Los 2.000 rastreadores militares estarán bajo el mando de Defensa, no de las comunidades
  1. España
Sanidad deberá dar el visto bueno

Los 2.000 rastreadores militares estarán bajo el mando de Defensa, no de las comunidades

Ese personal no se incorporará a los servicios de salud autonómicos, sino que seguirán bajo el mando del Ejército. Murcia y la Comunidad Valenciana ya han solicitado 210

placeholder Foto: El capitán, José Ramón Fedriani (i); la subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce García (c), y el teniente Miguel Vidal Rodríguez (d). (EFE)
El capitán, José Ramón Fedriani (i); la subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce García (c), y el teniente Miguel Vidal Rodríguez (d). (EFE)

Los 2.000 rastreadores que el Gobierno ha puesto a disposición de las comunidades ya están listos para reforzar el trabajo de los servicios de salud autonómicos por la pandemia de coronavirus, pero seguirán estando bajo el mando del Ministerio de Defensa. No se incorporarán a los servicios de rastreo de las regiones que los soliciten, sino que actuarán como unidades independientes que se coordinarán con las consejerías autonómicas.

El anuncio del ofrecimiento lo realizó el martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero la comunicación oficial no llegará hasta este jueves a las comunidades. "Dirigirán sus solicitudes por escrito y motivadas al Ministerio de Sanidad, que las valora en coordinación con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, y una vez aceptada se traslada al Ministerio de Defensa", explicó la subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce García. Solo Murcia y la Comunidad Valenciana han anunciado que pedirán ese refuerzo, 60 y 150, respectivamente. Galicia también se ha interesado, pero de momento solo ha pedido información.

Foto: Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa de este martes en La Moncloa. (Reuters)

"No es: 'Entrego a estos señores para que hagan lo que se les mande'. Se ofrece el servicio de rastreo con todos los rastreadores (...) Ponemos al servicio nuestro sistema, que implica hacer todo el seguimiento desde el minuto uno. Se basa en la colaboración y en la coordinación, pero la jerarquía sobre las unidades de vigilancia epidemiológica sigue siendo del Ministerio de Defensa", explicó Valcarce en una rueda de prensa celebrada este jueves en el Ministerio de Defensa.

En la rueda de prensa también participaron la teniente coronel María del Carmen Ariñez Fernández, directora del Insituto de Medicina Preventiva de la Defensa; el capitán de la Unidad Militar de Emergencias (UME) José Ramón Rey Fedriani; y el teniente de la UME Miguel Vidal Rodríguez, enfermero que ya ha hecho labores de rastreador. No estaba prevista la intervención de Margarita Robles, que asistió como oyente. Pero la ministra acabó cogiendo el micrófono para aclarar alguno de los puntos de la explicación de la subsecretaria.

Los 2.000 rastreadores estarán distribuidos por todo el territorio nacional. Todas las UCO (unidad, centro u organismo) del Ministerio de Defensa tendrán asignada una unidad de vigilancia epidemiológica y, cada unidad, tendrá una zona de influencia en la que se encargará del rastreo de todos los casos y contactos de efectivos civiles y militares en la que esté localizada su UCO. "Queremos que estén lo más próximos y pegados al terreno. Cuando decimos que tenemos una gran capacidad de despliegue es porque podemos estar en toda España", señaló la subsecretaria de Defensa, que también apuntó que, además de esos 2.000 rastreadores, el ministerio tiene más efectivos para cubrir sus necesidades internas.

La composición de cada unidad será variable, pero tendrán al menos un oficial del Cuerpo Militar de Sanidad, un jefe de la unidad y dos rastreadores. "No obstante, en cada unidad, como objetivo a alcanzar, se incrementarán el número de rastreadores hasta alcanzar una ratio de al menos 1 cada 500 efectivos en su área de influencia", afirma la instrucción técnica 04/2020 de la IGESAN que regula el trabajo de los rastreadores de Defensa.

placeholder La subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce García. (EFE)
La subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce García. (EFE)

"Por el tipo de información que deben manejar y los cometidos encomendados, deberán ser seleccionados entre el personal de confianza de las UCO (preferiblemente con perfil sanitario), con buena capacidad comunicativa y conocimientos básicos en ofimática", dice la instrucción.

"En nuestro caso, la inmensa mayoría es personal sanitario: médicos, enfermeros, farmacéuticos, psicólogos y técnicos de emergencias. Tienen experiencia porque han participado en diferentes misiones y operaciones relacionadas con pandemias. Además, tienen la formación específica, una formación que desde junio ha ido implementando el Ministerio de Defensa", explicó Valcarce. El curso ha sido a distancia y ha constado de cinco módulos.

Coronavirus Ministerio de Defensa Ministerio de Sanidad Pedro Sánchez
El redactor recomienda