Erguido, el investigado en Púnica que complica la vida a Casado, Ayuso y Almeida
  1. España
senador y hombre fuerte del pp de madrid

Erguido, el investigado en Púnica que complica la vida a Casado, Ayuso y Almeida

Senador porque el líder del PP le quiso agradecer su gran apoyo en las primarias, cerebro de los últimos movimientos en el PP de Madrid en favor del alcalde y diputado regional

Foto: David Erguido, solo en su escaño del Senado, en una imagen de archivo. (EFE)
David Erguido, solo en su escaño del Senado, en una imagen de archivo. (EFE)

La sombra de la Púnica es muy alargada y vuelve a cernirse sobre el PP de Madrid. La citación como investigado de David Erguido (1975) en el auto del juez García-Castellón —un secreto a voces después de que la Fiscalía pidiera dos veces su imputación por cohecho, malversación y prevaricación continuada durante su época de concejal en Algete con Waiter Music, una empresa de eventos apadrinada por Francisco Granados— afecta a uno de los personajes más poderosos y menos conocidos en el PP de Madrid y complica la vida política a Pablo Casado, a Isabel Díaz Ayuso y al propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Erguido, quien confirmaba a este medio que iba a acudir voluntariamente a declarar, como le ha ofrecido en un auto el juez de la Audiencia Nacional, "y así no tener que esperar un año a que el Senado informe y el Supremo decida", asegura que tiene mucho menos poder del que los medios le atribuyen. Pero este senador por la gracia de Casado, diputado autonómico del Grupo Popular de Ayuso en la Asamblea de Madrid y 'cerebro' —según muchos en el PP— de los últimos movimientos en favor de Almeida en el PP de Madrid, ha sido pieza clave de los populares madrileños y de Génova. Por mucho que ahora empiecen a renegar de su cercanía.

En Génova, marcan distancia con quien presume de amistad con Casado, que le designó senador: "No tiene despacho en la planta séptima de Génova"

"Como todos los que tienen mucho poder, tiene muchos enemigos", asegura un compañero de filas en la Asamblea regional. Ya hace dos meses, cuando comenzaron las informaciones sobre una posible imputación en Púnica por las peticiones de los fiscales anticorrupción, en Génova comenzaron las presiones para que Pablo Casado marcara distancia con Erguido. Fuentes de Génova desmienten que Erguido tuviera despacho en la planta séptima, la zona noble de la presidencia nacional del partido. "Lo tuvo, pero hace más de un año que no". Fuentes del entorno de Erguido confirman también que, pese a lo que muchos de sus rivales aseguran, desde que fue nombrado senador por Casado, dejó de tenerlo. "Casado ya empezó entonces a marcar distancias", aseguran ahora.

El presidente del PP quiso compensar en su día el apoyo de Erguido en las primarias. Él, junto a Ángel Carromero (1985), compañero suyo y muy cercano también a Casado desde su paso por las NNGG y hoy asesor directo del alcalde, con sueldo de más de 90.000 euros, formaron el núcleo duro de la campaña de Casado a las primarias, cuando muy pocos confiaban en que la rivalidad entre Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal y el paso atrás de Alberto Núñez Feijóo acabarían conformando la tormenta perfecta para que Casado terminara alzándose con la presidencia del partido.

Casado acabó designándolo senador por Madrid como agradecimiento, lo que en el fondo era darle el aforamiento ante los problemas que las investigaciones de la Púnica y su gestión en el Ayuntamiento de Algete con Waiter Music pudieran acarrearle. Por ello, no es de extrañar que en el entorno de Casado aumentaran las voces para que se desligara "cuanto antes" de Erguido, quien presumía de su cercanía y amistad con Casado.

"Ni despacho en Génova ni en presidencia"

Cuando las informaciones sobre las peticiones de la Fiscalía de que se le imputara en Púnica se ilustraron con una foto de la noche de las primarias en Génova, en la que aparecían Casado, Erguido, su actual pareja y Carromero, las prevenciones en el entorno del líder del PP aumentaron. Ayer, desde Génova, se ponía tierra de por medio: Erguido no tiene despacho en la sede desde hace tiempo. "Si acaso, cuando llegamos y durante unos meses. Hace más de un año que no, y no estaba ya adscrito al área de presidencia".

Junto a su inseparable Carromero, ha maniobrado en el PP de Madrid para colocar peones del alcalde de cara al congreso del partido de 2021

Sin embargo, la investigación a Erguido no solo afecta a Casado. El único cargo orgánico que mantiene es el de presidente del Comité Electoral del PP madrileño, y desde él ha realizado —también junto a Carromero— los movimientos este verano que han servido para colocar en 13 puestos clave del partido a hombres y mujeres de Almeida, ganando así por la mano a Díaz Ayuso de cara al congreso del PP regional, que debe tener lugar a comienzos del año próximo.

Mientras en el entorno de Erguido se justifican esos movimientos —cambios en las cabezas de agrupaciones de la región y de Madrid ciudad— como "un intento de revitalizar" las agrupaciones, otras fuentes populares hablan de "purgas" y "estrategia" para controlar el partido para Almeida o para Ana Camins, actual secretaria general y la tercera vía si Casado no quiere un enfrentamiento directo entre Ayuso y Almeida. "Lo cierto —dicen en el PP de Madrid— es que Erguido es visto hoy como un hombre que ha trabajado para que Almeida esté lo mejor situado posible de cara al congreso de 2021". No en vano, su actual pareja —la concejala de Chamartín Sonia Cea— es quien lleva el Twitter del alcalde.

Cs y la imputación de un diputado

Pero para terminar de fijar la importancia del personaje y de su imputación en Púnica, Erguido es también diputado del PP en la Asamblea de Madrid. Es decir, forma parte del Grupo Popular que sostiene a Isabel Díaz Ayuso. Y una imputación obligaría a activar, en teoría, el acuerdo entre PP y Ciudadanos y a que el PP de Madrid le forzara a dejar el acta. Y sin acta de diputado regional, perdería también la de senador, por serlo por designación autonómica. Fuentes de Cs consultadas por este medio estaban estudiando aún las implicaciones del caso. Y Ayuso, que si Erguido es el responsable de movimientos en el PP de Madrid en favor de Almeida, no vería mal su defenestración, no cree que sea en estos momentos —en pleno rebrote de covid, teniendo que sacar adelante unos presupuestos nuevos— lo más adecuado.

En definitiva, otro caso de corrupción cerca a una figura del PP. El entorno de Erguido asegura que no tiene nada que esconder, que repetirá lo que ya declaró hace años ante la Guardia Civil y que por eso prefiere hacerlo voluntariamente, sin hacer uso de su aforamiento como senador. Y en Génova, en Sol y en Cibeles, marcan ahora distancias a la espera de acontecimientos.

Ángel Carromero Operación Púnica Partido Popular (PP) PP de Madrid José Luis Martínez-Almeida Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda