ESTE MIÉRCOLES

Iglesias se reúne con ERC y Bildu en la sede de vicepresidencia para negociar los PGE

La intención es calibrar qué grupos se deben "priorizar" de cara la búsqueda de apoyos para las cuentas y una "toma de contacto" antes de arrancar las negociaciones formales

Foto: El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (frente), pasa frente al vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias. (EFE)
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (frente), pasa frente al vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias. (EFE)

El bloque de la investidura toma la iniciativa frente a Ciudadanos y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, adquiere protagonismo en pleno arranque de las negociaciones para los Presupuestos Generales del Estado. Este miércoles se reunirá con los portavoces parlamentarios de ERC y Bildu. El líder de Unidas Podemos apuesta por priorizar el apoyo del bloque de la investidura, en detrimento de Ciudadanos, mientras que los socialistas buscan un acuerdo transversal que sume al mayor número posible de grupos, aunque republicanos y naranjas se dicen incompatibles. "No es lo mismo Ciudadanos que ERC, y eso lo sabe al menos una parte del Gobierno que es Unidas Podemos", según sostuvo ya Gabriel Rufián tras su reunión en Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El encuentro se celebrará en la sede de la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030, y según fuentes cercanas a Iglesias se trata de un encuentro "informal", para tratar diversos asuntos e intercambiar opiniones. Eso sí, reconocen que será una toma de contacto para la negociación de los Presupuestos, puesto que hasta que no se cierre el borrador que preparan PSOE y Unidas Podemos no se producirán negociaciones formales. La intención, según añaden estas mismas fuentes, es calibrar qué grupos se deben "priorizar" de cara la búsqueda de apoyos para las cuentas. De hecho, el presidente del Gobierno y el vicepresidente segundo ya acordaron que Unidas Podemos estaría presente en la mesa de negociación con los grupos y que se empezase a negociar primero entre quienes dieron su sí a la investidura, para continuar con los que la facilitaron con su abstención y finalmente seguir por aquellos grupos que la rechazaron.

Por parte de los republicanos acudirá Gabriel Rufián y por Bildu lo harán Mertxe Aizpurua y Oskar Matute. Tanto unos como otros han mostrado su disposición a acordar las Cuentas del próximo año con el Ejecutivo, y así se lo han trasmitido también al presidente del Gobierno en sendos encuentros.

"Mostramos nuestra plena predisposición a hablar sobre los presupuestos de todos los ámbitos, pero en especial los de Madrid, para negociar los presupuestos y en su caso acordar esos presupuestos. Nuestra predisposición es de hablar, negociar y en su caso acordar los Presupuestos", reiteraron ayer desde Bildu. Entre sus prioridades se encuentran "Solucionar el debate territorial en términos democráticos, impulsar políticas sociales progresistas y hacer frente a la política penitenciaria de excepción y venganza aplicando la legislación ordinaria".

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, también se reunirá con estos grupos, dentro de su ronda de contactos con los portavoces de los grupos parlamentarios, en su calidad de ministra de Relaciones con las Cortes, para afrontar el nuevo curso político, y el calendario legislativo previsto por el Gobierno. Este martes arrancó los encuentros reuniéndose con la portavoz de los populares, Cuca Gamarra.

En el caso de los republicanos, antes de llegar a un hipotético acuerdo presupuestario, hay que cumplir primero el acuerdo que consiste en mantener viva la mesa de diálogo. Precisamente, su reactivación fue acordada con Sánchez y la pasada semana, a iniciativa del presidente del Gobierno, acordó con el president de la Generalitat, Quim Torra, retomar este diálogo. Pese al acuerdo, sus respectivos gabinetes todavía no han concretado ni el orden del día ni la fecha para esta nueva reunión, que sería la segunda.

El Gobierno negocia los Presupuestos con el convencimiento de que saldrán adelante, ya sea con el bloque de la investidura o con el bloque de la alarma, cuando ERC y Ciudadanos intercambiaron sus papales como socios prioritarios del Ejecutivo. El objetivo de los socialistas es buscar la transversalidad para aumentar las posibilidades de negociar a varias bandas y sostener a un Gobierno en minoría, con tan solo 155 escaños, "en una legislatura larga". Esto es, no depender siempre de una sola carta y por la que el Gobierno se está cuidando de reforzar lazos con Cs, por un lado, y de mantener los puentes tendidos con el independentismo catalán, por otro. Principalmente con ERC, pero de forma cada vez más notoria con los cuatro diputados del PDeCAT, en plena escisión del espacio liderado por Carles Puigdemont, que se ha quedado con las siglas de JxCAT.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios