Denunció que Podemos tiene una Caja B

El letrado de Podemos: "Mi calvario empezó al negarme a participar en el caso Dina"

José Manuel Calvente piensa que ha sido objeto de una campaña de linchamiento gestada desde la formación morada

Foto: La exasesora de Podemos Dina Bousselham. (EFE)
La exasesora de Podemos Dina Bousselham. (EFE)

El exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, que se encuentra inmerso en una pugna judicial contra Podemos, para demostrar que el partido cometió graves irregularidades en la gestión de la formación política, ha señalado este sábado que su "calvario" empezó cuando se negó a participar en la patraña del Caso Dina, "Avisé de que se convertiría en el caso Iglesias. Acerté. No me lo perdonan", remata en un tuit.

Así mismo ha dado las gracias "de corazón" a todas las personas que le han estado apoyando, animando y defendiendo de los ataques "despiadados de quienes abrazan el odio y la maldad como parte inseparable de su miserable existencia". Ayer, el exletrado de la formación morada celebró en sus redes sociales el sobreseimiento de la querella que le interpuso su excompañera, del equipo jurídico del partido, Marta Flor por hostigamiento, acoso laboral, acoso sexual y lesiones. La Fiscalía de Madrid tomó declaración a las dos partes y el pasado 22 de julio decidió pedir al Juzgado que archivara la investigación.

Paralelamente a este asunto, Calvente tiene abierto otro procedimiento judicial en el marco de una instrucción que investiga una supuesta financiación irregular de Podemos. En este sentido, como ya adelantó este medio, a finales de julio, el exabogado de Podemos prestó declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid. Allí ratificó su denuncia contra su antiguo partido por malversación de caudales públicos y apropiación indebida.

Además, Calvente, manifestó la existencia de una caja B que la formación morada utilizaba para sufragar gastos de entidades ficticias. El fondo se llenaba con la donación de una parte de los salarios públicos de los dirigentes y cuadros intermedios de Podemos, pero no había ningún sistema para auditar qué ocurría con esos fondos.

Tras comunicar sus hallazgos a la cúpula del partido, el que fue coordinador del equipo legal desde junio de 2014, fue despedido al instante con la excusa de que había acosado a su compañera Marta Flor. La justicia acaba de archivar esa denuncia al no apreciar indicios de este delito ni de ningún otro. El exletrado piensa que ha sido objeto de una campaña de linchamiento gestada desde la formación morada. “Podemos es un partido autoritario”, “La gente tiene miedo de hablar”, declaró Calvente ante el juez instructor Juan José Escalonilla.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios