SERÁ MUY DIFÍCIL QUE LLEGUEN A TIEMPO

Las CCAA se lanzan a contratar a 40.000 docentes y auxiliares para salvar el curso

Carrera contrarreloj para crear nuevas aulas y cumplir las ratios de alumno por clase a escasos 15 días para arrancar. Nunca se ha hecho una contratación tan masiva en Educación

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Adelantado en

La Comunidad de Madrid anunció ayer la contratación de 10.610 docentes de refuerzo para su red de colegios públicos y concertados. Con esa cifra, la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, se comprometió a un incremento de más del 10% en su plantilla de profesores. Un refuerzo notable, que además habrá que incorporar en un tiempo récord. Para ponerlo en contexto, en el año 2018 se llegó a un acuerdo sectorial para contratar a 800 nuevos docentes y a día de hoy solo ha cubierto 200. Profesores y sindicatos han recibido con asombro la promesa. Dicen que aumentar el plantel docente es un requisito indispensable para poder desdoblar clases y reducir el número de alumnos por aula. Pero ¿cómo se contrata a 10.610 profesores de un día para otro?

Aunque ninguna ha llegado tan lejos como Madrid, en casi todas las comunidades autónomas ha habido promesas de reforzar la plantilla. Cataluña pretende incorporar a 8.000 profesionales entre profesores y personal auxiliar, la Comunidad Valenciana, a 7.300, Andalucía, a 6.000, Castilla-La Mancha, a 3.000. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo ayer que hay fondos para contratar a 30.000 profesionales de refuerzo en todo el país, en concreto, 2.000 millones de euros. Eso cubre un porcentaje bastante elevado del gasto previsto por las distintas comunidades, cuya suma total se sitúa en torno a los 40.000 profesores y personal extra. Por poner la cifra en contexto, en España hay cerca de 750.000 docentes no universitarios, una cifra que incluye también Formación Profesional, escuelas de idiomas, colegios privados, etcétera.

Algunas comunidades, como Castilla-La Mancha, ya han empezado a contratar. A mediados de agosto, adjudicaron 6.382 plazas para interinos, casi 1.500 más que las del año anterior y la mitad de las prometidas por García-Page. El proceso, aseguran fuentes de la Junta, concluirá a lo largo de septiembre. Otras comunidades, como Madrid, no han sacado aún las convocatorias a pesar de que los centros recuperan la actividad presencial la primera semana de septiembre. Muchos profesores se preguntan cómo se efectuarán estas contrataciones masivas, si llegarán a tiempo para el inicio de curso y qué encaje tendrán en sus colegios. Algunos centros, sobre todo en las grandes ciudades, no disponen de espacio suficiente para abrir más aulas y reducir las ratios a menos de 20 alumnos por clase.

Contrataciones contrarreloj

La sensación generalizada es que por fin se anuncian refuerzos, pero que estos llegan innecesariamente tarde. No tanto por el tanteo de cifras, que en algunas comunidades ya se concretaron a mediados de julio, sino porque en la mayoría de las regiones todavía no se ha publicado ninguna convocatoria ni se sabe con cuántos de esos miles de profesores se podrá contar el primer día de clase.

El Gobierno financiará la contratación de 30.000 docentes con un fondo de 2.000 millones

La mayoría de las direcciones escolares no han recibido ninguna información al respecto por parte de las consejerías. Difícilmente, dicen, el curso escolar comenzará con los recursos humanos necesarios para garantizar la distancia de seguridad y las ratios de alumno por clase exigidas por los ministerios de Sanidad y Educación. Si faltan 15 días para que arranque el curso escolar en toda España y una convocatoria extraordinaria de plazas (que se abren cuando no hay candidatos en las bolsas ordinarias de interinos, algo que se da por hecho que ocurrirá) requiere de un periodo legal de 15 días entre la publicación en el boletín oficial de la comunidad y su resolución, los números no salen. Parece imposible que el curso escolar pueda arrancar con los medios humanos necesarios para hacer frente a la pandemia.

“De momento, no hay ningún compromiso generalizado de garantizar 20 alumnos por clase y metro y medio de distancia y medidas higiénicas, salvo en Valencia. Es el único plan realmente con garantías para que se cumpla”, afirma Paco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CCOO). “Igual que ha hecho el Gobierno de la Comunidad de Madrid de dar un golpe de timón de 180 grados, creo que la exigencia de la pandemia va a pedir que las administraciones se tomen en serio la vuelta al cole. Será inviable volver a coste cero si se quiere mantener la seguridad. El otro escenario es confinar, pero nos parece el peor”.

García es optimista en los plazos. “Sí hay interinos suficientes y da tiempo a contratar, todavía faltan dos semanas para iniciar el curso en Primaria y algo más en Secundaria”. Lo que no comparte son las cifras. Considera que para cumplir con los términos pactados de ratios de alumno por clase y distancia de seguridad, se requeriría crear 87.500 nuevas aulas y contratar 165.000 profesores. “Esos datos son incontestables, porque están basados en estadísticas oficiales”, asegura.

Vuelta a las aulas en Castilla y León durante la desescalada. (EFE)
Vuelta a las aulas en Castilla y León durante la desescalada. (EFE)

Sin profesores cualificados

“El gran problema es que no habrá suficientes profesores para ciertas especialidades de Secundaria, como matemáticas o inglés. Ya lo vimos hace años, cuando se hicieron llamamientos masivos y faltaron candidatos”, advierte Ramón Izquierdo, responsable de Acción Sindical de la Asociación Nacional de Profesores de Enseñanza (ANPE). “Además, muchas comunidades autónomas no tienen previstas bolsas de interinos para tanta gente, veremos cómo se coordinan y cómo se hacen los nombramientos. Se debería haber hecho hace semanas para llegar a tiempo al inicio del curso. Muchas comunidades comenzarán de forma escalonada para ir incorporando a estos profesores”.

Las CCAA se lanzan a contratar a 40.000 docentes y auxiliares para salvar el curso

Todo esto, dando por buena la premisa de que los gobiernos autonómicos cumplirán sus promesas y contratarán a esos 40.000 docentes y técnicos, desde personal de limpieza a enfermería, necesarios para iniciar el curso en condiciones de seguridad para profesores y alumnos. “Necesitamos primero que nos aclaren esas cifras y en qué espacios se van a ubicar esas aulas extra para cumplir las ratios”, advierte Carlos Fernández, presidente de la Asociación de Profesores de Madrid. “De esos 11.000 profesores, no sabemos cuántos son realmente nuevos si los comparamos con los contratados en el curso anterior. Los profesores no tenemos ningún indicio de que desde la Administración se estén ampliando los recursos humanos para hacer frente a una convocatoria tan masiva". Fuentes de la CAM aseguran que la cifra de casi 11.000 nuevos profesionales anunciados no tiene trampa ni cartón. "Serán 11.000 más que en el curso anterior".

"Si se lo proponen", añade Fernández, "creemos que es posible obtener esos miles de contrataciones, porque gente con titulación y ganas de trabajar hay a patadas, y más en una situación tan excepcional como esta en la que se pueden hacer excepciones con profesionales que no tengan el CAP o máster de profesorado, o personas que en principio no cumplen todos los requisitos, como de hecho ya se viene haciendo en algunas especialidades”. Según cálculos de la Asociación de Profesores de Madrid, el aula media en la capital mide 40m2, lo que permite un máximo de 15 alumnos y un docente para cumplir con la normativa de un metro y medio de distancia. Todo lo que supere esa cifra estará violando los protocolos de seguridad. Y los casos se contarán por cientos.

También habrá que leer la letra pequeña de esas convocatorias de docentes, según fuentes sindicales. "Habrá que ver qué condiciones laborales les ofrecen y si las aceptan. No olvidemos que se trata de contratos temporales y que te pueden mandar adonde quieran dentro de la comunidad autónoma con un preaviso de 48 horas. Tal vez se contrate dos o más veces al mismo profesor durante el curso y eso se contabilice como tres docentes distintos, es todo tan ambiguo por ahora que hay margen para hacer muchas trampas”.

Las cifras, por comunidades

En Andalucía, el Gobierno anunció el pasado julio un refuerzo para las aulas de 6.260 profesores. No se obligará a bajar la ratio ni se desdoblarán aulas, pero sí se comprometió a incorporar más personal docente para cumplir las medidas impuestas para el inicio del curso. También solicitó al Gobierno que flexibilice la homologación de los títulos de los profesores para que puedan impartir más materias y sea posible hacer grupos burbuja o de convivencia estable.

En Andalucía, los nuevos profesores aún no se han contratado en la educación pública. Será el 3 de septiembre, dos días después de que la comunidad educativa arranque su trabajo el 1, cuando se pondrá en marcha el llamado Sipri, un sistema informático que se encarga de convocar a los interinos que estén en la bolsa. El compromiso es que el día 10 estén todos los refuerzos en los centros de Primaria, y el 15 o 16, en Secundaria. También se han contratado ya los 1.600 trabajadores para reforzar la limpieza de los institutos, subraya Educación.

En Extremadura, el Gobierno de Guillermo Fernández Vara (PSOE) sigue apostando por una vuelta al cole “con la máxima normalidad posible” y mantiene el 10 de septiembre como inicio de la actividad lectiva. La comunidad anunció el contrato adicional de 312 docentes y no llevará a cabo un recorte previsto, antes de la pandemia, de 302 profesores. Pero sindicatos y padres creen que la cifra es insuficiente.

Las CCAA se lanzan a contratar a 40.000 docentes y auxiliares para salvar el curso

En Castilla y León, donde desde el Gobierno regional se ha insistido en que no va a haber problemas de espacio, se prevé contratar a entre 500 y 600 nuevos profesores, sobre todo para Formación Profesión y Educación Secundaria. Canarias, por su parte, también anunció a finales de julio la contratación de unos 3.300 docentes, de los cuales un 80% está destinado a reforzar las plantillas de ESO y Bachillerato.

En Cataluña, el 'conseller' de Educación, Josep Bargalló, ha anunciado que la Generalitat ha contratado 8.000 nuevos profesionales, de los cuales 4.000 son docentes. Sin embargo, están todavía sin asignar, ya que se han de estudiar las necesidades de cada escuela, a la hora, por ejemplo, de desdoblar grupos para conseguir que en clase no haya más de 20 alumnos, una ratio que hoy parece muy difícil de cumplir.

Vuelta a las aulas durante la desescalada. (EFE)
Vuelta a las aulas durante la desescalada. (EFE)

En Galicia, el número de docentes que serán contratados como refuerzo está todavía sin definir con claridad. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció la pasada semana la incorporación de 240 profesores a media jornada para Infantil y Primaria, una cantidad que la oposición no tardó en criticar y atribuyó a la cobertura habitual de vacantes por jubilación. La 'conselleira' de Educación, Carmen Pomar, rectificó días después hasta sumar una cantidad de un millar de contratos, igualmente considerados insuficientes por la comunidad educativa. Lo que se mantendrá en Galicia es la ratio de 25 alumnos por clase, según la 'conselleira', imposible de reducir por problemas de espacio.

Esa cantidad en Asturias se reducirá a 20 estudiantes en Infantil y Primaria, gracias a la contratación de 400 profesores en la pública y 150 en la concertada. En Cantabria, mientras, la Consejería de Sanidad ha anunciado la contratación de 201 docentes de los que 86 impartirán Educación Infantil y 115 en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. En Navarra, se contempla la contratación de 666 nuevos docentes y 200 cuidadores de comedor. Las cifras en Euskadi son todavía una incógnita, y habrá que esperar hasta el viernes para conocer las medidas que se van a implementar.

Las CCAA se lanzan a contratar a 40.000 docentes y auxiliares para salvar el curso

Para poder implementar los grupos y desdoblar las aulas donde sea necesario, la Comunidad Valenciana ha anunciado la contratación de 4.374 profesores y 3.000 monitores de refuerzo para las horas de comedor. La Generalitat ha tratado de ganarse desde el principio el favor del colectivo de profesores y su complicidad para consensuar su plan, convirtiéndose en el modelo para el resto. El protocolo se ha firmado en paralelo a una reducción de horas lectivas (23 a la semana en docentes de Infantil, Primaria y Especial y 18 en Secundaria y Bachillerato), una antigua reivindicación sindical del colectivo de profesores. Según fuentes de la Generalitat, los profesores han sido ya contratados y conocen su destino dentro del plan para crear "aulas burbuja" con grupos estables de convivencia con un único profesor por clase y no más de veinte alumnos con el objetivo de garantizar la presencialidad completo al menos hasta segundo de la ESO. .

El plan valenciano es distinto al de autonomías como Murcia, donde se ha anunciado la contratación de 800 profesores de refuerzo, pero se ha apostado por una formación semipresencial para reducir el volumen de alumnos en las aulas, concebidas también como burbujas. El Gobierno de Fernando López Miras ha presentado un protocolo que fija turnos presenciales de cuatro días en el centro docente y uno en casa con el fin de que no haya nunca más de 20 alumnos por clase en los cursos de tres a 14 años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios