ESTÁN EN LIBERTAD CON CARGOS

Una pareja es detenida horas después de irrumpir en una vivienda de Zaragoza

La Guardia Civil se presentó en la casa y procedió al arresto por allanamiento de morada y no por ocupación o usurpación

Foto: Casetas es un tranquilo municipio a solo 15 kilómetros de Zaragoza (Google Maps)
Casetas es un tranquilo municipio a solo 15 kilómetros de Zaragoza (Google Maps)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La ocupación de viviendas se ha convertido en uno de los problemas que más preocupan a una buena parte de la población. El hecho de que en la mayoría de estas ocupaciones se tarde meses en poder echar de la vivienda a los okupas y los problemas que se generan con los vecinos han hecho que sean muchas las personas que protestan porque no haya leyes más duras al respecto.

Sin embargo, la Guardia Civil de Casetas, en Zaragoza, ha llevado a cabo un desalojo exprés en las últimas horas. Una pareja se había instalado en una vivienda de este municipio, situado apenas a 15 kilómetros de la capital maña. Pocas horas después, varias patrullas se presentaban en el lugar y procedían al arresto de los dos jóvenes.

Tal y como publica el Heraldo, se trata de dos personas de 20 años de edad: Rebeca M. y Soufaine D. Los agentes detuvieron a ambos por un presunto delito de allanamiento de morada y no de usurpación u ocupación, como suele ser habitual en estos casos. La razón es que no se trataba del domicilio habitual del propietario, sino de una segunda vivienda.

Viejos conocidos

El dueño de la finca fue quien se dio cuenta de que alguien había entrado en su casa. El martes acudió a esta vivienda para regar las plantas y se dio cuenta de que había personas en su interior, por lo que llamó a la Guardia Civil. Sin embargo, los agentes no se personaron inmediatamente en el lugar, sino que fueron al día siguiente para detener a los inquilinos.

La Guardia Civil arrestó a ambos por allanamiento de morada y no por ocupación o usurpación, al ser una segunda vivienda y no la principal

Los dos arrestados fueron conducidos al cuartel de la Guardia Civil de Casetas, donde prestaron declaración. A continuación, fueron puestos en libertad con cargos con el compromiso de que ambos acudirían a declarar al juzgado cuando sean citados. De esa manera, evitaron su traslado al juzgado de guardia de Zaragoza.

Los vecinos de Casetas han emitido un comunicado en el que agradecen a la Guardia Civil su rápida reacción. Según esa misiva, los dos jóvenes ya habían ocupado anteriormente otra vivienda en la localidad vecina de Utebo, aunque a la abogada que les asistió en su declaración no le conste. Los habitantes del municipio hicieron "un llamamiento a los vecinos y vecinas del barrio para que estén atentos y así evitar entre todos que sucesos así se produzcan en Casetas".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios