de cara al 12-J

Jornada de reflexión en Galicia y Euskadi: qué se puede hacer en víspera de elecciones

Este domingo Galicia y País Vasco acogen las citas electorales que, estando previstas para el mes de abril, quedaron aplazadas por la irrupción del coronavirus en el país

Foto: El expresidente del gobierno, Mariano Rajoy, en plena campaña del PP en Galicia (EFE)
El expresidente del gobierno, Mariano Rajoy, en plena campaña del PP en Galicia (EFE)

Las de este 12 de julio son las primeras elecciones que tienen lugar después de que todo el país haya vivido una situación hasta ahora inédita: la irrupción del coronavirus forzó el cierre del país y el confinamiento casi absoluto de toda la población durante muchas semanas, y aunque la desescalada ya ha llegado a su fin, el país aún se encuentra en lo que se denomina 'nueva normalidad' y que nada tiene que ver con la antigua normalidad. Aunque relativamente controlados, Galicia ha tenido algún que otro rebrote de contagios, al igual que País Vasco, aunque en este caso algo más preocupantes. No obstante, este domingo 12 de julio miles de vascos y gallegos están llamados a las urnas para ejercer ese derecho que se les aplazó hace ya varios meses.

No obstante, en la víspera de las elecciones siempre llega el turno de algo que ni se llama así ni muchos analistas entienden en la actualidad: la jornada de reflexión. Se trata de ese día que se da a los votantes para pensar y decidir su voto al día siguiente, y que muchos expertos consideraron una herramienta útil tras el fin de la dictadura, el no estar la población española acostumbrada a participar de procesos democráticos. Regulada por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), este concepto que no está claramente definido implica prohibiciones como, por ejemplo, la difusión de propaganda electoral o la realización de actos de campaña cuando ésta termina, es decir, durante las últimas 24 horas previas al proceso electoral.

Mitin del PP en Vigo (EFE)
Mitin del PP en Vigo (EFE)

​​Estas restricciones son vistas por muchos expertos como anacronismos, ya que las encuestas y el CIS apuntan a que un pocentaje importante de los votos, en torno al 20%, se decide el último día. En la actualidad, con redes sociales y una opinión pública con un total acceso a fuentes de información, parece haber dejado de tener sentido. No obstante, infringir la jornada de reflexión puede suponer fuertes sanciones: los castigos pueden llegar a ser de tres meses a un año de prisión, multas de 12 a 24 meses e inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de uno a tres años.

¿Hay ley seca? ¿Es legal manifestarse?

Suelen surgir muchas dudas en torno a la jornada de reflexión, en parte porque cada país tiene una regulación diferente. En España la ley no es especialmente estricta con determinados aspectos durante esta últimas horas previas a la cita electoral, como ocurre con el alcohol, cuya venta está terminantemente prohibida en periodo de reflexión en países como Argentina o México. Sin embargo, sí lo es en términos de información electoral: además de pedir el voto o hacer campaña, también está prohibido, no solo en jornada de reflexión, sino durante los cinco días previos a las elecciones la publicación y difusión o reproducción de sondeos electorales, independientemente del medio de comunicación por el que sean transmitidos.

Para 'salvar' esta prohibición existen las denominadas 'encuestas prohibidas', que se publican en prensa extranjera. ¿Por qué? Porque fuera de España no están prohibidos los 'trackings' diarios en estos días. Es común ver este tipo de encuestas, con símiles como el de la 'frutería', en medios de Andorra. Esta legislación está vigente desde 1985, pero en 2011 sufrió una modificación en la que se incluyó la reproducción de los sondeos en el delito, algo que se añadió para dar cabida a la nueva realidad impuesta por la llegada de las redes sociales, como Twitter o Facebook. Aun así, la legislación no es clara sobre si las redes sociales entran dentro del concepto de medios de comunicación.

Manifestación por un pacto por la reconstrucción social tras la pandemia del coronavirus.(EFE)
Manifestación por un pacto por la reconstrucción social tras la pandemia del coronavirus.(EFE)

Hace algunos años, a raíz del nacimiento del Movimiento 15-M, surgió entre muchas personas la duda acerca de si las manifestaciones públicas estaban prohibidas o no en jornada de reflexión. En el año 2011, además de nacer el movimiento de los 'indignados' tuvo lugar aquella elección del 20-N que ganó Mariano Rajoy, frente a un Alfredo Pérez-Rubalcaba que no fue capaz de frenar la debacle socialista. Fue entonces cuando surgió la polémica: ¿podía el 15-M manifestarse en aquella 'jornada de reflexión'? En un principio, toda manifestación política destinada a pedir el voto está prohibida, pero en virtud de una sentencia de 2010 el Tribunal Constitucional avaló la celebración de protestas durante el día previo a las elecciones siempre y cuando su capacidad de influir en el voto sea remota.

Sin embargo, y dadas las circunstancias, en jornada de reflexión pero también antes y después hay que tener en cuenta que España sigue en esa denominada 'nueva normalidad', donde todavía existen ciertas limitaciones. En el caso de las manifestciones, por ejemplo, incluso siendo en espacios al aire libre, es obligatorio el uso de la mascarilla siempre que no se pueda mantener una seguridad de al menos un metro y medio entre personas, a riesgo de ser multado con 100 euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios