el saldo nunca bajó de los 60 millones

Juan Carlos I sacó 5 M de su cuenta antes de cerrarla y tras ganar una fortuna en bolsa

Los registros del depósito del Rey en el banco Mirabaud revelan grandes salidas de fondos en los primeros meses de 2012, justo antes de tener que clausurarlo por su accidente en Botsuana

Foto: Imagen: E. Villarino.
Imagen: E. Villarino.

El rey Juan Carlos sacó cinco millones de euros de su cuenta en el banco Mirabaud de Ginebra antes de tener que cerrarla en el verano de 2012. El depósito le generó rendimientos millonarios durante los cuatro años en que estuvo operativo, con rentabilidades anuales de hasta el 7,7%. A pesar de las continuas retiradas de efectivo efectuadas por el monarca, con reintegros periódicos de 200.000 y 300.000 euros, el saldo medio de la cuenta nunca bajó de los 60 millones de euros, según refleja la abundante documentación del banco suizo a la que ha tenido acceso El Confidencial.

El monarca tuvo que dejar de trabajar con Mirabaud tras el escándalo de su accidente en Botsuana en abril de 2012. Los responsables de la entidad le expresaron su inquietud por la existencia de esos fondos y el Rey emérito se vio obligado a clausurar el depósito; disolver la entidad panameña Lucum Foundation y el resto de la estructura 'offshore' que había usado para ocultar la fortuna, y deshacerse de los 65 millones de euros que aproximadamente le quedaban entonces en el depósito mediante una donación a su entonces amante, Corinna Larsen.

El importe de ese último movimiento coincide con la transferencia inicial que habría motivado la apertura de la cuenta: la supuesta donación de 64,8 millones de euros del rey Abdulá de Arabia Saudí, el 8 de agosto de 2008. Pero la similitud de las cifras solo es una coincidencia. Desde el regalo inicial saudí, Lucum Foundation registró constantes salidas de dinero. Solo entre el 1 de enero de 2012 y el 11 de junio de ese mismo año, en los meses previos a la liquidación del depósito, el rey Juan Carlos sacó 4.912.870 euros, como demuestra un dosier de Mirabaud de cinco páginas que lleva la rúbrica del monarca en la última, junto a la frase de su puño y letra “en prueba de conformidad, 13 de junio de 2012”.

Juan Carlos I sacó 5 M de su cuenta antes de cerrarla y tras ganar una fortuna en bolsa

En esos mismos seis meses, el Rey emérito logró incrementar su fortuna en 1.465.296 euros, en gran parte, por la inversión de su patrimonio oculto en diversos productos financieros, como valores de bolsa y ETF. Su rentabilidad en ese periodo fue del 2,14%. Por esa razón, a pesar de haber sacado 4,9 millones en las semanas previas, el saldo del depósito 505523 ascendía el 11 de junio de 2012 a 66.265.293 euros, de los que 10.602.991 euros estaban invertidos en acciones y fondos. Por ejemplo, tenía 1,3 millones de euros en un ETF de Morgan Stanley enfocado al mercado asiático.

Beneficios del 7,7% en 2009

En otros ejercicios, obtuvo rendimientos aún mayores. En el año 2009, sus presuntos testaferros, Arturo Fasana y Dante Canonica, efectuaron constantes retiradas de billetes para llevarle el dinero en mano hasta el Palacio de la Zarzuela en vuelos regulares. El monarca y el resto de la familia real usaron el efectivo en diversos “gastos personales”. Pero, nuevamente, el saldo medio de la cuenta suiza apenas bajó por la buena marcha que experimentó su 'portfolio'.

En concreto, según un documento de la contabilidad interna de Lucum Foundation, el saldo al finalizar 2008 era de 67.841.144 euros, tres millones de euros más de lo que había recibido unos meses antes desde Arabia Saudí. En los 12 meses siguientes, Juan Carlos I retiró un total de 3.193.819 euros, provocando que los activos descendieran hasta los 64.647.325 euros. Sin embargo, la cuenta llegó al 31 de diciembre de 2009 guardando un importe de 69.752.505 euros. Las diferentes inversiones generaron beneficios al monarca en ese año de 5.105.180 euros, es decir, una rentabilidad del 7,71%. Una cantidad suficiente para seguir disponiendo periódicamente de grandes sumas de efectivo sin que se resintiera el saldo medio del depósito.

Los documentos de Mirabaud están siendo analizados ahora por la Fiscalía del Cantón de Ginebra y la Fiscalía del Tribunal Supremo español. Este último órgano ha asumido una investigación previa de Anticorrupción por el presunto pago de comisiones en Arabia Saudí, el país del que salieron los 64,8 millones de euros iniciales del monarca, para amañar presuntamente la adjudicación del AVE a La Meca a un consorcio de empresas españolas. El Ministerio Público considera que hay indicios que apuntan al padre de Felipe VI.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios