CASADO REÚNE A SU COMITÉ EJECUTIVO

Feijóo avisa en Génova: "Con un PP templado el populismo no entra en el Parlamento"

El presidente de la Xunta defiende su modelo y deja claro que con un PP "templado" los extremos no tienen representación. "No me resigno a que ocurra lo mismo en el Congreso"

Foto: El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo (dcha), es recibido por el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo (dcha), es recibido por el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

Alberto Núñez Feijóo llegó al filo de las doce del mediodía a la sede central de la calle Génova dispuesto a defender el “PP templado y moderado” que le ha llevado a revalidar la cuarta mayoría absoluta en Galicia y al mejor resultado que nunca ha obtenido a pesar de la crisis del coronavirus. El presidente de la Xunta aseguró que los comicios del pasado domingo lanzan “un mensaje de optimismo a la política” porque los ciudadanos eligieron “un parlamento viable” (con solo tres fuerzas políticas representadas) y “dejaron fuera al populismo”. “Hemos dicho no a la política frívola, a la política del tuit y a la política populista de los dos extremos. Los extremos no han entrado al Parlamento de Galicia”, lanzó contundente.

Antes de empezar el comité ejecutivo que preside hoy Pablo Casado, Feijóo reconoció a las preguntas de los medios que “su modelo funciona en Galicia” y que dio la receta para recuperar el espacio político a nivel nacional: “Tenemos que extrapolar un PP que es lo que ha sido siempre, un partido de Estado, templado. Nosotros no vamos a cambiar nuestros principios por las modas que puedan durar meses o incluso años. El PP no es un partido frívolo, es una alternativa. Cuando se le habla claro a la gente el populismo de extrema derecha y de extrema izquierda no entra”; volvió a repetir en referencia a la debacle de Podemos y las mareas (de segunda fuerza pasaron a la desaparición) y al fracaso de Vox.

Empieza el comité ejecutivo del PP. (EFE)
Empieza el comité ejecutivo del PP. (EFE)

Feijóo insistió en que ese debe ser el camino y que el objetivo a cumplir es que el PP vuelva a representar a 10 millones de personas. “No me resigno a ver cómo el populismo sale también del Congreso de los Diputados y se recompone de nuevo el centro derecha, la única alternativa al socialismo y al independentismo que es su socio de legislatura”, insistió, sin esconder otro recado para el partido de Abascal: “Cuando escucho a gente decir que sirve a España y lo único que hace es dividir a los españoles y al centro derecha, la sensación que me queda es que se quieren servir a sí mismos. A España se le sirve uniendo y buscando acuerdos”, zanjó.

Iturgaiz vs el sector de Alonso: el PP vasco

El candidato de la coalición entre PP y Ciudadanos en Euskadi, Carlos Iturgaiz, reconoció que “no fueron los resultados esperados” (obtuvieron cinco escaños a la espera de si el voto exterior confirma el sexto diputado) y espera un “análisis de fondo con autocrítica, por supuesto”. Aún así, el candidato —que fue presidente del PP vasco desde 1996 a 2004— aseguró que en estos comicios el partido “toca fondo” y a partir de ahora toca reconstruir como referencia del centro derecha en el País Vasco.

Feijóo avisa en Génova: "Con un PP templado el populismo no entra en el Parlamento"

Sí se reafirmó en su idea de querer liderar a partir de septiembre, con el nuevo ciclo político, el PP vasco —que está en interinidad tras la dimisión de Alfonso Alonso como líder una vez que Génova le cesó como candidato— como ya hizo al día siguiente de las elecciones. “Lo que hay que hacer es pasar de la interinidad a la normalidad”, reiteró.

Sin embargo, la presidenta del PP vasco en funciones, Amaya Fernández, demostró tener una visión distinta y en ningún caso respaldó como tal la continuidad de Iturgaiz. “Después de la noche electoral llega una necesaria reflexión conjunta para fortalecer al PP vasco y al constitucionalismo”. La dirigente que tomó las riendas del partido tras la marcha de Alonso se mostró convencida de que “muchos vascos desean poder volver a votar” y recordó que el PP vasco “es un partido plural con muchas sensibilidades”.

No escondió su posición ante las justificaciones que la dirección nacional hizo en la noche electoral: “Las excusas llevan a la autocomplacencia y la responsabilidad a la autoexigencia. Yo estoy en esa última posición”, zanjó pidiendo que el punto de partida sea “volver al espíritu de la convención de septiembre”, es decir, la de Alonso. “Primero, fortalezcamos el discurso político y después veremos quién es la persona adecuada para liderarlo”, dijo. Una decisión que, en todo caso, “tendremos que tomar en Euskadi entre todos”.

Después de a reunión del comité ejecutivo nacional está previsto un almuerzo de Casado con los presidentes autonómicos del PP. Feijóo llegó puntual a la cita, mientras que los presidentes de Andalucía y Murcia, Juanma Moreno Bonilla y Fernando López Miras llegarán más tarde. También la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se incorporará después de comparecer en Sol junto al vicepresidente de su Gobierno, con el que hace balance del primer año de gestión, igual que el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, llegará a la comida tras recibir a los Reyes en Soria.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios