moción de censura y presupuestos en Madrid

Abascal copia a Pablo Iglesias y busca nota en septiembre frente a Pablo Casado... y Ayuso

La moción imposible que el líder de Vox plantea sigue el mismo patrón que la que perdió en 2017 Iglesias frente a Rajoy: aquella iba contra Pedro Sánchez y esta contra Casado

Foto: Iglesias y Abascal, en el pleno del pasado 20 de mayo. (EFE)
Iglesias y Abascal, en el pleno del pasado 20 de mayo. (EFE)

Dicen que los extremos se tocan. El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acabado copiando la misma táctica que hace tres años llevó a Pablo Iglesias a plantear una moción de censura imposible contra Mariano Rajoy y que, en el fondo, solo pretendía "retratar" al que entonces era su máximo rival, Pedro Sánchez, y cuando el líder de Podemos soñaba y creía en el sorpasso. El secretario general del PP, Teo García Egea, ha cortado de raíz las especulaciones: en septiembre se abstendrán para no participar en la "moción de censura posvacacional para salvar al soldado Sánchez". Para entonces, la presidenta de la Comunidad de Madrid estará negociando con Rocío Monasterio unos presupuestos a los que la líder de Vox en Madrid pone sus condiciones.

Abascal copia a Pablo Iglesias y busca nota en septiembre frente a Pablo Casado... y Ayuso

El líder del PP, Pablo Casado, ni siquiera ha dirigido una palabra a Abascal sobre la moción de censura. Desde Génova aseguran que el líder de Vox no había informado previamente a Casado de sus intenciones. Desde el propio Sánchez hasta Gabriel Rufián, todos han entendido el movimiento de Abascal como "una moción de censura a Pablo Casado". Y Sánchez, especialmente, sabe de lo que habla porque el movimiento calca la moción de Iglesias de junio de 2017, cuando todos entendieron que el movimiento del líder de Podemos tenía al hoy su socio y presidente del Gobierno en la diana.

"La moción de censura ha sido un acto propagandístico... lo que no sabemos es si ha sido de Pablo Iglesias o de Rajoy". Esta fue la sentencia de Susana Díaz tras conocer el resultado de la moción el 14 de junio de hace tres años: 170 noes (PP, Cs y CC); 82 síes (Unidas Podemos, ERC, Compromís y Bildu) y 97 abstenciones (PSOE, PDeCAT y PNV). Rajoy quedaba encantado -hasta los nacionalistas se habían abstenido- porque el movimiento de Iglesias solo ponía en dificultades a Sánchez, que decidió ignorar al entonces rival y mandar a José Luis Ábalos a debatir. "Sánchez está encantado hoy también", aseguran en el PP. "Sí, que se retrate Casado: si está con España o con la ruina de un gobierno socialcomunista", reta un diputado nacional de Vox.

"Sabe que no tiene posibilidad de prosperar pero le permite asumir el papel protagonista al regreso del verano, cuando la crisis ahonde en sus estragos"

"Iglesias no quería derrocar al Gobierno, consciente de su falta de apoyos, sino impulsarse y buscar un efecto ganador" para intentar dar el sorpaso a Sánchez, decía un analista conocedor de las interioridades de Podemos sobre aquella moción fallida. Una sentencia que se puede aplicar punto por punto a la táctica anunciada este miércoles por Abascal. "Sabe que no tiene ninguna posibilidad de prosperar -comenta un consultor político- pero le permite asumir el papel protagonista al regreso del verano, cuando la crisis económica ahonde en sus estragos, y eso si los rebrotes no han confinado al país otra vez. Quiere ser el portavoz de las clases medias que van a sufrir la crisis", añade.

Abascal no tiene nada que perder. "No gestiona nada, no se le puede culpar de nada, en casi todos los sitios apoya desde fuera a los gobiernos -dice una fuente del PP madrileño-, así que estará encantado de comportarse como el verdadero líder de la oposición porque es oposición en todas partes, algo que Casado no puede hacer porque es un partido de Estado que gestiona el poder autonómico y municipal en media España".

Abascal copia a Pablo Iglesias y busca nota en septiembre frente a Pablo Casado... y Ayuso

Génova no ha permitido ni media hora de especulaciones. "El PP estará siempre en lo importante: salvar vidas y empleos. No cuenten con nosotros para maniobras de distracción que refuercen al PSOE", zanjaba García Egea. El analista electoral y presidente de GAD3, Narciso Michavila, viene insistiendo en que "mientras haya tres marcas en la derecha, gobernará Sánchez", pero también en las encuestas está la explicación del movimiento de Abascal: tanto el CIS como las encuestadoras privadas le dan una caída en la intención de voto a la extrema derecha que, en el caso de GA3 de hace 15 días, le hace pasar de 52 a 33 escaños. "No es extraño -dicen en el PP- que quiera intentar recuperar protagonismo". La distancia en escaños entre Vox y el PP (36) es similar a la que hace dos años había entre UP y el PSOE (30).

Monasterio vs. Ayuso en septiembre

En septiembre, Abascal se quedará solo. Más aún que Iglesias, cuando le apoyaron ERC, Compromís y Bildu. Esos mismos partidos que cerrarán filas en torno a Sánchez y le darán oxígeno con un no rotundo a la moción de Vox. Cs no ha anunciado aún lo que hará y el PP se abstendrá. "Abstenerse no es tan grave", dijo Ábalos en 2017. Vox no podrá presentar ninguna moción de censura más en el mismo periodo de sesiones. Pero tendrá otra baza que estará jugándose casi al mismo tiempo: Rocío Monasterio.

En septiembre, Abascal se quedará solo -más incluso que Iglesias en 2017- pero tendrá otra baza: Monasterio negociará con Ayuso los presupuestos

El 14 y 15 de septiembre se producirá el debate del estado de la Región en Madrid, y se esperan grandes anuncios que puedan despejar los Presupuestos de la Comunidad. Isabel Díaz Ayuso los necesita para poner en marcha desde las ampliaciones de metro a Valdebebas, la revitalización de la Ciudad de la Justicia, donde irá el hospital nuevo de pandemias, o las medidas para hacer frente a la crisis económica. La líder de Vox en la región ya ha puesto las líneas rojas: reducción de consejerías y de asesores, "chiringuitos" y bajar impuestos.

Mientras el líder nacional de Vox intentará recuperar protagonismo con un gesto efectista ante Casado, una moción de censura imposible, Monasterio estará negociando ante Ayuso unos presupuestos vitales para Madrid y para el PP. Todo se jugará en septiembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios