'Arden' los bomberos de Leganés: enfrentados por pasar a depender de la Comunidad
  1. España
EL 1 DE OCTUBRE SE TRASLADAN A LA CONSEJERÍA

'Arden' los bomberos de Leganés: enfrentados por pasar a depender de la Comunidad

Dos denuncias insinúan que un concejal coaccionó a algunos funcionarios, extremo que niegan tajantemente desde el Ayuntamiento de la ciudad

Foto: Los bomberos durante una intervención en Alcorcón. (EFE)
Los bomberos durante una intervención en Alcorcón. (EFE)

Los bomberos de Leganés están que arden. Un acuerdo entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento hará que los 72 funcionarios que hasta ahora pertenecían al parque municipal pasen a depender de la Consejería de Interior de la administración autonómica, a partir del 1 de octubre. El convenio, sin embargo, no ha gustado a todos los trabajadores. Hace dos años, 58 de los 72 empleados votaron a favor de pasar a depender del Gobierno regional y dejar atrás su vinculación con el consistorio. El resto de bomberos —salvo cinco, que se abstuvieron— se opusieron al traspaso.

Dos de estos contrarios al acuerdo han ido más allá de aquella votación y han interpuesto dos denuncias, una ante los juzgados de lo Contencioso Administrativo contra el mencionado convenio y otra en la Fiscalía. En el marco de la primera, irán a declarar el próximo 21 de enero un grupo de bomberos del parque municipal. La segunda, explica Charles Rodríguez, uno de los dos funcionarios díscolos, la está investigando la Policía Nacional por orden del Ministerio Público. En ella, el denunciante argumenta que en 2017, cuando él era secretario general del sindicato CSIF, hubo cuatro votaciones para aprobar el traspaso del servicio a la Comunidad de Madrid. "En las tres primeras consultas salió no por mayoría absoluta y en la última, salió sí", explica en su escrito.

Foto:  Imagen de uno de los establecimientos ubicados dentro del estadio de Butarque. (EC)

Rodríguez argumenta en el mismo texto que antes de la cuarta votación, el entonces director general de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Óscar Oliveira, ahora concejal del ramo, propuso a los bomberos "cambiar su voto" a cambio de "una compensación económica de hasta 11.000 euros por pérdida de derechos laborales" que saldría "del dinero de Unespa". El denunciante añade que, tras el encuentro, fue a hablar con personal de Unespa que le "comunicó que era imposible hacer compensaciones" con esos fondos, ya que estos eran "solamente para formación y material". En el escrito, Rodríguez asegura aportar un USB que recoge un audio en el que, supuestamente, Oliveira hace la mencionada proposición de viva voz.

"O te vas a la Comunidad de Madrid o te quedas como jardinero aquí", relata que les dijeron a algunos de los bomberos

El denunciante asegura a El Confidencial que no ha firmado el acuerdo y, por lo tanto, se quedará en Leganés, aunque dice no saber en qué situación porque no le contesta nadie del consistorio. Hace más de un mes, cuenta, él y su compañero —también representante de otro sindicato, CPPM— escribieron una carta al alcalde que no ha sido respondida todavía. En la misiva, ambos argumentaban que "la aprobación del convenio suscrito afecta a las condiciones laborales de los trabajadores, así como a su derecho a ser informado de aquellos acuerdos que puedan modificarlas". Ante El Confidencial, añade que quienes han aceptado el cambio trabajarán 20 días más y perderán vacaciones estivales y días de asuntos propios. Agrega, además, que los funcionarios que modificaron su voto de la tercera a la cuarta consulta fueron coaccionados por Oliveira. "O te vas a la Comunidad de Madrid o te quedas como jardinero aquí", relata que les dijeron a algunos de ellos.

Lorenzo Pérez, representante del sindicato CSIT, mayoritario en el parque de bomberos de Leganés, ve las cosas desde otro prisma. Su organización apoyó el traspaso, que define como un acuerdo "legal" entre ambas partes. Niega que ningún funcionario decidiera bajo presión. "Yo no vi ninguna coacción, sino una votación libre", considera el portavoz sindical, quien -al contrario que Rodríguez- sí entiende que tanto él como sus compañeros mejoran con el nuevo convenio, tanto desde el punto de vista económico como en lo referente a las posibilidades de promoción interna, ya que al entrar a formar parte de una plantilla más amplia, aumentan las posibilidades.

Foto: Policía Nacional localiza un proyectil de la Guerra Civil en Leganés en perfecto estado de detonación. (EP)

Desde el Ayuntamiento, por su parte, insisten a El Confidencial que "se trata de un convenio legal" que respaldó la mayoría de los bomberos, que no hubo intimidación alguna durante las mencionadas consultas y que esta no es la primera vez que los dos bomberos díscolos denuncian en balde. "El juez nos dio la razón la primera vez", recuerdan las fuentes oficiales del consistorio consultadas, que rechazan también la posibilidad de que los funcionarios que se queden en el Ayuntamiento por decisión propia vayan a ser rebajados de su categoría.

"No tendremos cuerpo de bomberos cuando se haga efectivo el acuerdo, pero ellos seguirán cobrando lo mismo y asumirán tareas correspondientes a su categoría profesional, que es de las más altas del consistorio", explican las mismas fuentes municipales, que admiten ignorar, sin embargo, cualquier asunto relacionados con los procedimientos judiciales. "Desconozco nada de Unespa", añaden antes de subrayar la idea de que el convenio, antes de ser aprobado, ha pasado todos los controles internos del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid.

Desde esta última institución, en la misma línea, recuerdan que este convenio lo propuso el Ayuntamiento de Leganés y el Gobierno regional lo vio adecuado. Asegura que finalmente lo apoyaron 76 de los 78 bomberos que componen el parque y que ahora la Comunidad proporcionará a todos la formación adecuada para desempeñar sus nuevas funciones en el marco del convenio autonómico. Niegan tener nada que ver con ningún tipo de coacciones, que desconocen en absoluto.

Bomberos Comunidad de Madrid Administraciones Públicas
El redactor recomienda