia de urgencia para valorar el auto de la magistrada que acuerda continuar con la tramitación de las diligencia previas por un presunto delito de atentado contra la autoridad, y cuyo contenido se ha conocido esta mañana. Ahora, la Asesoría Jurídica del consistorio "representará a las personas funcionarias de Policía Municipal que sufrieron los golpes cuando impedían la exhibición de la ikurriña por parte del concejal en cumplimiento de las órdenes" dadas desde el Gobierno municipal para evitar la colocación de "banderas no oficiales" en la Comunidad Foral.

El auto refleja que el edil de EH Bildu "empujó al exterior y contra la barandilla del balcón" a una policía, "poniendo en riesgo de caída a la misma"

“Lo que dice el auto es tremendo”, ha aseverado Maya aludiendo a que deja constancia de que Abaurrea propinó “patadas, empujones y manotazos” a los policías municipales para “impedir en todo momento” que le fuera retirada la ikurriña que portaba durante unos forcejeos en los que llegó a “morder” a un agente cuando éste “alargó el brazo” para hacerse con la bandera vasca. Asimismo, entre los hechos "acreditados", el auto refleja que el edil de EH Bildu “empujó al exterior y contra la barandilla del balcón” a una agente de la Policía Municipal, “poniendo en riesgo de caída a la misma, quien se apoyó con el brazo resultando lesionada, y luego la empujó al interior de la sala”.

También resultó afectada la edil de Navarra Suma y exdelegada del Gobierno en Navarra Carmen Alba, a quien Abaurrea “propinó varias patadas” en la pierna izquierda para que soltará la ikurriña durante el forcejeo, lo que “le causó como lesiones signos inflamatorios en zona tibial de pierna izquierda con evidentes hematomas subdérmicos, causándole siete días de perjuicio personal básico”.

La jueza ha decretado el sobreseimiento provisional de las demás denuncias, como las presentadas por Bildu contra la edil de Navarra Suma y los policías

La magistrada ha acordado continuar con la tramitación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado de cara a depurar las responsabilidades penales en las que, en su caso, incurrió el concejal de EH Bildu, mientras ha decretado el sobreseimiento provisional de las demás denuncias interpuestas con motivo de los incidentes que tuvieron lugar el 6 de julio del pasado año, cuando concejales de la formación 'abertzale' y de Geroa Bai trataron de desplegar la ikurriña en el balcón consistorial durante los momentos previos al chupinazo festivo. Es el caso de la denuncia interpuesta por el propio Abaurrea contra Carmen Alba y la que presentó la edil de EH Bildu Maider Beloki contra los agentes de la autoridad, así como la que se dirigía contra la actuación de Beloki durante los forcejeos.

Según determina el auto de las diligencias previas dictado por el Juzgado de Instrucción número 5, durante los incidentes los agentes iban "uniformados" y "se encontraban en el desempeño de sus funciones, habiendo recibido órdenes para impedir que se llevara a cabo desde el balcón del ayuntamiento la exhibición de banderas o símbolos que no fueran los autorizados según la legislación vigente", momento en el que Abaurrea "acometió a los agentes de la autoridad y llevó a cabo las agresiones y forcejeo para impedir que los agentes de la autoridad retiraran del lugar la bandera no autorizada que pretendía exhibir”.

El auto refleja diversas agresiones del edil de EH Bildu contra tres miembros de la Policía Municipal y contra la concejal de Navarra Suma Carmen Alba

El autor refleja agresiones concretas del edil de EH Bildu contra tres miembros de la Policía Municipal: En primer lugar, "empujó hacia el exterior y contra la barandilla del balcón" a una agente, "poniendo en riesgo de caída a la misma, quien se apoyó con el brazo resultando lesionada", antes de que Abaurrea "la empujara al interior de la sala”. Asimismo, otra agente "recibió patadas y un manotazo en la cara" del edil 'abertzale', momento en el que intervino otro agente, quien recibió "un golpe en la cara con el puño cerrado" para posteriormente ser "mordido" en el brazo cuando lo alargó para coger la bandera "en el lugar del balcón donde se estaba produciendo el incidente". A este respecto, la jueza constata que los agentes "querían ir al interior del edificio con la bandera" durante los incidentes, pero Abaurrea "seguía dando patadas, empujones y manotazos impidiendo en todo momento esa acción".

Las agresiones que da por probadas la jueza también alcanzaron a Carmen Alba, que "intentó coger la bandera, llegando a asirla y echándola hacia el interior del balcón", por lo que la concejal de Navarra Suma recibió "varias patadas" de Abaurrea en la pierna izquierda en su objetivo de que soltara la bandera.

Maya ha justificado la decisión del ayuntamiento de solicitar la apertura de juicio oral y exigir la salida del consistorio de Abaurrea ante la "extraordinaria gravedad que supone que un concejal, legítimo representante de los ciudadanos, la emprenda a golpes con los agentes de la autoridad, y a mordiscos, como subraya el auto". "Como alcalde, soy el máximo responsable de la Policía Municipal y mi deber y mi obligación es denunciar los hechos ocurridos y pedir la dimisión inmediata del concejal", ha aseverado el regidor, que considera que el edil 'abertzale' tenía que haber dejado ya el cargo "sin ninguna necesidad de que yo se lo pida".

"La verdad es que es tremendo leer el auto. Empujones, patadas, golpes, manotazos, hasta un mordisco... Todo esto con unos agentes uniformados y que se encontraban en el desempeño de sus funciones. Habían recibido órdenes para impedir que se exhibieran banderas o símbolos no autorizados según la legislación vigente, y es lo que hicieron, cumplir con su obligación. Y frente a eso, el señor Abaurrea no tuvo mejor respuesta que agredirlos. Como no le gusta que los policías cumplan con la instrucción que han recibido la emprende a golpes con ellos, todo por la causa, muy al estilo EH Bildu", ha denunciado.

Maya: "Como no le gusta que los policías cumplan con la instrucción recibida, la emprende a golpes con ellos, todo por la causa, muy al estilo EH Bildu"

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona considera que los hechos por los que aprecia indicios de delito "han resultado indiciariamente acreditados a través del atestado policial, de las declaraciones practicadas en sede judicial, de los informes médicos y forenses, de las grabaciones aportadas y de documental obrante en autos. Todo ello es "suficiente para determinar la naturaleza y circunstancias de los hechos, de las personas que en ellos han tenido participación, así como del órgano competente para el enjuiciamiento". En el auto, contra el que cabe recurso de reforma, la magistrada da un plazo de diez días a las diferentes partes implicadas para solicitar la apertura del juicio oral formulando escrito de acusación, el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias que "consideren imprescindibles" para formular la acusación.

Ahora, el Ayuntamiento de Pamplona "aportará todos los medios para la defensa de los funcionarios, formulando un escrito de acusación para solicitar la apertura de un juicio oral contra el concejal Joxe Abaurrea en defensa de esos policías municipales", ha anunciado Maya, que ha ahondado en la "gravedad de los hechos" que se le imputan al edil 'abertzale'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios