Sigue el quebradero de Messi: la Audiencia investiga si cobró en paraísos fiscales
  1. España
FRENTE JUDICIAL CONTRA EL ASTRO argentino

Sigue el quebradero de Messi: la Audiencia investiga si cobró en paraísos fiscales

Entre las presuntas irregularidades destacan el cobrar los patrocinios ligados a su imagen a través de su Fundación, pero en paraísos fiscales y sin declararlos

Foto: Sigue el quebradero de Messi: la Audiencia investiga si cobró en paraísos fiscales
Sigue el quebradero de Messi: la Audiencia investiga si cobró en paraísos fiscales

Leo Messi tiene otra preocupación. Al conflicto con la cúpula del FC Barcelona debido a su intención (finalmente desestimada) de rescindir el contrato, se añade una investigación judicial de la Audiencia Nacional, que lleva la magistrada María Tardón, sobre presuntas irregularidades de la Fundación que lleva su nombre, que también está siendo investigada en Argentina. Las pesquisas incluyen si cobró patrocinios ligados a su imagen a través de su Fundación, pero en paraísos fiscales y sin declararlos, justificar millones de euros como gastos para buscar patrocinadores o no destinar el 70% de los ingresos de la entidad a acción social, tal y como establece la ley.

Para este martes, está prevista en la Audiencia Nacional la declaración del principal testigo, Federico Rettori, antiguo empleado de la Fundación y cooperante. Rettori fue quien denunció y llevó ante la justicia a la Fundación Leo Messi en Argentina, donde tanto el jugador como su padre, Jorge Messi, están siendo investigados. Ahora le toca el turno a la justicia española. El cooperante ya denunció en verano pasado irregularidades de la entidad ante la Audiencia Nacional, pero la jueza Tardón archivó el caso al considerar que sus denuncias se basaban sólo en artículos periodísticos.

Pinche para leer el sumario.
Pinche para leer el sumario.

Sin embargo, Rettori contaba no sólo con documentos internos de la Fundación, sino con un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) argentina (un organismo similar al Sepblac del Banco de España), así como las memorias y los asientos contables obtenidos de fuentes oficiales. La Fiscalía se opuso al cierre de la investigación y a ese empeño se sumó también la Abogacía del Estado, que se han convertido ahora en el mayor peligro de Messi. Finalmente, Tardón aceptó reabrir el sumario, aunque dejó fuera del mismo a Rettori como denunciante y lo mantuvo como testigo.

Con su declaración este martes, se puede abrir una nueva etapa en la investigación. “No se tiene conciencia del alcance del tema en España. El fraude va mucho más allá de lo que parece y después de mi declaración se abrirán seguramente nuevas vías de investigación”, explica el cooperante a El Confidencial.

Cuentas y memorias reformuladas

Las circunstancias de la fundación ayudan a alimentar las sospechas de que algo no funcionaba dentro de la entidad del astro azulgrana: la Generalitat de Cataluña obligó a la Fundación Leo Messi a reformular las memorias entre 2013 y 2016. De ese modo, desaparecieron de los balances determinados conceptos y aparecieron otros nuevos, en un baile de cifras que no ayuda a clarificar el tema.

Para empezar, en la memoria original de 2013 aparecían 540.385 euros que supuestamente deberían haberse dedicado a una inversión social sobre proyectos para combatir el mal de chagas en Argentina. Rettori aduce que ese dinero se envió al país sudamericano sin ninguna justificación. Tras la reformulación de cuentas, esa partida desapareció, pero apareció otra que hacía referencia a un proyecto denominado ‘Campo de Deportes’ y que supuestamente era un programa de alojamiento, manutención y escolarización de jóvenes para evitar riesgos de exclusión.

Pinche para leer el convenio.
Pinche para leer el convenio.

A ese proyecto se destinaron más de 190.000 euros en 2013; 250.000 euros en 2014; 281.000 euros en 2015; 246.000 euros en 2016; y 78.000 euros en 2017, según las cuentas reformuladas. En total, alrededor de 1.150.000 euros para esa actividad, que, a pesar de ser el proyecto social más importante, jamás fue recogido por la web de la Fundación. Además, esas partidas dinerarias no figuraban en las cuentas originales enviadas a la Administración. Según la UIF, en realidad lo que hicieron los Messi fue comprar el club de fútbol Los Leones, de Rosario. Un correo de Jorge Messi datado en 2018 especificaba que el 6 de marzo de 2017 la Fundación compró un “predio rural en el distrito de Alvear para establecer y estructurar un complejo deportivo”. Le costó 600.000 euros, que fueron pagados la mitad en efectivo y la mitad a plazos, pero esas cantidades no figuran en los balances de la Fundación.

No es la única presunta irregularidad. “El punto más importante es que muchos de los convenios firmados con patrocinadores no aparecen en las cuentas de la Fundación Leo Messi y hay constancia de que, al menos algunos de ellos, fueron pagados en Luxemburgo, que es un paraíso fiscal”, señala Rettori a El Confidencial.

Un informe elaborado por el cooperante a partir de los documentos del sumario argentino y de las justificaciones depositadas en las Administraciones concluye que en el periodo de 2007 a 2012 el FC Barcelona aportó la mayor parte de los 6,8 millones que la entidad recibió como donativos. En realidad, la Fundación funcionó al margen de la ley en ese periodo, ya que no fue inscrita en el registro (como es obligatorio) hasta 2013.

Los convenios ‘desaparecidos’

Entre 2013 y 2017, los ingresos fueron de más de 9,6 millones. De ellos, casi 7,9 millones fueron aportados por el Barça, la Fundación Barça, la familia Messi o la empresa Leo Messi Management. Y sólo fueron declarados 1.191.221 euros como aportaciones privadas. El aludido informe de la UIF resalta que, en Argentina, el jugador mantuvo dos Fundaciones con nombre muy similar que recibieron “aportes de recursos millonarios sin individualizar su origen, que son gastados en su totalidad en gastos operativos”. El cooperante critica esta situación, porque según la ley una fundación debe destinar al menos el 70% de los ingresos al objeto social para el que fue creada, circunstancia que no se da en la Fundación Leo Messi.

Sin embargo, Rettori aportó documentos que demuestran que la entidad del astro firmó muchos convenios con grandes empresas que luego no fueron recogidos en los balances. “Los convenios de Universal Assistance, con 3 millones de dólares, y Lamfur, con 300.000 dólares, son la prueba más clara de la no declaración de los mismos. Aquí ha habido un desvío descomunal de dinero hacia paraísos fiscales y eso es sólo la punta del iceberg”, subraya el cooperante. Oficialmente, afirma Rettori, desde fuentes cercanas a la Fundación se llegó a admitir el cobro de algunas partidas en Luxemburgo, que no figuran en los balances. Y hay documentos que lo demuestran en el sumario argentino. Las acusaciones, pues, no son ficticias, sino que están apoyadas por documentación comprometedora.

Entre los convenios firmados y que no aparecen en los balances, según la denuncia presentada tanto en Argentina como en la Audiencia Nacional figuran uno con la empresa qatarí de telecomunicaciones Ooredoo; orro con la firma Maori, que publicó el libro de Messi ‘Elegí creer’ (se pagó a la fundación un millón de dólares más porcentaje de ventas); la venta del Pie de Oro en Japón (se recaudaron más de 4 millones de euros); un contrato con Dolce & Gabbana (350.000 euros donados a la Fundación); los derechos de imagen del jugador con Turkish Airways (1,5 millones de euros anuales); otro con Samsung (3 millones de euros al año); y más de una docena de convenios con empresas argentinas, como Banco Nación (que sacó al mercado la tarjeta Leo Messi pagándole 3 millones de dólares), Sancor Seguros, Golosinas Marengo, Bodegas Bianchi; Flecha Bus, Ciudad de Buenos Aires (le supuso 1.350.000 dólares); Televisa; Antártica Films; Herbalife; o la comercialización del vídeo ‘Trainning with Messi’. “Al menos 10 millones de dólares se ingresaron por los acuerdos aquí detallados”, dice el informe de Rettori entregado en la Audiencia.

Foto: Messi era solo el principio: así cambiará el coronavirus los contratos del deporte

Otra de las actuaciones bajo sospecha es el elevado número de gastos que soporta la Fundación. “Esos gastos son altísimos para una entidad que tiene un solo empleado”, explica el cooperante. Según las memorias de la entidad, ese empleado es María Florencia Parisi, cuñada de Leo Messi. Pero su salario era de unos pocos miles de euros brutos anuales, que se convirtieron en 21.330,20 euros en 2019.

Gastos y honorarios desproporcionados

En las memorias, no obstante, se achacaban gatos de millones de euros que supuestamente eran destinados a gestiones para obtener ingresos. “Es imposible justificar 2.826.395 euros entre 2013 y 2017 como gastos para obtener los ingresos, ya que durante 6 años la mayor parte del dinero llegó desde la misma fuente, el FC Barcelona”. Según el cooperante, los gastos destinados para la obtención de ingresos “suelen realizarse en Fundaciones que necesitan campañas de captación de fondos, donaciones o sumar socios. No es entendible ni razonable los gastos desproporcionados que realiza en este apartado la fundación Leo Messi, ya que su principal donante, del cual recibió más del 80% del dinero en todos estos años, es el FC Barcelona”.

“Es imposible justificar 2.826.395 euros entre 2013 y 2017 como gastos para obtener los ingresos, ya que durante 6 años la mayor parte del dinero llegó desde la misma fuente, el FC Barcelona”

Como honorarios de abogados, se incluyen 466.000 euros hasta 2016 y 266.677 euros más en 2017. “Dichos honorarios no deberían ser descontados del dinero destinado a los fines de interés general, como gastos realizados para finalidades estatutarias. La ley señala que los servicios profesionales independientes son gastos diferentes a los gastos realizados para el objeto de la entidad”, dice uno de los informes depositados en la audiencia. Según parece, esos altos honorarios pudieron haber servido para pagar a los abogados durante el pleito que enfrentó al jugador con Hacienda y en el que fue condenado. En mobiliario, por otra parte, la memoria de 2017 detalla un gasto acumulado de más de 1,8 millones de euros desde 2013.

También se denuncia en los documentos enviados a la Audiencia Nacional los elevados ‘gastos externos’ de la Fundación: los “servicios profesionales independientes” sumaron de 2013 a 2017 un total de 2.261.338 euros y los gastos de arrendamiento en España llegaron a 480.000 euros. “La Fundación le paga el alquiler a una empresa de Jorge Messi, Limecu España 2010, que es la propietaria del inmueble donde se ubica la oficina”, expone el cooperante. En las cuentas reformuladas, a esos gastos se añade el alquiler de la sede argentina, que hasta entonces no había aflorado: 329.484 euros por la sede en Rosario, pagados también a la misma empresa de Jorge Messi. “Se destaca que pese a haber hecho algún evento en Rosario, las oficinas nunca han tenido atención al público ni carteles en la recepción de los edificios”.

Leo Messi Argentina Audiencia Nacional Jorge Messi Luxemburgo Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda