EN TRES AÑOS SUBEN UN 20% EL SUELDO

Interior elige: la Guardia Civil gana la 'guerra' con la Policía por la equiparación salarial

Marlaska apuesta por un reparto del 59% de los fondos del tercer tramo (274 millones de euros) para los miembros de la benemérita y del 41% para los funcionarios de la Policía Nacional

Foto: El ministro Fernando Grande-Marlaska, en la toma de posesión del director adjunto operativo de la Guardia Civil el pasado 29 de junio. (EFE)
El ministro Fernando Grande-Marlaska, en la toma de posesión del director adjunto operativo de la Guardia Civil el pasado 29 de junio. (EFE)

El Ministerio del Interior ha apostado por la decisión más justificable desde el punto de vista oficial. El acuerdo de equiparación salarial firmado por sindicatos de la Policía Nacional, asociaciones de la Guardia Civil y representantes de la administración dirigida entonces por Mariano Rajoy preveía que el 59% de los 831 millones de euros que costaría la subida de los funcionarios de las fuerzas de seguridad para que estos cobraran como sus compañeros de los Mossos d'Esquadra sería para los miembros de la benemérita y que el 41% restante iría a parar a los bolsillos de sus compañeros del cuerpo hermano.

A este argumento se ha agarrado el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska para solventar el conflicto que había creado entre ambas partes en el reparto del tercer tramo de la equiparación, que preveía los últimos 247 millones destinados a engrosar las cuentas corrientes de los funcionarios de la seguridad del estado. Los directores generales de cada corporación comunican esta tarde a sindicatos y asociaciones la decisión del Ministerio de que ese montante sea repartido como se repartió el primer tramo, un 59% para la Guardia Civil y un 41% para la Policía.

"Tras constatar que el acuerdo entre los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil no ha podido concluirse, el Ministerio del Interior ha tenido que acudir al último consenso alcanzado entre sindicatos y asociaciones en torno a la equiparación salarial, en concreto en marzo de 2018", sostienen fuentes del departamento dirigido por Marlaska, que aseguran que este tercer tramo "se verá reflejado en las nóminas de los agentes con efectos retroactivos". Es decir, que los agentes cobrarán de golpe la subida que tenía que haberse visto reflejada en sus nóminas desde el pasado 1 de enero.

Se trata del tercer y último tramo de una equiparación que tuvo su primera subida en 2018, su segunda el año pasado y que se completa este ejercicio. En total, los funcionarios verán incrementado su sueldo en un 20% de media, lo que supone el mayor incremento de salario de la historia de ambas corporaciones. La subida total, cuantificada en 831 millones de euros, se dividió en tres tramos con el fin de que fuera progresiva y pudieran soportarlo las arcas públicas. Los dos primeros (308 y 249 millones) fueron ingresados en los bolsillos de los agentes en 2018 y 2019.

El tercero (de 247 millones) tenían que haberlo cobrado policías y guardias civiles a primeros de 2020. La cosa, sin embargo, se enquistó. Hacienda no terminaba de dar el visto bueno a este último desembolso y llegó la crisis del coronavirus, lo que retrasó aún más el abono. El visto bueno de la Agencia Tributaria llegó justo en pleno punto álgido de la mencionada crisis en la cúpula de la benemérita, con lo que fue entendido como una forma de apagar él 'fuego' provocado por la dimisión del director operativo de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, como protesta a la destitución de Pérez de los Cobos.

La aprobación del denominado tercer tramo de la equiparación salarial, que llegaba con medio año de retraso, acarreaba además un conflicto latente que no tenía más remedio que saltar por los aires en este último reparto. En el primer tramo (correspondiente a 2018), la Guardia Civil se llevó el 59% del presupuesto total previsto para esa fase (los citados 308 millones de euros) y la Policía, el 41% restante. La consultora que elaboró el informe de la distribución del diinero y fijó las cantidades argumentó que los miembros de la benemérita cobraban menos que los del cuerpo hermano, por lo que a su entender merecían ser resarcidos en este plan de equiparación con más fondos que sus compañeros de la Policía Nacional.

En el segundo tramo (2019), sin embargo, las cosas cambiaron. El director general de la Policía, Francisco Pardo, convenció a su entonces homólogo en la Guardia Civil, en aquella época aún era Félix Azón, de que sus subordinados merecían más de ese 41%. Fue entonces cuando la proporción que se iban a llevar los miembros de la benemérita disminuyó en favor de la que ingresarían los policías. En concreto, los guardias civiles recibieron en el segundo tramo el 57,28% de la suma total designada para ese momento (249 millones de euros). Los policías, por su parte, se embolsaron el 42,72% de esa misma cantidad, casi dos puntos porcentuales más que en el primer reparto.

El cambio en el reparto motivó que la Policía tratara de mantener el terreno ganado y que la Guardia Civil reclamara lo inicialmente aprobado de cara a la distribución del montante previsto para el último tramo. Durante las últimas semanas, desde que Hacienda aprobó el desembolso, ha habido numerosas reuniones en el Ministerio del Interior entre los representantes de la administración y los de los agentes de ambas corporaciones. En todas ellas, los titulares del departamento dirigido por Marlaska han elegido el papel de meros observadores de una disputa que no tenía solución aparente. Asociaciones de Guardia Civil y sindicatos policiales, por su parte, se han aferrado a sus respectivas posiciones, que pasan por recuperar el terreno perdido los primeros (59-41%) y por poner en duda los criterios de reparto los segundos hasta el punto de reclamar no menos del 55-45%.

La decisión de optar por el acuerdo inicial y atender, por lo tanto, las peticiones de las asociaciones de la Guardia Civil ha sido comunicada esta tarde por los directores generales de ambos cuerpos a los representantes sindicales de cada agrupación por separado. La benemérita, sin duda, mantendrá su satisfacción por haber logrado su objetivo. Los sindicatos policiales, por su parte, no habrán logrado sus fines en esta negociación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios