Corinna se libra del paseíllo: el juez del caso Villarejo la interrogará por videoconferencia
  1. España
SIEMPRE HA MOSTRADO RETICENCIA A PISAR ESPAÑA

Corinna se libra del paseíllo: el juez del caso Villarejo la interrogará por videoconferencia

Está imputada en la pieza Carol de la Audiencia Nacional y se sospecha que contrató al comisario jubilado para que investigara si una asistente personal estaba filtrando información sobre ella

Foto: Corinna se libra del paseíllo: el juez del caso Villarejo la interrogará por videoconferencia
Corinna se libra del paseíllo: el juez del caso Villarejo la interrogará por videoconferencia

El 8 de septiembre, Corinna Larsen no tendrá que enfrentarse a un paseíllo de periodistas en la Audiencia Nacional. El juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, le tomará declaración como imputada a las diez de la mañana para saber si encargó al comisario jubilado que investigara a una asistente personal, pero, en una providencia a la que ha tenido acceso El Confidencial, acuerda interrogarla por videoconferencia y no de forma presencial. Para ello, el juez ha librado una Orden Europea de Investigación (OEI) "al magistrado de Enlace en Reino Unido e Irlanda del Norte", país en el que se encuentra Larsen y que ha rechazado abandonar en ocasiones anteriores para colaborar con las autoridades españolas.

Su imputación se enmarca en la reapertura de la conocida como pieza Carol del caso Villarejo. La investigación se abrió a raíz de la incautación de unos dispositivos electrónicos al socio del comisario jubilado, Rafael Redondo, en los que aparecen varios archivos de audio con conversaciones entre Villarejo, Larsen y el expresidente de Telefónica Juan Villalonga. Según aseguraba ella en estos encuentros, que fueron grabados en 2015 y 2016, Juan Carlos I había cobrado comisiones y guardaba dinero en cuentas de Suiza que no estaban a su nombre: "Ellos han puesto algunas cosas a nombre de su primo, que es Álvaro Orleans de Borbón, que también vive en Mónaco".

Foto: El rey Juan Carlos decide trasladarse fuera de España tras los últimos escándalos

Mes y medio después de que la Audiencia Nacional comenzara a investigarlo, el juez Diego de Egea cerró la pieza a petición de la Fiscalía Anticorrupción: los "actos" se remontaban a una etapa que iba de 2009 a 2012, cuando el Rey emérito estaba blindado por la inviolabilidad, y no daba verosimilitud a estas afirmaciones. Pese a ello, García-Castellón apunta a que, con posterioridad al archivo de la misma en septiembre de 2018, el juzgado recibió diversos oficios policiales sobre el material intervenido a los investigados y la solicitud de cooperación judicial remitida por la fiscalía suiza en relación con estos hechos, por lo que el pasado 27 de julio acordó su reapertura.

En concreto, la pieza vuelve a abrirse para esclarecer la posible existencia de un encargo de Larsen a Villarejo para que investigara a una asistenta personal que podía estar filtrando información sobre su vida privada, “sin perjuicio de que ello nos pueda llevar a otros tipos de infracciones”. El juez considera que esta supuesta contratación podría constituir delitos de cohecho activo y pasivo, pero horas después de conocerse su imputación, Larsen defendió su inocencia a través de un comunicado: "Jamás contrató o discutió contratar al Sr. Villarejo y por lo tanto jamás le pagó cantidad alguna. Las autoridades han contado con el material relevante desde enero de 2019. Nuestra cliente defenderá enérgicamente sus derechos contra estas imputaciones, las cuales carecen de fundamento alguno".

Su reticencia a pisar España

En la providencia a la que ha tenido acceso este diario, el juez no aclara los motivos por los que se acuerda interrogarla por videoconferencia, pero en ocasiones anteriores, Larsen se ha negado a venir a España por su supuesto temor a posibles represalias. Así se lo trasladó a la Fiscalía Anticorrupción en 2019, cuando los investigadores querían hablar con ella sobre el presunto pago de comisiones ilegales en la obra del AVE a La Meca que ella misma relataba en los mencionados audios. Lejos de aceptar la invitación, manifestó su temor a cruzar los Pirineos y el fiscal terminó por viajar a Londres para tomarle declaración.

Foto: La Audiencia Nacional abre otro frente a Juan Carlos I al llamar a declarar a Corinna

Ese mismo año, remitió un escrito a los Juzgados de Madrid en el que manifestaba esta inquietud, que se centra en la figura del exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán. "No viajaré a España para testificar en persona, en parte porque creo que mi seguridad personal no puede garantizarse, dada la conducta pasada y presente de Roldán", aseguraba. También describía su conexión con el Rey emérito y precisaba que a lo largo de esta relación recibió "información y documentos relativos a negociaciones financieras y empresariales del Rey emérito", que el director del CNI "intentó recuperar". En Reino Unido también ha denunciado haber sido víctimas de vigilancias ilegales por parte de los servicios de inteligencia.

Casualmente, en lo que se refiere a Sanz Roldán, Larsen declarará como testigo el próximo septiembre en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El día 18 de ese mes, apenas 10 días después de su declaración en la Audiencia Nacional, arranca el juicio en el que se acusa a Villarejo de calumniar al que fuera director del CNI. Larsen ha sostenido en repetidas ocasiones su intención de explicar ante el juez las presuntas presiones que sufrió por parte de Sanz Roldán y, una vez más, habrá que esperar a su comparecencia para ver si deja caer alguna frase contra el Rey emérito. Al comparecer como testigo, todo apunta a que también declarará por videoconferencia y evitará el paseíllo de periodistas. Si Corinna confirma que fue víctima de acoso, Sanz Roldán tendría más difícil ver a su enemigo Villarejo condenado en ese procedimiento.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda