SIRVE COMO INDICADOR ADELANTADO

El oscuro dato del covid en las aguas residuales: sube pero los gobiernos lo callan

El análisis de las aguas residuales como método para conocer el nivel de covid de una población se ha eregido como el único sistema fiable para

Foto: Embalse de Santillana. (EFE)
Embalse de Santillana. (EFE)

El análisis de las aguas residuales como método para conocer el nivel de covid de una población se ha erigido como el único sistema fiable para anticiparse a lo que va a venir. Los gobiernos regionales y el central se han sumado en masa en las últimas semanas a una tendencia científica clara. Sin embargo, los datos aún son desconocidos para la población. Las empresas tienen órdenes de entregar la información únicamente a los políticos, que de momento no han dado a conocer tendencia alguna. La interpretación es el principal reto para técnicos y dirigentes que se enfrentan a un novedoso pero determinante modelo de medición.

"Incluso las personas asintomáticas arrojan muestras de coronavirus en sus heces", explica Héctor Rey Gosálbez, especialista de procesos de depuración y colaborador externo de la Universidad Politécnica de Valencia. "Las aguas fecales circulan por las alcantarillas por sectores, lo que significa que se puedes tomar muestras por barrios y saber si en esa zona está aumentando la presencia del virus o no", añade el experto.

Las aguas fecales circulan por las alcantarillas por sectores, se puedes tomar muestras por barrios y saber si en esa zona ha aumentando

La Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Cataluña o Navarra, entre otras, fueron las primeras en comenzar a tomar muestras, lo que les ha permitido ir acumulando un histórico de datos, algo que ayuda a hacer mejores interpretaciones de los mismos. Si en marzo, por ejemplo, había un determinado nivel de covid en las aguas residuales en una población concreta en la que había un número determinado de hospitalizaciones o de muertes y ahora observamos que se vuelve a acercar a ese porcentaje, se puede deducir que la situación sanitaria empeora.

Así lo corrobora Ángel Villanueva, director de Cambio Climático de Aquatec, del grupo Suez, la compañía que está haciendo más análisis de este tipo en España. "En Cataluña y la Comunidad Valenciana empezamos en pleno confinamiento, a mediados de marzo, aunque solo en algunos puntos de grandes ciudades; se nos escapó el inicio de la pandemia, pero observamos la cresta y el final", explica Villanueva, quien aplaude que los gobiernos autonómicos se hayan ido dando cada vez más cuenta de la importancia de este sistema para predecir nuevas oleadas.

"Es un buen indicador del nivel de infección, ofrece una foto muy útil para las autoridades", resume el especialista de Aquatec, que como el resto de operadores trabaja al servicio de las administraciones tras haber ganado una concesión pública. Villanueva explica que conforme los gobiernos han sido más conscientes, ha aumentado el interés por su parte y, por lo tanto, el número de análisis que se realizan. "Cuando estábamos confinados tomábamos las muestras en muy pocos puntos; era difícil hasta salir a recoger el material; por eso la mayor parte se hizo en la desescalada; ahora cada vez buscas más puntos y más cercanos a la población, porque eso aumenta la sensibilidad del análisis", asegura el experto.

Embalse de El Pontón de la Oliva en la Comunidad de Madrid. (EFE)
Embalse de El Pontón de la Oliva en la Comunidad de Madrid. (EFE)

"Hay publicaciones, hay evidencia científica, en varios países, de la presencia de coronavirus —véanse noticias sobre Italia—, donde aparecieron restos de ARN del virus 40 días antes del primer caso", aseguró el viceconsejero Antonio Zapatero, responsable de la gestión del covid en la Comunidad de Madrid, durante una intervención que protagonizó a finales de junio en la Asamblea regional, donde adelantó el plan de análisis de aguas residuales que pondría en marcha su departamento.

"Hay que detectar el brote cuando aún es incipiente", sostiene Villanueva, que cuenta con orgullo que su empresa se encargará de hacer la mitad de los análisis de la Comunidad de Madrid. El Gobierno regional es uno de los últimos que se ha sumado a esta iniciativa. El pasado miércoles, el ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso lo comunicó públicamente. En una nota de prensa, aseguró que contará con "un gran sistema de vigilancia". "El Canal de Isabel II ha establecido un mapa de 290 puntos de muestreo en redes de alcantarillado y estaciones depuradoras", concretó.

"Las muestras serán analizadas semanalmente y los resultados obtenidos serán puestos a disposición de los responsables sanitarios en un entorno web para su consulta y gestión", explicó el comunicado, que calificó el proyecto como un "ambicioso programa de muestreo que permitirá detectar de forma precoz si existen rastros de coronavirus en las aguas residuales de la región, un aspecto fundamental desde el punto de vista epidemiológico para que el sistema sanitario pueda anticiparse a la aparición de nuevos brotes". La de Madrid es la mayor iniciativa desarrollada en el país hasta la fecha, tanto en número de puntos de muestreo y frecuencia como en población a la que se presta servicio, ya que controlará las deposiciones de más de 6,5 millones de habitantes.

Sin embargo, sufre un déficit que las primeras comunidades autónomas que comenzaron a tomar muestras no tienen: carece de histórico de datos. Lo admiten desde el propio Canal de Isabel II, el gestor hídrico de la región. Confiesan que hasta el momento no habían tomado muestras masivas de covid en las aguas residuales. Otras fuentes no oficiales añaden que los técnicos tan solo habían realizado "análisis puntuales" en algunas zonas. Según Villanueva, además de Madrid, en julio se han sumado al programa también las pocas comunidades autónomas que quedaban por unirse.

El histórico de datos es importante para interpretar correctamente los datos recogidos en las aguas residuales. "Si suben o bajan los niveles ya podemos sacar conclusiones", explica Villanueva, que resalta también las comparaciones que pueden hacerse entre diferentes momentos en los que había determinadas consecuencias sociales, como un alto número de personas hospitalizadas o un elevado índice de fallecimientos. "Puedes adivinar si estamos cerca de repetir un fuerte impacto social de la enfermedad o no", añade Rey Gosálbez, quien achaca la sensibilidad que han tenido las poblaciones mediterráneas para comenzar a hacer rastreos a su tradicional preocupación por la reutilización.

Villanueva añade que la interpretación de los datos es probablemente lo más difícil de toda esta técnica. "A veces detectamos un fuerte aumento en una zona, pero resulta que en ella hay un hospital", asegura a modo de ejemplo este experto, que considera muy importante decidir dónde se toman las muestras y cuántas se ponen así como mantenerlas siempre en el mismo sitio. "Cuando observamos el mismo punto es más fácil sacar conclusiones", resalta este técnico, que pone el acento también en compaginar este sistema con la práctica de PCR. "El análisis de aguas residuales es más exhaustivo, no se deja a nadie, porque todo el mundo va al baño, pero el problema es que nunca conoces la identidad de quienes están contagiados; para eso solo valen los PCR", explica Villanueva, quien no menciona dato alguno relativo a los análisis que está realizando Suez.

"Las empresas llevan con mucha discreción la información, solo se la pasan a los políticos", afirma Rey Gosálbez. Desde el Canal aseguran que ni Suez ni el resto de empresas externas que están realizando esta labor desde comienzos de julio no harán públicos los datos, sino que los remitirán a la Consejería de Sanidad con el fin de que sean los técnicos de este último organismo quienes los analicen e interpreten. Además del Gobierno regional y del resto de ejecutivos autonómicos, el Ministerio de Sanidad también tendrá en su poder la misma información. Desde el departamento dirigido por Salvador Illa explican a El Confidencial que han solicitado a todas las comunidades autónomas los datos de que dispongan sobre aguas residuales en relación a la carga viral de covid-19. No detallan qué gobiernos regionales han remitido ya alguna información ni hasta qué punto ésta puede ser alarmante o qué significan los parámetros detectados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios