TRAS EL FRACASO DEL GOBIERNO EN EL CONGRESO

Una ley ya en trámite permite a PSOE y UP rescatar el decreto que vetó el Congreso

Se trataría de aprovechar el trámite de enmiendas a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, a la cual los diputados de JxCAT realizaron dos relativas a la regla de gasto y a los remanentes

Foto: El diputado del PDeCAT Ferran Bel conversa este jueves en el Congreso con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
El diputado del PDeCAT Ferran Bel conversa este jueves en el Congreso con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

Hacienda no presentará otro decreto para aliviar la situación de asfixia económica por la que atraviesan muchos ayuntamientos después de que el Congreso tumbase este jueves por una amplia mayoría el decreto de remanentes municipales. Pero no se descartan alternativas, como ya han reclamado desde Unidas Podemos solicitando al ministerio que dirige María Jesús Montero una reunión urgente. La idea principal que está sobre la mesa es una iniciativa de los diputados de JxCAT y cuenta con el apoyo de los grupos que apoyaron la investidura y el visto bueno de Unidas Podemos.

Se trataría de aprovechar el trámite de enmiendas a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, a la cual los diputados catalanes realizaron dos. Concretamente, las enmiendas hacen referencia a que no se aplique la regla de gasto a los ayuntamientos durante este año y el próximo y a que los remanentes se puedan aplicar libremente sin afectar a la estabilidad presupuestaria. Se trata de aprovechar esta percha para buscar una alternativa tras el fracaso del Gobierno este jueves, que deja en el aire un total de 15.000 millones de ahorros que suman las corporaciones locales y que no pueden emplear.

Una ley ya en trámite permite a PSOE y UP rescatar el decreto que vetó el Congreso

Más allá de estas enmiendas, lo que valoran otros grupos es que se trata de un mecanismo a través del que dar una segunda oportunidad a las negociaciones con Hacienda para salvar la situación, como es el caso del PNV. Con todo, una de las principales reivindicaciones que desde el grupo de Unidas Podemos en la FEMP se ponen sobre la mesa coincide a grandes rasgos con las enmiendas ya registradas a la mencionada ley por parte de los diputados de JxCAT, la que tiene que ver con "la no aplicación de la regla de gasto a las entidades locales durante 2020 y 2021".

Se trataría también de una vía intermedia a la derogación de la conocida como Ley Montoro. Una línea roja que estableció Hacienda durante las fallidas negociaciones para sacar adelante el decreto, argumentando que dicha derogación implicaría una reforma constitucional. Para sortear este impedimento, desde el grupo municipalista de Izquierda Unida, Podemos y 'comuns' se propone también ampliar las denominadas inversiones financieramente sostenibles, un mecanismo por el que ya se permite a los ayuntamientos utilizar el superávit en inversiones consideradas sostenibles en el tiempo y en determinados servicios públicos esenciales.

El objetivo es buscar "otra propuesta" tras el rechazo de una mayoría de 193 diputados del Congreso al texto debatido este jueves. “Los ayuntamientos no se pueden quedar ahora en tierra de nadie y sin capacidad legal para movilizar sus recursos ante la crisis”, ha exhortado su portavoz en la FEMP y alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura. Fuentes del grupo confederal de Unidas Podemos añaden que la propuesta de JxCAT, respaldada por otros grupos, puede ser una alternativa viable y que lo fundamental es acordar "una salida urgente". "Los ayuntamientos necesitan ayuda urgentemente", concluyen estas mismas fuentes del grupo de Unidas Podemos.

A todas estas demandas se incorporaría la oferta que ya realizó Hacienda durante las negociaciones pero que fue insuficiente para conseguir apoyos: la desvinculación de un fondo de 5.000 millones a la entrega de remanentes. Esto es, repartirlo al menos en un 60% y de forma casi inmediata entre todos los ayuntamientos, independientemente de que presten o no a Hacienda los ahorros que tienen en el banco. Una condición 'sine qua non' que comparte la mayoría de grupos que rechazaron el decreto.

"Tomar nota y aprender"

La ministra de Hacienda se mostró autocrítica tras el fracaso de su proyecto y reconoció que se trata "de un toque de atención del que tenemos que aprender todos". En esta línea, se mostró dispuesta a "tomar nota y aprender" de cara a futuras negociaciones. Unas palabras que no descartan que se pueda llegar a un acuerdo para explorar vías alternativas, como la puesta sobre la mesa por el diputado del PDeCAT Ferran Bel. Con todo, fuentes del grupo socialista lamentaron que durante las negociaciones algunos grupos realizaran propuestas ajenas al decreto sometido a debate, y cuyo rechazo a la convalidación asocian a que no fuesen atendidas por desviarse de este objeto.

Fuentes del grupo parlamentario de Unidas Podemos, que negociaron tanto con Hacienda para acordar modificaciones como con otros grupos para atraer su apoyo, insistieron también en que esta derrota sirva, al menos, "para tomar nota" de cara a la negociación presupuestaria y para elegir socios. Su posición siempre ha sido que se debe priorizar el bloque de la investidura a otras fuerzas moderadas como Ciudadanos.

No todo está perdido y diferentes negociadores esperan que en cuanto se enfríe lo ocurrido este jueves en el Congreso se puedan retomar las negociaciones para buscar una alternativa. Todos siguen abiertos al diálogo. "Las conversaciones mantenidas con el Gobierno no han sido suficientes para superar las diferencias preexistentes", aseguraban desde el PNV para justificar su rechazo al decreto, al tiempo que no cierran la puerta a explorar otros mecanismos. La pelota vuelve a estar en el tejado del Ejecutivo, mientras el coste de los acuerdos sigue cotizando al alza.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios