Felipe VI informó al Gobierno hace un año sobre la fundación panameña de su padre
  1. España
CRISIS EN LA PRIMERA INSTITUCIÓN DEL ESTADO

Felipe VI informó al Gobierno hace un año sobre la fundación panameña de su padre

La Casa Real comunicó en 2019 al Ejecutivo que un bufete británico le manifestó que era segundo beneficiario de Lucum, entidad bajo la que el emérito ocultó el regalo saudí de 100 M de dólares

Foto: Felipe VI informó al Gobierno hace un año sobre la fundación panameña de su padre
Felipe VI informó al Gobierno hace un año sobre la fundación panameña de su padre

El Gobierno y la Zarzuela llevan trabajando mano a mano desde hace meses. Ahora, volcados en buscar una salida al Rey emérito que sirva de cortafuegos eficaz. Pero hace más de un año fue el propio Ejecutivo de Pedro Sánchez el que tuvo conocimiento directo de que don Juan Carlos había montado una estructura 'offshore' en Panamá para ocultar presuntamente su fortuna, la Fundación Lucum, de la que el actual jefe del Estado era "segundo beneficiario".

El Gabinete es la "autoridad competente" que el propio Rey citó en su demoledor comunicado del 15 de marzo de este año, en el que repudió públicamente a su progenitor al renunciar a la herencia personal que le pudiera corresponder y retirarle la asignación pública. En aquel momento, la jefatura del Estado no especificó quién era esa "autoridad competente" a la que informó de la existencia de Lucum, pero este diario pudo confirmar que fue el propio Gobierno al que la Corona puso al corriente. En concreto, el jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín, se lo comunicó a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, según indicaron este miércoles a El Confidencial varias fuentes de primer nivel del Ejecutivo. Ese es el canal de interlocución habitual, "y muy fluido", entre las dos instituciones, que se suma al que mantienen el propio Felipe VI y el presidente, Pedro Sánchez.

Felipe VI informó al Gobierno en 2019 de la fortuna en Suiza del Rey emérito

Rebobinemos. El pasado 15 de marzo, el primer día de confinamiento generalizado y de entrada en vigor del decreto de alarma, la Zarzuela emitió un comunicado durísimo e inédito, de un calado excepcional. Lo hacía después de que el diario británico 'The Telegraph' informase de que Felipe VI aparecía como beneficiario de una de las dos fundaciones opacas investigadas en Suiza. Una, Zagatka, con sede en Liechtenstein —que pagó durante años al exjefe del Estado millones en vuelos privados—, y otra, Lucum, radicada en Panamá. Lucum era la estructura 'offshore' creada por el emérito para ocultar la supuesta donación de 100 millones de dólares que percibió en 2008 del rey Abdalá de Arabia Saudí y que ingresó en una cuenta suiza de la banca Mirabaud. El dinero, que nunca declaró a Hacienda, permaneció en ese depósito hasta 2012, cuando todos los fondos fueron transferidos a cuentas de la entonces amante del Rey, Corinna Larsen. Durante ese periodo, como ha desvelado este diario, don Juan Carlos fue realizando disposiciones en efectivo para sus "gastos personales".

El jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín, dio cuenta de lo ocurrido a Calvo, su interlocutora habitual y con la que mantiene una relación "fluida"


En relación con Lucum, la Zarzuela hizo constar que el Rey tuvo conocimiento de ella mediante carta del despacho de abogados Kobre & Kim, el bufete londinense de Larsen. Por ese escrito, con fecha de 5 de marzo de 2019, el monarca "tuvo conocimiento —sin ninguna justificación documental— de su supuesta designación como beneficiario de la Fundación Lucum", desde el mismo momento en que se produjese el fallecimiento de don Juan Carlos. "Ante esa información, Su Majestad el Rey adoptó preventivamente las siguientes decisiones —decía el comunicado de la Zarzuela—. Primera, trasladar copia de dicha carta a SM el rey don Juan Carlos, así como a las autoridades competentes". En efecto, la Corona dio cuenta de la existencia de la entidad panameña al Ejecutivo. Pedro Sánchez y su número dos, Carmen Calvo, tuvieron noticia de lo ocurrido desde hace más de un año.

Consulte aquí en PDF el comunicado de Felipe VI por el que renuncia a la herencia de don Juan Carlos y le retira su asignación.
Consulte aquí en PDF el comunicado de Felipe VI por el que renuncia a la herencia de don Juan Carlos y le retira su asignación.

Además, la Zarzuela señaló que comunicó al bufete de Larsen que ni el Rey ni su Casa "tenían conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que mencionaba —por lo que carecía de toda justificación lícita su involucración en los mismos—, ni designaría representante legal para iniciar negociación alguna con el citado despacho de abogados sobre los hechos descritos". Esta comunicación se llevó a cabo por escrito el 21 de marzo de 2019.

Ni conocimiento ni consentimiento

Felipe VI acudió al notario el 12 de abril de 2019 para certificar que había dirigido una carta a su padre, a fin de que "si fuera cierta su designación o la de la princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum, dejara sin efecto tal designación". También rubricó que no aceptaría "participación o beneficio alguno en esa entidad, renunciando asimismo a cualquier derecho, expectativa o interés que, aun sin su consentimiento o conocimiento, pudiera corresponderles ahora o en el futuro en relación con la Fundación Lucum".

El Rey afirmó ante notario no haber tenido conocimiento "ni prestado consentimiento a participar, en nombre propio o en representación de terceros, en particular de su hija", la princesa Leonor, "en ningún activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad pudieran no estar en plena y estricta consonancia con la legalidad o con los criterios de transparencia, integridad y ejemplaridad que informan su actividad institucional y privada". Y si hubiera sido designado como heredero, legatario o beneficiario de activos o estructuras, manifestó no aceptar participación o beneficio y renunciar a cualquier derecho, expectativa o interés que le pudiera corresponder en el futuro.

El depósito en el banco Mirabaud generó rendimientos millonarios antes de que tuviera que clausurarse en 2012, tras el escándalo de Botsuana

Lucum fue constituida, como ha venido informando este periódico, para que actuara como sociedad pantalla de una cuenta en Suiza en el banco Mirabaud con numeración 505523 que en 2008, apenas constituida, ingresó "una donación de 64.884.405 euros [los 100 millones de dólares] efectuada por el rey de Arabia Saudí en favor del Rey de España”. En 2011, el abogado Dante Canonica y el gestor financiero Arturo Fasana, ambos suizos y administradores de la fundación, formalizaron un acta para dejar constancia de quiénes eran los verdaderos beneficiarios de la entidad panameña. Admitieron así que el titular auténtico de la mercantil (y el dueño de los 64,8 millones de euros) era el rey Juan Carlos. El "segundo beneficiario" de la fortuna era su hijo, Felipe VI.

El rey Juan Carlos, a bordo del Bribón, durante el Campeonato del Mundo de Vela, categoría 6 metros, el pasado 3 de agosto de 2019 en Hanko, Finlandia. (Reuters)
El rey Juan Carlos, a bordo del Bribón, durante el Campeonato del Mundo de Vela, categoría 6 metros, el pasado 3 de agosto de 2019 en Hanko, Finlandia. (Reuters)

El depósito en el banco Mirabaud de Ginebra generó rendimientos millonarios en los cuatro años que estuvo operativo, a pesar de las continuas retiradas de efectivo del monarca. Tras el escándalo por su accidente en Botsuana, en abril de 2012, los responsables de la entidad financiera le transmitieron su intranquilidad por los fondos, así que el Rey emérito se vio obligado a clausurar la cuenta, disolver Lucum y la estructura 'offshore' que había empleado para presuntamente ocultar su fortuna, y desprenderse de los 65 millones de euros que le quedaban aún mediante una donación "irrevocable" a Larsen.

Foto: Juan Carlos I sacó 5 M de su cuenta antes de cerrarla y tras ganar una fortuna en bolsa

"Hay preocupación"

El goteo de informaciones sobre los presuntos manejos opacos del Rey emérito es constante. De ahí que la Zarzuela y la Moncloa estén estudiando salidas para resguardar al máximo la figura de Felipe VI. La materia es muy delicada, razón por la que Sánchez ha confiado su gestión a sus personas de máxima confianza en la Moncloa. Por supuesto, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, hilo directo con el jefe de la Casa, Jaime Alfonsín, aunque este también interlocuta con el director del Gabinete del presidente, Iván Redondo.

Sánchez evita desde Suecia dar un paso más allá: subraya que fue "muy claro" la semana pasada. "No tengo nada más que añadir, ahí lo dejo"

El Ejecutivo espera un gesto por parte del monarca. Y pronto. De hecho, este martes, tras el Consejo de Ministros, la portavoz, María Jesús Montero, instó al Rey a tomar medidas de distanciamiento de su padre. "El Gobierno celebra todas las medidas pasadas y las futuras que se puedan impulsar para que se incremente la transparencia o se garantice la ejemplaridad de la jefatura del Estado respecto al desarrollo de sus funciones", señaló la titular de Hacienda, dando por hecho que las habrá. No mostró cuál es la preferencia del Gabinete, aunque fue preguntada insistentemente por una de las posibilidades encima de la mesa: que el emérito abandone el Palacio de la Zarzuela, donde aún reside.

Sánchez evita valorar las informaciones sobre Juan Carlos I: "Yo creo que he sido claro"

Sánchez fue preguntado este miércoles en Harpsund, la residencia estival del primer ministro sueco, Stefan Löfven. No quiso dar un paso más allá. Reivindicó que había sido "muy claro" hace una semana, cuando afirmó que las noticias sobre Juan Carlos I eran "inquietantes y perturbadoras" y cuando agradeció al Rey que se alejase de su padre. "No tengo nada más que añadir, ahí lo dejo", remató desde Suecia.

También el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, evidenció este miércoles la inquietud del Ejecutivo. "Evidentemente, hay preocupación con esto, pero creo que tenemos que estar también confiados en la institución de la monarquía y protegerla, porque Felipe VI está dando pasos muy importantes para dotar de mayor transparencia al ejercicio de la Casa Real", subrayó en 'Los desayunos de TVE'. Campo cree que "todas las manifestaciones y actuaciones" del monarca "han sido muy bien entendidas por la ciudadanía y desde luego también por el Gobierno, y en ese sentido hay que confiar en las actuaciones de los tribunales y depositar la confianza en la monarquía, porque está ejerciendo su responsabilidad en los términos constitucionales". La consigna es evidente: salvar al Rey y la Corona.

Foto: El Gobierno urge al rey Felipe VI a adoptar medidas de distanciamiento hacia su padre

Las alternativas posibles

Sobre la mesa, el abandono de la Zarzuela, el exilio (¿dónde?) o la desposesión a don Juan Carlos del título vitalicio de Rey —el que le asignó un real decreto previo a su abdicación, en 2014—... "Estamos en ello, centrados en un cortafuegos", insisten en la Moncloa, sin precisar más detalles. En el Ejecutivo, se recuerda siempre que la decisión ha de partir de Felipe VI, por mucho que pueda ser conocida y pilotada desde el Gobierno.

El Gobierno no da pistas de cuál será la salida que está en manos del Rey. "Estamos en ello, centrados en un cortafuegos", insisten en la Moncloa

Toda solución presenta contraindicaciones, porque si el emérito sale de su residencia oficial, habría que proporcionarle otra vivienda y garantizarle la seguridad con cargo, presumiblemente, a los fondos públicos. El monarca también podría sacarle, como gesto de enorme importancia simbólica, de la familia real, de la que ya excluyó a sus hermanas. De esta manera, la Corona quedaría nucleada en torno a don Felipe y doña Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y quizá la Reina emérita, doña Sofía.

Todavía planean muchas sombras, pero en el Gobierno también advierten de que el Rey no tiene por qué esperar a ningún paso judicial —que tardará— para actuar, porque ya las informaciones publicadas son "preocupantes". Ahora mismo, don Juan Carlos está bajo la lupa de la Justicia helvética y de la Fiscalía del Tribunal Supremo español. Sus grandes aliados son la inviolabilidad, que le protege durante todo su reinado, hasta junio de 2014, y que los delitos fiscales, de existir, prescriben a los cinco años.

Familia Real Española Juan Carlos Campo Suiza Monarquía Ginebra Leonor Borbón Reina Letizia Botsuana Reina Sofía Consejo de Ministros Arturo Fasana María Jesús Montero Comunicado Carmen Calvo Iván Redondo Moncloa Herencia Arabia Saudí Casa Real Corinna zu Sayn-Wittgenstein Rey Don Juan Carlos Pedro Sánchez Rey Felipe VI Hacienda
El redactor recomienda