BALANCE DE SIETE MESES DE GOBIERNO

Sánchez fija el fin de la crisis económica para 2023 y avisa de que "quedan meses difíciles"

El presidente ha asegurado que la fase de recesión ya ha quedado atrás, vaticinando que el próximo año aumentará el ritmo de crecimiento y que se acelerará durante 2022

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este mediodía en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este mediodía en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

Al menos dos años y medio para superar la crisis económica derivada del coronavirus. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha fijado para el año 2023 la plena recuperación económica de España tras la pandemia. Durante su comparecencia tras el Consejo de Ministros, en la que ha aprovechado para hacer balance de los siete meses de legislatura y anticipar su hoja de ruta para los próximos años, Sánchez ha asegurado que la fase de recesión ya habría quedado atrás, esperando que el próximo año aumente el ritmo de crecimiento gracias a la ayuda del fondo de recuperación y que este ritmo se acelere durante el siguiente ejercicio para cerrarlo saliendo ya de la crisis. Una reactivación en la que se ha mostrado convencido de que la economía estará en mejor forma y crecerá de manera más fuerte, según sus palabras, debido a una hoja de ruta basada en cuatro grandes pilares: la digitalización, la transición energética, la cohesión y "el no dejar a nadie atrás", según enumeró.

Sánchez fija el fin de la crisis económica para 2023 y avisa de que "quedan meses difíciles"

Con un tono triunfal respecto a la gestión de la pandemia, sin atisbo de autocrítica por la gestión de la pandemia y un notorio optimismo al señalar que desde su Gobierno el país afronta "una década de transformaciones" y "un tiempo nuevo", Sánchez ha reconocido también que "quedan meses difíciles por delante". "Meses muy duros", enfatizó más adelante. No ha eludido en este contexto que su primer y siguiente gran reto será la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), para lo que ha llamado a todas las fuerzas políticas, sin distinción, a "arrimar el hombro" porque, advirtió, "no hay ganancia en el fracaso".

La recuperación económica, añadió, "necesita además del acuerdo de la Unión Europea un nuevo acuerdo de Presupuestos. Por ello insistió en que "no hay límite de aforo, todos los partidos que quieran arrimar el hombro son bienvenidos", ha insistido poniendo tierra de por medio a la posición de sus socios de Gobierno que rehúsan el concurso de Ciudadanos para "no mirar hacia la derecha".

Sobre sus socios de Gobierno, con quienes ha chocado tanto en las fuerzas que se deben sumar al pacto de Presupuestos como en la posición respecto a la monarquía y la marcha de Juan Carlos I, Sánchez ha insistido en que "estoy francamente satisfecho con el trabajo del Gobierno de coalición". A modo de apaciguar estas diferencias, principalmente con respecto a las Cuentas, ya que para Unidas Podemos es una línea roja pactar con formaciones como Ciudadanos que desvíen el cumplimiento del programa de Gobierno, el presidente se ha comprometido a cumplir íntegramente el acuerdo de Gobierno, "esa es nuestra hoja de ruta". Toda convivencia en el seno del Gobierno se fía al programa firmado entre ambos socios, reconociendo que en otros asuntos existen sensibilidades diferentes.

"Estoy francamente satisfecho con el trabajo del Gobierno de coalición"

En esta línea reivindicó que hasta la fecha, "y a pesar de la excepcionalidad" de estos meses, se ha cumplido con el 55% del programa de Gobierno pactado entre socialistas y morados. "España tenía un proyecto de transformación para fortalecer nuestras necesidades y la pandemia del covid ha acelerado la urgencia de abordar esos cambios. Estábamos en el rumbo adecuado", ha defendido. A final de año prevé que solo quede por cumplir una quinta parte y que se llegue a la mitad de la legislatura con alrededor el 90% de las medidas ya implantadas.

Guiños también destinados a las formaciones catalanas, a quienes ha resaltado su intención de mantener una mesa de diálogo que ha calificado de "de reencuentro no solo entre gobiernos, sino de la propia sociedad catalana". Sin fijar fechas, Sánchez ha explicado que después de la pandemia seguirá esta hoja de ruta "con mayor ahínco" para convertir esta legislatura en la "legislatura del diálogo", convencido de que "los logros si se alcanzan es con una solución dialogada". En este punto ha puesto en valor también el diálogo con las comunidades autónomas, tanto multilateral como bilateral.

"Estamos mejor preparados para hacer frente a los rebrotes, que registramos de manera precoz"

Sánchez no renunciará pese a todo a sumar a Ciudadanos, el plan B para allanar los Presupuestos ante la inestabilidad del bloque de la investidura. Así lo ha dejado claro a lo largo de su intervención, a pesar de que este lunes los morados avanzaban que no apoyarían "ningún acuerdo que suponga que el Gobierno gire lo más mínimo hacia la derecha o trate de invalidar cualquier punto del programa de Gobierno de PSOE y Unidas Podemos", en referencia al hecho de que "el PSOE parece que quiere priorizar también el diálogo con Cs".

Sobre los rebrotes, el presidente ha pasado por alto los malos datos actuales y la negativa tendencia para poner en valor la creación de un plan de respuesta temprana "para atajar la transmisión del virus". Con todo, ha añadido que "tenemos que mantenernos vigilantes, pero también trasladar serenidad y calma" porque, a su juicio, "hoy estamos mucho mejor preparados para hacer frente a los rebrotes, que registramos de manera precoz". Sobre la realización de test ha valorado positivamente la realización de test PCR masivos.

"Tenemos que mantenernos vigilantes, pero también trasladar serenidad porque estamos mucho mejor preparados para hacer frente a los rebrotes"

Especial mención para el diálogo social, que Sánchez ha reiterado en diversas ocasiones, tras pactar con los agentes sociales tanto la prórroga de los ERTE como la subida del Salario Mínimo Interprofesional. A pesar de estos últimos meses en los que el Gobierno se ha "volcado" en la gestión de la crisis sanitaria, el presidente ha subrayado la puesta en marcha de medidas fijadas en la agenda del Gobierno, como la ley de infancia, la nueva norma contra las violencias sexuales, la derogación del despido objetivo durante las bajas médicas y, en líneas generales, una perspectiva de género y de transición ecológica y digital que guiaría de forma transversal la acción del Ejecutivo de coalición.

El acuerdo para el fondo de recuperación alcanzado en Bruselas ha sido calificado de "histórico". Un acuerdo por el que corresponden a España un total de 140.000 millones de euros por el que confía que en el próximo año se "acelere" la recuperación económica. "Nuestra fuerza vendrá de no dejar a nadie atrás", concluyó estirando la idea fuerza que el Gobierno ha desplegado durante los meses de crisis sanitaria para defender un escudo social del que ha resaltado medidas como el ingreso mínimo vital.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios