"Los mensajes conllevarán la citación de Rajoy": los wasaps del ex dos de Interior
  1. España
Espionaje a Bárcenas

"Los mensajes conllevarán la citación de Rajoy": los wasaps del ex dos de Interior

"La investigación seguirá creciendo porque llamarán a Jorge (como mínimo)", apuntó Francisco Martínez en otro mensaje

Foto: "Los mensajes conllevarán la citación de Rajoy": los wasaps del ex dos de Interior
"Los mensajes conllevarán la citación de Rajoy": los wasaps del ex dos de Interior

"Entregaré en el juzgado las actas notariales en las que constan los mensajes recibidos a lo largo de 2013 y 2014". Con esta introducción, el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez informó a su entorno, incluido su jefe, el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, de la carga inculpatoria de los mensajes que tenía en su poder y en los que se le daban "instrucciones muy claras y precisas" sobre el operativo policial, al margen de la Justicia y con cargo a los fondos reservados, montado para averiguar hasta qué punto Bárcenas podía hacer daño a la cúpula popular. Según los wasaps de Martínez, que refleja la Fiscalía Anticorrupción en su escrito, las órdenes recibidas provocarían "necesariamente" no solo la imputación del exministro del Interior sino también la citación del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

Francisco Martínez apunta a Cospedal y Fernández Díaz como responsables del presunto robo a Bárcenas

La sombra de Rajoy aparece a lo largo de toda la pieza bautizada como Kitchen y en la que se investiga el espionaje a Bárcenas ejecutado por un grupo de policías a las órdenes de mandos políticos del PP. En distintos mensajes remitidos a varios interlocutores, el exsecretario se muestra decepcionado y muy molesto por el aislamiento provocado por su imputación en esta rama del caso Villarejo. Menciona los "supuestos operativos policiales" de los que trata la instrucción judicial y que han sido calificados por el magistrado Manuel García-Castellón como una trama "parapolicial" dirigida por órganos superiores o directivos de la Administración General del Estado al margen de la Justicia.

Martínez insistió en esta misma idea —una hipotética vinculación directa de Rajoy en el operativo— en otros mensajes. Uno de ellos fue remitido hace solo unos meses, en enero de 2020, poco después de su imputación. En un wasap dirigido a uno de los comisarios imputados, Francisco García Castaño, alias 'el Gordo', insinúa el alcance de la investigación. "Evidentemente, yo me defenderé con todos los argumentos y la pieza seguirá creciendo porque llamarán a Jorge (como mínimo)", dice en ese caso.

Foto: La Fiscalía dice que Cospedal apoyó espiar a Bárcenas por los datos que tenía sobre ella

El malestar llevó incluso a Martínez a dirigirse al propio expresidente. Le escribió cuando supo que quedaba fuera de las listas del partido a las elecciones generales de abril de 2019 y que por tanto perdía su aforamiento. Le pidió que no le dejaran "tirado" y le proporcionaran una plaza, por ejemplo, en la Asamblea de Madrid. También se puso en contacto con Teodoro García Egea, al que no ocultó que se sentía "abandonado" por el partido.

En un mensaje de marzo de 2019, le indica que ha sabido que no iría en ninguna candidatura a consecuencia de la investigación judicial entonces en ciernes. "Puedo entenderlo, pero quedarme tirado y marcado como un corrupto por los míos me hace un daño irreparable". En esa charla con García Egea, vuelve a mencionar a Rajoy. Martínez explica que si se ve en ese "lío", es precisamente porque ha sido "comprensivo", "leal" y "comprometido". "Por lealtad al partido, a Jorge Fernández y a Rajoy. La misma que os tendría al presidente y a ti", dice.

Esa lealtad se mantuvo, según sus palabras, pese a que se la profesaba a "miserables". En otra conversación -en este caso con el actual presidente de la Audiencia Nacional estando ya imputado- le indica a José Ramón Navarro que la fidelidad fue su "grandísimo error". "Fui leal a miserables como Jorge, Rajoy o Cospedal", le indica, incidiendo en el enorme coste "personal y familiar" que le está provocando la investigación. También señala lo "fácil" que sería probar la implicación de los tres políticos que menciona.

Foto: El Gobierno de Rajoy ordenó espiar a Bárcenas: "La operación se hizo con éxito"

Por estos hechos, Anticorrupción ha pedido la citación como imputado de Fernández Díaz y también de María Dolores de Cospedal. En el caso de la ex secretaria general del PP, los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano consideran que tenía un doble interés en lograr que la operación, en la que se 'compró' al chófer de los Bárcenas para que accediera a información privilegiada, tuviera éxito. Por una parte, le movieron motivos "personales", ya que sospechaba que el extesorero manejaba datos sobre ella. Por otro, quería proteger al partido, dice Anticorrupción.

“Total coordinación y medios”

Además de esas comunicaciones, desde el pasado marzo, están incorporados al procedimiento cuatro mensajes remitidos por Fernández Díaz al exsecretario de Estado de Seguridad en pleno escándalo de los papeles de Bárcenas. Como adelantó El Confidencial este domingo, los dos primeros salieron del móvil del ministro el 13 de julio de 2013. Al final de ese día, el entonces máximo responsable de Interior remitió a su número dos en el ministerio el nombre del chófer de la mujer del antiguo contable del PP.

Dos horas después, le mandó un segundo mensaje para subrayar la relevancia del encargo. “Es importante”, escribió el ministro del Gobierno de Rajoy. Ese conductor se convirtió, como ya han reconocido varios investigados en la operación Kitchen, en un confidente clave del presunto dispositivo “parapolicial”, en palabras del instructor del caso, el juez Manuel García-Castellón.

Foto: El juez prevé imputar a Cospedal y Fernández Díaz por el espionaje a Bárcenas

Tres semanas después, el 2 de agosto de 2013, se produjo un intercambio de mensajes entre Fernández Díaz y Martínez que revela que Interior no fue el único departamento del Gobierno que participó en el espionaje a Bárcenas. “Entiendo que hablamos mañana en cuanto tengas el contacto Cecilio. Yo estaré viajando pero totalmente en guardia y conectado”, escribió el secretario de Estado de Seguridad a su superior. Este respondió al instante. “Yo lo tendré al acabar el Consejo, así hemos kedado [sic]. Total coordinación y medios. Hay que conseguir esa info...”. “OK. Espero tu llamada después del Consejo. Bs [sic] noches”.

El contacto Cecilio era, presuntamente, un enlace en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para coordinar los seguimientos a Bárcenas. En aquella época, los servicios de Inteligencia no dependían de Fernández Díaz, sino de una compañera en el Consejo de Ministros, la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El cuarto y último mensaje llegó al móvil de Martínez el 18 de octubre de 2013 y se refirió al presunto volcado de dos teléfonos antiguos y una 'tablet' de Bárcenas en los que este guardaba mensajes con Rajoy y otros dirigentes del PP. El encargado de proporcionar los dispositivos a los policías de Kitchen fue precisamente el chófer del extesorero. Fernández Díaz trasladó a su subordinado en el ministerio el resultado del clonado, como ya reveló este diario, demostrando que estuvo informado en todo momento del espionaje y los hitos que este iba alcanzando.

Foto: Policías de Kitchen revelan que Interior vigiló a la mujer de Bárcenas sin control judicial

"Antillas Holandesas y Cracovia"

El mensaje de Fernández Díaz fue sumamente explícito. “La operación se hizo con éxito. Se ha 'volcao' todo (2 iPhones y 1 iPad). Mañana tendremos el informe. Según dice el informador (veremos si es así), ese material lo había dado B a los abogados para poder obtener a través de ellos los teléfonos y otros datos de su agenda, en orden a contactar con ellos para poder preparar su defensa jurídica (…) Otra cosa es que nosotros con el volcado efectuado podamos acceder a una gran e interesante información... veremos. Te informo”.

Además de esos cuatro mensajes, en el sumario figuran al menos otros dos enviados a Martínez por el comisario Enrique García Castaño, alias 'el Gordo', uno de los policías que participaron presuntamente en Kitchen. En febrero de 2015, este agente informó al secretario de Estado de Seguridad de que había descubierto que Bárcenas ocultaba una parte de su fortuna “en las Antillas Holandesas y en Cracovia”. Según la Fiscalía Anticorrupción, “pese a la enorme relevancia de esta información de cara a la investigación judicial de índole económica” que se instruía en ese momento en la Audiencia Nacional sobre el extesorero del PP, esos detalles nunca fueron trasladados a los agentes responsables del caso.

Mariano Rajoy Luis Bárcenas Comisario Villarejo Audiencia Nacional
El redactor recomienda