El Supremo revisa el caso de Gerard Piqué y decantará la guerra del fútbol con Hacienda
  1. España
POR LOS DERECHOS DE IMAGEN

El Supremo revisa el caso de Gerard Piqué y decantará la guerra del fútbol con Hacienda

El Supremo revisará la sentencia que condenó a Piqué y señala el interés de clarificar la situación de los deportistas de élite aunque sean pocos los afectados

placeholder Foto: Gerard Piqué, en un partido de Liga. (Reuters)
Gerard Piqué, en un partido de Liga. (Reuters)

Gerard Piqué ha decidido llevar su pulso a Hacienda hasta el final. El defensa del FC Barcelona ha recurrido hasta el Supremo el pleito que mantiene con Hacienda por impuestos desde los años 2008, 2009 y 2010. En una decisión del pasado 11 de junio, el tribunal acordó revisar el caso para emitir jurisprudencia sobre cómo deben tributar los deportistas de élite por sus derechos de imagen. La sala destaca que aunque no afectan a muchas personas, sí son casos con mucho dinero en juego.

La pugna entre Piqué y Hacienda colea desde 2008, cuando el defensa era un joven que apenas contaba con minutos en el Manchester United. El 5 de junio de 2013, Hacienda sancionó a Piqué por las declaraciones de la renta de 2008, 2009 y 2010. Consideraba que había escamoteado el pago de casi 1,5 millones y le impuso una sanción de 678.012 euros.

Foto: Gerard Piqué. (EFE)

Entonces, la Agencia Tributaria abrió inspecciones a los futbolistas de los grandes clubes. Buscaba casos en los que hubiesen simulado la cesión de sus derechos de imagen, lo que cobran por anuncios, por ejemplo, a sus propias empresas para pagar menos impuestos. También examinó quién pagaba a los agentes, si el club o los deportistas, porque consideraba que era un servicio de los futbolistas pero que para escamotear dinero al fisco lo asumían los equipos. También hubo actas contra los clubes.

Hace un año, la Audiencia Nacional dio la razón al fisco y le condenó a pagar 1,5 millones. El Supremo recuerda, en un auto del pasado 11 de junio, dónde estaba la pelea. "Gerard Piqué Bernabéu cedió el 23 de junio de 2006 sus derechos de imagen, hasta el año 2025 y por un importe total de 3.000 euros, a una sociedad [Kerard Project] creada ese mismo año y representada en el citado negocio jurídico por el padre del jugador, aun cuando Piqué Bernabéu tiene la práctica totalidad de sus participaciones sociales. (...) Piqué Bernabéu actuó con posterioridad a la cesión de derechos de imagen como si no los hubiera cedido a la hora de negociar campañas de publicidad y otros eventos relacionados, contratando por cuenta propia y no de la sociedad".

Foto: (Imagen: Enrique Villarino)

Además, Hacienda lo cazó en otra de sus cruzadas: los pagos a los agentes. A menudo, son los clubes los que pagan el salario de los agentes de los futbolistas, pero la Agencia Tributaria consideró que en realidad trabajan para los deportistas y que eso era solo una forma de mover menos el dinero y así tributar menos. Hacienda "consideró que los pagos realizados por FCB a IMG [agente del jugador] eran simulados, pues los servicios dirigidos a velar por la integración de Gerard Piqué Bernabéu en el equipo y el cumplimiento de sus obligaciones como jugador y a conseguir una relación pacífica de este con el club, evitando que aquel pudiera generar tensiones o problemas para el FCB, eran obligaciones contraídas contractualmente por Piqué frente al FCB".

Piqué recurrió en casación ante el Supremo, una vía de difícil acceso porque el Supremo inadmite muchos de los casos. El Tribunal ha decidido admitirlo y resolver de un plumazo varios casos. Considera que tiene interés ver cómo se deben tributar los derechos de imagen una vez que la cesión a una sociedad ha sido simulada.

Foto: Cristiano pagará 100.000 euros de tarifa plana por sus derechos de imagen en Italia. (Reuters)

El tribunal admite que no hay muchos contribuyentes con el problema de Piqué. "Si bien el número de supuestos en los que se aplica el ordenamiento tributario a tales rendimientos es relativamente pequeño, se trata de una cuestión cuya aclaración resulta relevante, habida cuenta de la cuantía de los importes que, por lo general, se ventilan en tales contratos de cesión". Considera que "en beneficio del principio de seguridad jurídica", la sala debe pronunciarse "para, en su caso, aclarar, matizar, reforzar —o, eventualmente, corregir o rectificar— la doctrina ya fijada en relación con la tributación de las retribuciones obtenidas por la cesión de derechos de imagen y también por otras actividades publicitarias o de asesoramiento realizadas por los deportistas de élite".

Los derechos de imagen han llevado a la vía penal a futbolistas como Messi, Cristiano Ronaldo, Adriano, Alexis, Diego Costa, Falcao, Mourinho... La mayoría alcanzaron acuerdos de conformidad para evitar el riesgo de una condena de cárcel. Xabi Alonso no pactó y fue absuelto. Pero, además, en vía administrativa muchos internacionales fueron sancionados por lo mismo. Como usaban sociedades en España, Hacienda no consideró que había delito porque no había ocultación aunque superasen los 120.000 euros al año de cuota mínima que supone el delito fiscal.

Gerard Piqué ha decidido llevar su pulso a Hacienda hasta el final. El defensa del FC Barcelona ha recurrido hasta el Supremo el pleito que mantiene con Hacienda por impuestos desde los años 2008, 2009 y 2010. En una decisión del pasado 11 de junio, el tribunal acordó revisar el caso para emitir jurisprudencia sobre cómo deben tributar los deportistas de élite por sus derechos de imagen. La sala destaca que aunque no afectan a muchas personas, sí son casos con mucho dinero en juego.

Gerard Piqué Hacienda Fútbol FC Barcelona
El redactor recomienda