Madrid extrema la vigilancia en residencias y restringe visitas por miedo a un rebrote
  1. España
sin datos de fallecidos desde el 23 de junio

Madrid extrema la vigilancia en residencias y restringe visitas por miedo a un rebrote

El temor a que el virus vuelva a entrar endurece el aislamiento en varios centros. Mientras, no se actualizan fallecidos desde hace un mes ni se informa de cuántas están cerradas

Foto: Madrid extrema la vigilancia en residencias y restringe visitas por miedo a un rebrote
Madrid extrema la vigilancia en residencias y restringe visitas por miedo a un rebrote

El temor a un rebrote en las residencias de mayores sigue siendo uno de los principales miedos en el Gobierno de la Comunidad de Madrid después de los casi 6.000 residentes fallecidos por covid-19 o con síntomas durante la pandemia. Por ello, y desde este fin de semana, se ha decidido extremar las medidas de aislamiento en varias residencias tras la labor de vigilancia y en vista de sus características, registros de visitas y para limitar los contactos: se vuelve a una sola visita por residente a la semana, se prohíben terminantemente las salidas del centro a los ancianos o se cambia el circuito de entrada de las visitas.

Las medidas entrarán en vigor desde este mismo sábado, según ha podido saber El Confidencial, y son consecuencia de los controles que, ante el temor a un rebrote, lleva a cabo la dirección de Continuidad Asistencial de la Consejería de Sanidad. El temor a que el virus pueda volver a entrar en las residencias madrileñas ha llevado a dar un paso atrás en el régimen de aislamiento de varias de ellas, según su tamaño e instalaciones y el registro de visitas de las últimas semanas. Y en la práctica supone un endurecimiento del protocolo de desescalada que se estableció tras la finalización del estado de alarma.

Foto: Madrid lanzará un programa para detectar asintomáticos en residencias de mayores

En dicho protocolo —que será el que mantengan aún algunas residencias si sus características lo permiten— se establecía que aunque el régimen de visitas se debía seguir realizando con cita previa, cada residente pasaba de recibir una visita de un solo familiar a la semana, a tres días y dos personas, aunque nunca las dos a la vez. También se doblaba el tiempo de visita —de 30 minutos a una hora, algo que no cambia en las residencias que se vean afectadas— y se permitía la salida controlada de los residentes siempre que, a su regreso, se extremara la desinfección. Ahora, esto queda totalmente prohibido.

Además, entre las nuevas medidas que entran en vigor en parte de las residencias de la Comunidad, se cambia el circuito de ingreso de los familiares para evitar que, en lo posible, deambulen por zonas compartidas por residentes y se mantienen el resto de medidas como la toma de temperatura al entrar y el uso obligatorio de gel, guantes y mascarillas.

El temor a que el virus vuelva a las residencias ha llevado a endurecer el aislamiento de varias y el registro de visitas

En la actualidad, saber los brotes que hay activos en las residencias de la Comunidad de Madrid es misión imposible. Pese a que el vicepresidente Ignacio Aguado prometió, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del 8 de julio, que la Consejería de Políticas Sociales daría información sobre en cuántas residencias se habían detectado nuevos casos de coronavirus y cuántas habían sido cerradas a visitas o restringido aún más su acceso, lo cierto es que desde el área de Alberto Reyero aseguraban este sábado —y después de varias peticiones a lo largo de estos días— que aún no disponían de esa información.

Sin datos desde el 23 de junio

La opacidad sobre la situación de las residencias en la Comunidad de Madrid aumenta porque tampoco se actualiza ya —antes se hacía dos veces a la semana al menos— la información sobre la cantidad de residentes con PCR positivos, síntomas, etc. Los últimos datos hechos públicos por Políticas Sociales corresponden al 23 de junio, hace ya casi un mes. En esa fecha, en los 710 centros de servicios sociales de carácter residencial en Madrid había 42.173 personas mayores. Desde el 8 de marzo, habían fallecido 8.236 de esos residentes, de los cuales 1.253 murieron covid-19, de forma confirmada, y 4.734 con síntomas compatibles pero —de momento— fuera de las estadísticas oficiales del Ministerio de Sanidad.

Foto: Un sanitario atiende a los ancianos alojados en la residencia Casablanca, en el barrio madrileño de Villaverde. (EFE)

Hasta el 19 de junio, además, se daba información periódica de los residentes sin síntomas y sin contactos, en aislamiento preventivo por contacto; con síntomas compatibles con covid y los casos confirmados como positivos desde el 24 de marzo en los centros con expediente de intervención. Sin embargo, tras la finalización del estado de alarma, el Ministerio de Sanidad dejó de reclamar esos informes —aunque tampoco ha incluido a los fallecidos con síntomas compatibles de coronavirus pero sin confirmación por PCR—, y desde Políticas Sociales se dejó de actualizar en la web esa información pese a que, según han confirmado fuentes de la Consejería, se sigue recopilando toda la información de las residencias "pero ya no se hace pública".

Ignacio Aguado Sanidad madrileña
El redactor recomienda