Se desconoce el país al que se traslada

Juan Carlos asegura que sigue a "disposición de la Fiscalía" pese a abandonar España

Su abogado sostiene que le "ha dado instrucciones para que haga público" que, por mucho que se traslade fuera de España, queda "a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación"

Foto: Fotografía de archivo del 10 03 2018 del rey emérito Juan Carlos. (EFE)
Fotografía de archivo del 10 03 2018 del rey emérito Juan Carlos. (EFE)

Juan Carlos I asegura seguir "a disposición del Ministerio Fiscal" pese a abandonar España. Minutos después de anunciar su marcha, el abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco Mans, ha emitido un comunicado en el que sostiene que la decisión del monarca no afecta a las diligencias que sigue la Fiscalía del Tribunal Supremo, que indaga en "la donación" de 100 millones de dólares que recibió de Arabia Saudí en 2008: tanto la fiscalía del alto tribunal como sus homólogos suizos buscan aclarar si fue una comisión por la construcción del AVE a La Meca, adjudicada a un consorcio español tres años después.

"S.M. el Rey D. Juan Carlos me ha dado instrucciones para que haga público que, no obstante su decisión de trasladarse, en estos momentos, fuera de España, permanece en todo caso a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que se considere oportuna", afirma el abogado en el escueto comunicado. El monarca ha anunciado que abandona España la tarde de este lunes, pero todavía no ha aclarado a qué país se desplaza.

Las investigaciones judiciales que salpican al rey emérito se remontan a mediados de 2018, cuando se abrió la pieza conocida como Carol en el marco del caso Villarejo. La investigación partía de la incautación de unos dispositivos electrónicos al socio del comisario jubilado, Rafael Redondo, en los que aparecen varios archivos de audio con conversaciones entre Villarejo, la que fuera amiga íntima del rey emérito, Corinna Larsen, y el expresidente de Telefónica, Juan Villalonga.

Según aseguraba Larsen en las conversaciones, que fueron grabadas en 2015, Juan Carlos I había cobrado comisiones y guardaba dinero en cuentas de Suiza que no estaban a su nombre: "Ellos han puesto algunas cosas a nombre de su primo, que es Álvaro Orleans de Borbón, que también vive en Mónaco", llegaba a decir Larsen en sus encuentros con el comisario jubilado.

Mes y medio después de que la Audiencia Nacional comenzara a investigarlo, el juez Diego de Egea cerró la pieza: los "actos" se enmarcaban en una etapa que iba de 2009 a 2012, cuando el Rey emérito estaba blindado por la inviolabilidad, y no daba verosimilitud a estas afirmaciones. Pese a ello, Anticorrupción siguió adelante con unas diligencias por un posible delito de cohecho internacional en la construcción del AVE a La Meca para averiguar si el proyecto pudo verse regada con pagos irregulares.

La investigación acaricia inevitablemente aspectos que se acercan a la figura del Rey sin tocarlo. Pero esa prevención, esa inviolabilidad, no es tal en otros Estados, y en marzo irrumpió un invitado que nadie esperaba: el fiscal suizo Yves Bertossa, que indaga, entre otros aspectos, en el envío de 100 millones de dólares a una cuenta de una sociedad panameña que se vincula al rey emérito. Procedían del rey saudí, Abdul Aziz Al Saud. De esa cantidad original, se desgajó una donación de 65 millones de euros a una cuenta de Larsen en Suiza.

A la vista de estos hechos, el fiscal suizo investiga por "blanqueo agravado" a dos presuntos testaferros de Juan Carlos I, Arturo Fasana y Dante Canónica, y el posible papel de Larsen en los movimientos de dinero. Sobre el papel, las pesquisas de Bertossa se centran en la participación de esos dos 'operadores' y otros profesionales de su entorno en una trama que habría utilizado el sistema financiero suizo para lavar fondos de la corrupción u otras actividades delictivas y, al mismo tiempo, custodiar el presunto patrimonio oculto del monarca durante décadas.

A esto se suma la reapertura de la pieza Carol el pasado 27 de julio y la imputación de Larsen en la misma, que tendrá que declarar el próximo 8 de septiembre. El juez del caso Villarejo, Manuél García-Castellón, justifica que las pesquisas vuelvan abrirse porque, con posterioridad al archivo de la misma, el juzgado ha recibido diversos oficios policiales sobre el material intervenido a los investigados y la solicitud de cooperación judicial remitida por la fiscalía suiza en relación con estos hechos.

En concreto, la pieza vuelve a abrirse para esclarecer la posible existencia de un encargo de Larsen a Villarejo para que investigara a una asistenta personal, pero “sin perjuicio de que ello nos pueda llevar a otros tipos de infracciones”, advierte el juez. Con estos frentes judiciales cogiendo fuerza, el rey emérito ha decidido abandonar el país: "Guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España", sostiene en la carta enviada a su hijo, Felipe VI.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios