malversación y apropiación indebida

El exabogado de Podemos ratifica al juez que había caja B: "La gente tiene miedo a hablar"

El exabogado de Podemos José Manuel Calvente confirma al juez que está investigando al partido que detectó irregularidades en la campaña de las elecciones municipales de 2019

Foto: Pablo Iglesias, la semana pasada, en San Lorenzo de El Escorial. (EFE)
Pablo Iglesias, la semana pasada, en San Lorenzo de El Escorial. (EFE)

El exabogado de Podemos José Manuel Calvente ha prestado declaración este miércoles durante tres horas y 10 minutos ante el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid para ratificar su denuncia contra su antiguo partido por malversación de caudales públicos y apropiación indebida, entre otros posibles delitos. El letrado ha manifestado que detectó graves irregularidades en la gestión de Podemos pero, tras ponerlas en conocimiento de la cúpula, fue despedido de manera fulminante el pasado diciembre.

Según fuentes jurídicas, Calvente ha precisado ante al instructor del caso, el juez Juan José Escalonilla, que los altos cargos de Podemos se autoconcedieron pluses secretos de hasta 7.300 anuales, como en el caso del responsable financiero de la organización, Daniel de Frutos. El mecanismo habría permitido a Pablo Iglesias y su equipo sortear de forma sistemática las limitaciones salariales que teóricamente imponía el código interno de la formación. Esas nóminas extra eran ocultadas a la militancia.

Además, el exmiembro del equipo jurídico del Podemos ha asegurado, como adelantó este diario, que el partido utilizó una supuesta Caja de Solidaridad para sufragar gastos de entidades ficticias, operando de ese modo como una caja B. La bolsa se llenaba con la donación de una parte de los salarios públicos que recibían los dirigentes y cuadros intermedios de Podemos, pero no había ningún sistema para auditar qué ocurría con esos fondos. El juez ya investiga la entrega de 50.000 euros a una asociación llamada #404 Comunicación Popular que no consta en ninguna base de datos y que estaría relacionada con un asesor de Podemos en el Parlamento Europeo, por ejemplo.

Durante su declaración, Calvente también se refirió al actual director de Estrategia y Comunicación de Pablo Iglesias en la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, Juanma del Olmo, que decidió contratar a una agencia recién creada en España, Neurona Consulting, para la campaña de la formación en las elecciones municipales de mayo de 2019. “Que se constituya una empresa en marzo de 2019, que se le conceda un contrato de 300.000 euros para la campaña pese a ser una empresa nueva, que ahora esa empresa no tenga administrador, y que se trate de una empresa constituida por dos mexicanos que no viven aquí, a mí me hace sospechar. Quizá a usted no”, afirmó el exabogado de Podemos este miércoles, dirigiéndose a un representante legal del partido, que estuvo presente en la declaración tras ser aceptada su personación en la causa. En efecto, Neurona Consulting lleva meses sin administrador conocido.

Calvente ratificó otras presuntas irregularidades que trasladó en un primer momento a Guardia Civil y que fueron condensadas por este cuerpo en un atestado que dio origen a esta causa. El letrado incluye en su denuncia las obras de reforma de la nueva sede del partido, que fueron adjudicadas sin concurso a una empresa presuntamente relacionada con la cúpula de la formación. El presupuesto inicial de 600.000 euros terminó doblándose por supuestos sobrecostes no previstos.

No obstante, Calvente recordó que, en realidad, ha sido objeto de una campaña de linchamiento por parte de Podemos por advertir a sus antiguos jefes de que estos hechos podían tener consecuencias penales. Tras comunicar sus hallazgos a la cúpula, fue despedido inmediatamente con la excusa de que había acosado a una compañera del equipo jurídico. La justicia acaba de archivar esa denuncia al no apreciar el más mínimo indicio de acoso ni de ningún otro delito.

“Podemos es un partido autoritario”, sostuvo Calvente durante su declaración. “La gente tiene miedo de hablar”. Durante el interrogatorio, el fiscal insistió en el reparto de funciones en el partido para tratar de entender su organigrama y cómo operaban sus mecanismos internos de control. El abogado explicó la responsabilidad de cada una de las áreas pero advirtió de que, en la práctica, solo deciden unos pocos. “Consideran que Podemos es su cortijo. Es como si Podemos fuera su empresa patrimonial”, afirmó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios