Crisis sanitaria del coronavirus

Cataluña suma 1.226 casos en 24h y Francia plantea cerrar la frontera ante los rebrotes

Los casos de covid-19 aumentan día a día y la región metropolitana de Barcelona acumula un 73% de los nuevos contagios. Las autoridades sanitarias no descartan el confinamiento domiciliario

Foto: Aspecto de una terraza en el centro de Barcelona este viernes. (EFE)
Aspecto de una terraza en el centro de Barcelona este viernes. (EFE)

Los nuevos contagios por coronavirus en Cataluña aumentan día tras día. Pese a las medidas restrictivas aplicadas en las últimas semanas, la situación en la comunidad es difícil: en las últimas 24 horas se han notificado tres fallecidos y 1.226 nuevos casos respecto al viernes, de los que un 73% corresponden al área metropolitana de Barcelona, 349 en la Ciudad Condal y 894 en total en la zona, además de los 154 que corresponden a la Región Sanitaria de Lleida. En total, la cifra de infectados en Cataluña desde el comienzo de la pandemia asciende a 81.932 casos, indica el Departament de Salut. Pese a las medidas aprobadas por el Govern, la Guardia Urbana de Barcelona ha tenido que cerrar el acceso a cinco playas de la capital catalana por la afluencia masiva de bañistas después de la hora de comer.

La situación epidemiológica de la comunidad levanta ya la preocupación más allá de los Pirineos. El primer ministro francés, Jean Castex, ha reconocido este sábado que el Gobierno galo se plantea discutir un eventual cierre de la frontera con España por la situación en Cataluña. "Vigilamos (la situación) muy cerca, aquí en particular. Porque es un asunto importante del que tenemos que discutir también con las autoridades españolas", ha respondido Castex desde la localidad de Prades, de la que es alcalde, situada a poco más de una hora del paso fronterizo de La Junquera (Girona).

El primer ministro galo tiene previsto recibir el próximo lunes por la tarde en su residencia oficial de Matignon a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que realiza ese día una visita a París. En una entrevista concedida este viernes ya subrayó que la situación sanitaria en Francia no es tan preocupante como lo es, a día de hoy, en el área metropolitana de Barcelona. "Las cifras de Barcelona son mucho peores que las que observamos" en Francia, indicó tras admitir que su Gobierno contempla la posibilidad de establecer medidas de confinamiento localizado como las aplicadas por la Generalitat si hubiera un importante resurgimiento del coronavirus. "No estamos en una situación grave, pero necesita vigilancia", añadió.

Confinamiento domiciliario en BCN

Según los datos notificados este sábado, las funerarias han registrado hasta el momento 12.636 muertes en Cataluña por coronavirus: 6.916 en hospital o centro sociosanitario, 4.114 en residencia, 801 en domicilio, y el resto son casos no clasificables por falta de información. Del total de casos, 4.201 han sido hospitalizados en estado grave (actualmente 57 son las personas que están ingresadas en la UCI), y las altas hospitalarias son ahora 40.405. En cuanto a residencias de gente mayor, hay hasta ahora 15.323 personas que han dado positivo, 22 más que la cifra ofrecida este viernes. Según los datos difundidos este sábado por el Departamento de Salud, los tres nuevos fallecimientos notificados han dos en la Región Sanitaria Metropolitana Norte y uno en la Región Sanitaria de Lleida, precisamente de una persona que vivía en la comarca del Segrià, con lo que es la quinta víctima mortal de esta comarca desde que el pasado día 4 se dictó su confinamiento perimetral.

La Generalitat decidió extender este viernes las medidas restrictivas al área metropolitana de Barcelona y a los municipios colindantes, prohibiendo las reuniones de más de 10 personas y limitando el aforo en bares y restaurantes. Además, solicitó a los más de 2,8 millones de ciudadanos del área metropolitana de la Ciudad Condal evitar los desplazamientos a segundas residencias durante estos días, apelando a la responsabilidad individual para tratar de frenar el avance del covid-19. Ante esta evolución, el director de la Unidad de Seguimiento del covid-19 en Cataluña, el epidemiólogo Jacobo Mendioroz, no descarta que sea necesario decretar el confinamiento domiciliario en toda el área de Barcelona antes de los próximos 15 días si no mejoran los datos epidemiológicos de los contagios de coronavirus.

En una entrevista en RAC-1, el epidemiólogo ha dicho que tras entrar en vigor las medidas restrictivas y el consejo de no salir de casa para 2,8 millones de catalanes que viven en 13 municipios de la primera corona metropolitana y las comarcas leridanas del Segrià y de la Noguera, "el siguiente paso es el confinamiento domiciliario. Podría ser antes de 15 días". "Realmente no tenemos otras herramientas de protección de la ciudadanía. Podría ser antes de 15 días, pero es lo que quisiéramos evitar", ha dicho. "Si la gente no respeta la recomendación de no salir de Barcelona por no estar prohibido, se puede considerar un error", ha admitido el epidemiólogo tras ver el éxodo masivo de vehículos que salieron ayer por la tarde del área metropolitana. Según Mendioroz, "si como consecuencia de la salida de los barceloneses este fin de semana, salen de golpe la semana siguiente 300 casos en los pueblos de la costa, será necesario tomar alguna medida", ha añadido el experto.

Restricciones en el área metropolitana de BCN

Las medidas se aplican en Barcelona y en las localidades adyacentes de Viladecans, El Prat de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobregat, Cornellà, Sant Just Desvern, Esplugues de Llobregat, L'Hospitalet de Llobregat, Montcada i Rexach, Santa Coloma de Gramanet, Sant Adrià de Besós y Badalona, donde además no se permitirá las visitas a las residencias de ancianos y se reducirá el aforo en bares y restaurantes.

En la actualidad, Lleida ciudad, Alcarràs, Aitona, la Granja de Escarp, Serós, Soses y Torres de Segre, están confinadas, pese a que el plan fue rechazado incluso por la Justicia. El área sanitaria de Lleida, con 50 focos activos, se lleva la peor parte, aunque la Generalitat de Cataluña ya ha advertido de la transmisión comunitaria que ha constatado en Barcelona. En su caso, el TSJC ha ratificado las medidas para una zona de Lleida, pero no para siete municipios. En concreto se trata de las localidades de Artesa de Segre, Ponts, Massalcoreig, Grimenells, Sarroca de Lleida, Artesa de Lleida y Benavent del Segre, donde el tribunal considera que las medidas resultan "desproporcionadas", según consta en la resolución que ha remitido a los medios.

El juez Ramon Salada Virgili también modifica algunas limitaciones en que proponía el Govern en el comercio minorista, pero decide limitar el aforo al 50% tanto en este ámbito como en las empresas de servicio, dado que no ve "ningún factor de riesgo superior" en las tiendas que en hoteles o restaurantes. En cuanto a la duración de las medidas, que la Generalitat ha solicitado que sea de quince días, el tribunal la considera "proporcionada, idónea y necesaria vistos los períodos de incubación y desarrollo de la enfermedad".

La gente sigue yendo a la playa

Pese a la gravedad de la situación que se vive en la capital catalana, sorprende la afluencia masiva de bañistas que este sábado han provocado que la Guardia Urbana cierre cinco playas de Barcelona en las horas centrales de la tarde. Aunque durante la mañana el número de bañistas ha sido menor que el de un sábado habitual de verano, por tarde la afluencia ha obligado a los agentes a cerrar a las 17:30 horas las playas de la Mar Bella, Bogatell, Barceloneta, Sant Sebastià y Nova Icaria.

Varios visitantes en el parque Güell. (EFE)
Varios visitantes en el parque Güell. (EFE)

Los agentes han impedido el acceso a más personas porque no se podían mantener las distancias de seguridad hasta que con la caída de la tarde las playas se han ido despejando. Por la noche es habitual que cientos de jóvenes aprovechen las playas de Barcelona para celebrar reuniones y hacer botellón, aunque el Ayuntamiento de la ciudad no ha informado de si, con las nuevas normas restrictivas para contener los contagios de coronavirus, prohibirá el acceso a las playas en esas horas.

Repuntan las hospitalizaciones

El aumento de los casos de coronavirus en España por la transmisión comunitaria en Cataluña y Aragón ya se empieza a notar en la curva de hospitalizados. Tras un mes y medio en que la cifra de ingresados en los últimos siete días oscilaba en torno a los 150, cayendo incluso una semana por debajo del centenar, en los últimos tres días este dato ha repuntado hasta rozar los 200, según los informes diarios del Ministerio de Sanidad. El balance oficial contradice lo afirmado este jueves por el epidemiólogo jefe Fernando Simón en rueda de prensa: "A pesar de la expansión de los contagios por los brotes, las hospitalizaciones están bajando".

Aunque se hable de 'aplanar la curva' como si fuera una sola, la evolución del covid-19 se dibuja en múltiples curvas interconectadas. Las principales son las de positivos, hospitalizados, ingresados en UCI y fallecidos, si bien entre las dos primeras se intercalan otras dos muy importantes para el sistema sanitario: las de Atención Primaria y Urgencias. Entre las muchas peculiaridades del SARS-CoV-2, hay una que complica su detección: los síntomas llegan a partir del quinto día del contagio. Ello hace que las curvas estén interconectadas, pero que los efectos del coronavirus se traduzcan en hospitalizaciones y muertes varias semanas más tarde. Esto es lo que está empezando a ocurrir con el aumento de los positivos detectado desde la semana pasada por los brotes de Aragón y Cataluña.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios