Arrestados en Madrid los reclutadores y líderes de la banda 'Dominican Don't Play'
  1. España
captaban a nuevos pandilleros

Arrestados en Madrid los reclutadores y líderes de la banda 'Dominican Don't Play'

Reclutaban a jóvenes para cometer acciones delictivas y, de esta forma, abonar una cuota semanal a cambio de protección y de estar bajo el cobijo de lo que en el argot se llama "familia"

placeholder Foto: Foto: Policía Nacional
Foto: Policía Nacional

Dinero a cambio de protección y el sentimiento de pertenecer a una familia. Esas eran las condiciones bajo las que funcionaba uno de los 'capítulos' de los Dominican Don't Play (DDP's), una de las bandas latinas de la localidad madrileña más conocidas del país. Así era como captaban a menores de entre 12 y 16 años para que hiciesen todo lo que los líderes de la cúpula les ordenasen. No hacerlo traía consigo toda una serie de consecuencias para los captados; entre ellas, castigos físicos con los que trataban de aleccionar a los insubordinados.

Agentes de la Policía Nacional ha desmantelado uno de los capítulos de esta banda latina en Torrejón de Ardoz (Madrid) con la detención de siete de sus miembros y a otros tres miembros de otro conocido clan, los Trinitarios. Con el arresto de los DDP's, las autoridades han neutralizado toda su estructura intermedia asentada en la localidad madrileña.

Según informa la Policía en un comunicado, los siete miembros captaban a menores de entre 12 y 16 años para que les abonasen una cuota semanal y, a cambio, recibían protección por parte de la banda y el 'derecho' de poder formar parte de su familia.

Fue a finales del mes pasado cuando los agentes detectaron cierta actividad del clan en la localidad madrileña mientras que, en paralelo, la banda de los Trinitarios sufría una "caída" en el distrito de Carabanchel después de que tres jóvenes fueran apuñalados presuntamente en un parque del mismo barrio. En el marco de la investigación, las autoridades comprobaron que los menores eran captados y obligados a cometer actos delictivos, como agredir a otros jóvenes o cometer atracos.

Cuando alguno de los nuevos integrantes no cumplía con estas órdenes, no acudía a las reuniones obligatorias de la banda o no pagaba la cantidad de dinero acordada los castigaban con agresiones físicas. Si alguno de los menores captados o de los adeptos trataba de abandonar la banda, las agresiones y amenazas eran mayores y les imponían una cuota semanal más alta de la acordada.

Finalmente, tras descubrir el funcionamiento de su estructura intermedia y detener a los siete miembros del denominado "capítulo", las autoridades los pusieron a disposición de la Fiscalía de Menores como acusados de un delito de pertenencia a la organización criminal, de extorsión y de coacciones graves.

Por otro lado, los agentes también arrestaron a tres miembros de la banda los Trinitarios como presuntos responsables del apuñalamiento a otros tres jóvenes en un parque del barrio de Carabanchel. Este ataque se produjo a finales del pasado mes en mitad de una pelea en la que los participantes iban armados con machetes y otras armas blancas. Tras las primeras investigaciones realizadas, los agentes descubrieron que los Trinitarios llevaron a cabo este ataque ante la 'caída' de su actividad.

Foto: Fotografía de una detención de miembros de bandas latinas. (EFE)

Madrid Delincuencia Policía Nacional Sucesos
El redactor recomienda