ayuso agradece su postura a los naranjas

Cs aleja definitivamente la moción contra Ayuso: "Dejen de intentar convencernos"

La jornada final del debate del estadio de la Región en Madrid zanjó tumbó definitivamente cualquier especulación sobre una moción que Gabilondo volvió a deslizar entre citas a Kant

Foto: César Zafra, portavoz de Cs, durante la última sesión del debate. EFEde la región
César Zafra, portavoz de Cs, durante la última sesión del debate. EFEde la región

La jornada vespertina final del debate del estado de la Región zanjó definitivamente la posibilidad de una mocion de censura en Madrid que el PSOE, a través de Ángel Gabilondo, y la extrema izquierda a través de Unidas Podemos y Más Madrid, habían vuelto a proponer por la mañana. César Zafra, portavoz de Cs, confirmó lo que el vicepresidente Aguado había deslizado en redes: "Dejen de intentar convencernos, su modelo no funciona". La presidenta madrileña aprovechó su última réplica para agradecer la postura de Ciudadanos y con un rifirrafe con el portavoz de Unidas Podemos, Jacinto Morano, que acusó a la presidenta de racista por la literalidad de una frase de la mañana,

Gabilondo comenzó el turno de réplicas unos minutos antes de las cuatro de la tarde advirtiendo que iba a citar "un texto filosófico en latín, y esto siempre anima más". La risa nerviosa de Cámara anticipaba la cita del comienzo de "La crítica de la razón pura" de Kant, en latin, como amenazó, da buena muestra del talante de Gabilondo, que comenzaba así su réplica horas después de que Cs rechazara su oferta de moción de censura y de que la presidenta Ayuso le hubiera puesto como ejemplo de diferencia entre "el PSOE de Felipe González y el sanchismo". Su número dos, Cepeda, en la Cámara, y el líder de la FSM, el delegado del Gobierno José Manuel Franco en su sede, también debían reír de manera nerviosa...

El debate terminó con el portavoz de Podemos acusando a Ayuso de racista por culpar de los brotes a la forma de vida inmigrante. "Lléveme a los tribunales u olvídeme", fue su respuesta

Gabilondo divagó sobre lo que es "debatir", la palabra "arremeter", qué es ser liberal y su tergiversación, y la voluntad del PSOE de querer "ser preferible"... Le dio tiempo a criticar el anuncio de Ayuso de que invertirá 80 millones para la atención primaria, "apenas un incremento del 3'6% con respecto a 2019"; a denunciar el aumento del desempleo "sin echar la culpa a nadie, porque no tengo ni idea de ser ministro de Economía", y "lo mismo pido para los ministros y el presidente del Gobierno de España, respeto institucional para él, para el delegado del Gobierno de España y para el PSOE". Ahí arrancó los aplausos de su bancada, que se extendió al resto de la izquierda cuando pidió a Ayuso extender el respeto "por los sindicatos, vertebradores de nuestra España".

Cuando el líder de la oposición estaba entrando en calor -a su manera- se acababa su turno y anunciaba que iba a "acabar dentro del tiempo", momento que volvió a pedir unidad y su disposición a usar todos los mecanismos parlamentarios para ello. Es decir, volvía a ofrecer una moción a Cs que Aguado hacía horas que había rechazado y que el portavoz naranja, César Zafra, volvió a descartar de plano durante su intervención de la tarde: "Dejen de intentar convencernos y de hacernos sentir culpables. Su modelo, no funciona". La presidenta madrileña, en su intervención final, agradeció a Cs su postura, felicitó por el trabajo "al vicepresidente Aguado y a todos mis consejeros y su equipos" y apeló a la unidad para intentar derrotar "a un virus que sigue aqui y que se mantendrá mucho tiempo".

A continuación, Pablo Gómez Perpinyá, de Más Madrid, como había hecho por la mañana, aprovechó sus siete minutos y medio (comparte tiempo con Mónica García Gómez). Habló de "crimen" por no dedicar dinero a la sanidad pública y bonificar "el impuesto a los ricos"; le acusó de estar "en guerra no con la izquierda, sino con el sentido común"; dijo que mentía al asegurar que no le han hecho propuestas para frenar la pandemia y aseguró que "el mundo visto desde sus ojos nunca dejará de sorprendernos".

Perpinyá concluyó con un aviso: "Usted no ha estado a la altura: no ha conseguido hacernos sentir más protegidos en Madrid si no todo lo contrario. Usted y su Gobierno nos han abandonado y, por ello, le pido que dimita. Y si no, no habrá mayor gesto de unidad que sacarla de la Puerta del Sol". Su compañera García Gómez tomó el relevo pidiendo a Ayuso que explicara "por qué se siente la mayor víctima de la pandemia. Con 800 pacientes que han pasado por la UCI, ¿la víctima es usted?". Y acabó culpándola de "tirar del argumentario de Vox, Menas, Okupación y Delincuencia, a falta de programas para afrontar la pandemia". Y señaló que, "si quieren hablar de delincuencia, hablemos del diputado David Erguido: ¿dónde está?". García Gómez terminó su intervención volviendo a reclamar a Aguado que apoye una moción de censura para derribar a Ayuso.

Vox reta a presentarle unos presupuestos

Rocío Monasterio comenzó su intervención negando la acusación de que Vox tumbó la bajada de impuestos y retó a Ayuso a presentar la semana próxima la misma ley "que se la apruebo de inmediato". Los dardos de la portavoz de la formación de extrema derecha fueron otra vez para Aguado: "tiendo la mano y quiero aprobar unos presupuestos, pero preséntenme un borrador, una propuesta, firmada por el señor Aguado, no vaya a ser que luego se eche atrás". Eso sí, insistió en sus líneas rojas: fuera chiringuitos, gasto supérfluo y "olvidarse de la izquierda y los sindicatos, a los que usted les ha dado 2,5 millones en mayo para que le monten manifestaciones en los próximos meses".

Gabilondo, Más Madrid y Unidas Podemos volvieron a tentar a Cs con la moción, y Zafra lo descartó definitivamente: "Su modelo no funciona"

El último grupo de la oposición en ofrecer su contrarréplica a Ayuso fue Unidas Podemos, con 10 minutos para Jacinto Morano. que dijo ser "más de Hegel que de Kant" para hablar del "súper yo" de Díaz Ayuso. Faltaban aún 20 minutos para las cinco de la tarde y ya habían salido dos filósofos. Morano, que dijo que Ayuso era "la que mejor le caía de Vox", volvió a asegurar -como en su intervención de la mañana- que "este sería el último debate del estado de la Región" de la presidenta porque su propio partido le va a mover la silla. "Madrid no puede aguantarles por mucho más tiempo", culminó.

Morano exigió a Ayuso retirar la literalidad de una frase, cuando dijo por la mañana que los rebrotes en muchos barrios del sur se debían a "las formas de vida de los inmigrantes". Ayuso dijo después que se refería a las condiciones de los pisos y al hacinamiento, pero Morano le exigió que lo retirara del diario. Lo volvió a reclamar en una intervención final, "para no tener que decir que tenemos una presidenta racista". Ayuso replicó que le lleve "a los tribunales si cree que soy racista o, si no, olvídeme".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios