Apunta al Supremo como el competente

Fiscalía constata que el caso Dina abarca ya la investigación a Iglesias por denuncia falsa

"A la vista de la declaración judicial prestada por el testigo Calvente el 10 de septiembre, el objeto de la presente pieza debe entenderse ampliado a la simulación de delito y denuncia falsa"

Foto: Pablo Iglesias. (EFE)
Pablo Iglesias. (EFE)

Anticorrupción ha tomado nota de la declaración que el exabogado de Podemos José Manuel Calvente prestó el 10 de septiembre en el caso Dina, en la que cargó contra la formación y aseguró que su denuncia sobre el robo del móvil a la exasesora Dina Bousselham en 2015 no es más que "un montaje". En un escrito del 15 de septiembre al que ha tenido acceso El Confidencial, la Fiscalía señala que, tras su declaración como testigo, "entiende" que el objeto de la investigación se ha ampliado de los delitos iniciales a una investigación "por simulación de delito y denuncia falsa o estafa procesal" que afectaría a Pablo Iglesias y su exasesora.

En el informe, el jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, se pronuncia sobre la querella presentada por Vox contra el vicepresidente y la abogada Marta Flor, entre otros, señalaando que una investigación de este tipo no puede ser asumida por la Audiencia Nacional: la pieza Dina investiga un delito de descubrimiento de secretos en relación con el comisario Villarejo y, como aforado, solo el Supremo puede investigar a Iglesias, por lo que las acusaciones de Calvente no deben quedar en manos del juez Manuel García-Castellón.

"El objeto de la pieza se encuentra perfectamente delimitado en torno a la investigación de un delito de descubrimiento y revelación de secretos y un presunto delito de daños causados en la tarjeta (...) a la vista de la declaración judicial prestada por el testigo José Manuel Calvente el 10 de septiembre el objeto de la presente pieza debe entenderse ampliado a la simulación de delito y denuncia falsa"

En el escrito, la Fiscalía pide al magistrado que no admita la querella interpuesta por Vox el pasado 26 de agosto, en la que pedían ampliar la investigación a los delitos de simulación de delito, denuncia falsa, falso testimonio, estafa procesal, tráfico de influencias y revelación de secretos. Los de Santiago Abascal se centraban para ello en Iglesias y Bousselham por haber "instrumentalizado la pieza" por "razones políticas", pero también pedían extender la investigación a uno de los fiscales del caso, Ignacio Stampa, y a la abogada de Podemos, Marta Flor Núñez, por un nuevo delito de revelación de secretos, tesis que se apoya en los chats internos del partido que El Confidencial y otros diarios han ido revelando en los últimos meses y que reflejan una cierta connivencia entre ambas partes.

En cuanto a investigar a Stampa o Iglesias, la Fiscalía considera que no tiene sentido porque se trata de "hechos del todo ajenos a los que son objeto de este procedimiento" y porque la Audiencia Nacional no tiene competencia para investigarles: "El vicepresidente del Gobierno es aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo y el ilustrísimo señor fiscal lo está ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid".

Anticorrupción considera que esta querella debe ser tumbada por su propio contenido y no por un simple "defecto de forma"

Pese a ello, Anticorrupción recoge el guante de Vox y, siempre y cuando no sea en la Audiencia Nacional, abre la puerta a investigar la posible simulación de delito y denuncia falsa: "A la vista de la declaración judicial prestada por el testigo José Manuel Calvente, se desprende que el objeto de la presente causa debe entenderse ampliado a la simulación de delito y denuncia falsa o estafa procesal".

La tarjeta SD de Dina.
La tarjeta SD de Dina.

En su declaración del pasado 10 de septiembre, Calvente redujo la denuncia de Podemos a un burdo movimiento para sacar rédito político, apuntando una y otra vez a los máximos dirigentes de la formación como responsables: "Están desde el líder hasta toda su cúpula: el señor Iglesias, Irene Montero, Rafael Mayoral y Juanma del Olmo". Según defendió, los cuatro fueron los que pusieron en marcha "el montaje", "diseñaron todo".

"Cuando me entero del contenido de la declaración de Iglesias y Bousselham en el Juzgado veo que han mentido. Bueno, no han mentido: no han dicho toda la verdad, porque han ocultado que las capturas las hizo Dina", añadió. Con estas afirmaciones como telón de fondo, Anticorrupción reconoce que puede investigarse una supuesta simulación de delito y una posible denuncia falsa, pero destaca que "los hechos no son, por sí mismos, competencia de la Audiencia Nacional, ni pueden ser considerados conexos con los delitos [...] que en este procedimiento se investigan".

El razonamiento de Anticorrupción coincide con el de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que este miércoles estimó los recursos de Iglesias y Bousselham contra la decisión de García-Castellón de retirar la condición de perjudicado al líder de Podemos, aceptando así que vuelva a personarse como víctima. Para justificar su decisión, el tribunal recoge la misma idea que Fiscalía: "En tales hipótesis alternativas, al haberse presuntamente cometido los hechos fuera de la organización criminal investigada y por personas ajenas a esta, las eventuales infracciones correspondientes carecerían de la conexidad requerida para el enjuiciamiento conjunto", sostiene en su auto, apuntando a continuación a que deberían ser "investigadas en otro procedimiento distinto por el órgano judicial que ostente la competencia para ello", es decir, el Tribunal Supremo.

La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

En otras palabras: tanto la Sala de lo Penal como la Fiscalía Anticorrupción abren la puerta a que se investigue a Iglesias y a Bousselham por simulación de delito y denuncia falsa, pero consideran que el juez Manuel García-Castellón no tiene competencia para ello y, por tanto, debe llevarse a cabo en un procedimiento distinto. Su tesis contradice así la querella de Vox, escrito que el magistrado ya inadmitió el 31 de agosto "por un defecto de forma", dando a los de Santiago Abascal "un plazo de días para subsanarla".

Anticorrupción, sin embargo, considera que esta querella debe ser tumbada por su propio contenido y no por un simple "defecto de forma", lo que explica el escrito presentado el 15 de septiembre para asegurar que se inadmite por no guardar conexión alguna con el objeto de la pieza Dina.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios