Los PGE, en el horizonte

Iglesias suma fuerzas con ERC y Bildu para orillar a Ciudadanos en los Presupuestos

El vicepresidente segundo del Gobierno ha recibido este miércoles a los representantes de Esquerra y de EH Bildu en pleno arranque de las negociaciones para los Presupuestos

Foto: Iglesias y Rufián, en la reunión de este miércoles. (Podemos-Daniel Gago)
Iglesias y Rufián, en la reunión de este miércoles. (Podemos-Daniel Gago)

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha recibido este miércoles a los portavoces parlamentarios de ERC y EH Bildu. Con la negociación de los Presupuestos en ciernes, el líder de Podemos toma la iniciativa para escenificar públicamente su prioridad de volver a reunir al bloque que mantuvo a Pedro Sánchez en Moncloa y garantizar "una mayoría de izquierdas" para las cuentas. Con este movimiento se trata de dejar en segundo plano la opción de sumar a Ciudadanos, que ha dejado claro que su objetivo en un posible acuerdo sería reducir el peso de las políticas moradas, pero que los socialistas esperan poder incorporar.

Fuentes cercanas al vicepresidente aseguran que se "constata la buena disposición de ambas formaciones al diálogo y la negociación con el Gobierno" y a "mantener la estabilidad de la legislatura". "Se ha confirmado la buena sintonía respecto a la necesidad de mantener la estabilidad de la legislatura y el actual rumbo del Gobierno de coalición en los próximos años, en una dirección progresista apoyada en la mayoría parlamentaria de la investidura", señalan estas fuentes, que aseguran que tanto Bildu como ERC han incidido este miércoles en "fortalecer el diálogo como instrumento para abordar la crisis territorial".

Desde EH Bildu, Mertxe Aizpurua ha calificado el encuentro como "positiva y fructífera", pero ha explicado que las negociaciones como tal "no han empezado". La portavoz asegura que el objetivo era "intercambiar posiciones y hablar un poco de todo", en especial sobre la crisis y el futuro del país. "Hemos dejado clara nuestra voluntad de incluso acordar los Presupuestos", ha asegurado tras la reunión la dirigente abertzale, que ha valorado que las decisiones que se tomen ahora marcaran el futuro durante décadas. "Hay una oportunidad en el Estado español para que se cambie el rumbo y se haga en la buena dirección para que se solucionen de una vez por todas todos los problemas pendientes y se adopten las soluciones pertinentes".

"Es más que unos meros presupuestos. (...) Es importante que se cambien los compañeros de viaje porque depende de los que tengas harás un tipo de política u otro tipo de política", ha aseverado Aizpurua refiriéndose, sin nombrarlo, a Ciudadanos. "El bloque que apoyó la investidura del presidente del Gobierno es sobre la que se deberían sustentar los acuerdos presupuestarios". La coportavoz de Bildu ha presentado las fórmulas del Ejecutivo como una disyuntiva entre los naranjas o ellos: "Hay dos opciones, optar por el bloque de la derecha u optar por el bloque que apoyó en la investidura". "Hay que romper con la lógica neoliberal", ha mantenido, por su parte, su compañero de filas Oskar Matute.

Sin "líneas rojas"

Sobre si Bildu establece algunos condicionantes previos para secundar las cuentas, Aizpurua ha dicho que no fijan "líneas rojas", que la "idea de presos por presupuestos" no es lo que contemplan, aunque sí que ha explicado que piden que se deje de aplicar una "política extraordinaria" a los presos de ETA. "Creo que hay predisposición".

El portavoz de los republicanos, Gabriel Rufián, dejaba claras sus intenciones de celebrar su encuentro con Iglesias al asegurar que su objetivo pasa por acordar unos "Presupuestos de izquierdas y eso es complicado hacerlo con un partido de derechas", en referencia a la formación naranja. Sobre su reunión con el vicepresidente, reconoció que "compartimos visiones", mientras que enmarcó su encuentro con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, como "algo más protocolario relacionada con el inicio de curso".

En esta misma línea, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, abonaba cualquier posibilidad de sacar adelante unos Presupuestos progresistas a disminuir el papel de Ciudadanos. Una formación que, aventuró, se autoexcluiría su las cuentas son expansivas. "Eso hace que sea política ficción que Ciudadanos vaya a poder entrar en el acuerdo", según concluyó en declaraciones a TVE tras la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Desde la vicepresidencia explican que los dos partidos independentistas han valorado "las oportunidades" que ponen sobre la mesa los fondos europeos para lograr "avances sociales y económicos en España en un sentido progresista". En las conversaciones presenciales con ambos, podía verse en el despacho del líder de UP un cuadro en el que puede leerse 'Todas las milicias fundidas en el Ejército Popular', en referencia a las fuerzas republicanas durante la Guerra Civil.

Reunión entre Iglesias, Matute y Aizpurua. (Podemos-D. Gago)
Reunión entre Iglesias, Matute y Aizpurua. (Podemos-D. Gago)

Fuentes cercanas al vicepresidente se habían referido previamente a las reuniones de este miércoles como "informales" y ni siquiera habían sido incluidas en la agenda oficial. Con ellas, aseguran, se buscaba intercambiar puntos de vista sobre diversos asuntos. Los PGE, según estas fuentes consultadas antes de que se produjeran los encuentros, no se abordarán por el momento hasta que las negociaciones entre los socios de Gobierno terminen dando con un borrador de las cuentas públicas, se esperaba más bien "calibrar" qué grupo se debe priorizar.

PSOE y UP ya acordaron que se empiece a negociar con los grupos que facilitaron la investidura antes que con el resto y que ambos estarían representados en las negociaciones de los Presupuestos. Tanto ERC como Bildu se han mostrado abiertos a debatir sobre las cuentas. En el caso de los republicanos, la mesa de diálogo Gobierno-Govern debería reactivarse previamente y, de hecho, fue acordada con Sánchez, aunque Quim Torra ha bloqueado la cita para esta semana, cuando el 'president' afronta la vista en el Tribunal Supremo por el recurso a su condena por desobediencia.

Reuniones con Calvo

Las dos formaciones secesionistas serán recibidas también por Carmen Calvo, encargada de las Relaciones con las Cortes. Este miércoles los republicanos acudirán a su cita con la socialista, que sí ha incluido el encuentro en su agenda, y también se verá con representantes del Grupo Plural en la ronda de contactos con los grupos parlamentarios que este martes inició con la portavoz del PP, Cuca Gamarra.

En las últimas semanas se había sumado un nuevo actor a la ecuación por los PGE: los cuatro diputados correspondientes al PDeCAT. Con la ruptura del espacio posconvergentes, los representantes que ha optado por no seguir al 'expresident' Carles Puigdemont habían manifestado su disposición a acordar los Presupuestos, lo que ampliaba la oferta para el Ejecutivo de coalición. Pero este miércoles JxCAT ha confirmado a Carmen Calvo que no solo serán esos cuatro representantes, sino sus ocho diputados los que estarán dispuestos a negociar pese a no haber apoyado en su día la investidura.

La negociación de las cuentas y los detalles de las mismas, eso sí, seguirán correspondiendo a la ministra de Hacienda, la socialista María Jesús Montero, y al segundo de Asuntos Sociales, Nacho Álvarez, que serán los encargados de crear ese documento que podría ser trasladado a Sánchez e Iglesias la próxima semana.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios