COMPARTEN LA ESTRATEGIA DEL GOBIERNO

PP y Ciudadanos también 'abandonan' al Rey emérito y centran su defensa en Felipe VI

El principal partido de la oposición evita pronunciarse y salir en defensa de don Juan Carlos, insistiendo en su apoyo al rey Felipe. Ciudadanos insiste en cerrar filas con el actual jefe del Estado

Foto: Felipe VI recibe en audiencia a Pablo Casado en el Palacio de la Zarzuela. (EFE)
Felipe VI recibe en audiencia a Pablo Casado en el Palacio de la Zarzuela. (EFE)
Adelantado en

La estrategia del Gobierno de separar por completo la figura del Rey emérito de Felipe VI es compartida por el principal partido de la oposición. Después de que Pedro Sánchez reconociera en el Palacio de la Moncloa “informaciones inquietantes” —en referencia a la investigación que desarrolla la Fiscalía del Tribunal Supremo sobre el rey Juan Carlos y los supuestos regalos millonarios del régimen saudí que mantenía en paraísos fiscales—, la vicepresidenta del Ejecutivo Carmen Calvo dejaba claro que “no hablamos del rey Felipe ni de la jefatura del Estado, que funcionan en su papel constitucional de manera plena y correcta”.

Y el presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado, se refería al mismo asunto dejando claro que su formación “apoya totalmente al jefe del Estado, a Felipe VI”, recalcando “su conducta ejemplar y transparente durante los años de su reinado”. No hacía ninguna referencia, eso sí, al propio Rey emérito, eludiendo dar una opinión desde su partido político. Los populares entienden que es el momento de defender la Corona y a su único representante, y que las informaciones que apuntan a su padre no pueden repercutir en la imagen de la monarquía parlamentaria en España.

En realidad, el propio don Juan Carlos se retiró por completo de la vida pública hace más de un año, dejando por escrito que a partir de ese momento no representaba más a la Corona. Justo al inicio de la pandemia, Felipe VI emitió un histórico comunicado en el que retiraba la asignación pública a su padre con cargo a los Presupuestos del Estado, y renunciaba a cualquier herencia que en el futuro pudiera recibir de las actividades del anterior jefe del Estado, y que pudieran “no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada”.

Entonces, el líder del PP ya salió en defensa de la decisión tomada por el monarca. También Ciudadanos se ha manifestado estos días en la misma línea, evitando en todo caso pronunciarse sobre el emérito. El portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal, que en la práctica ejerce como número dos de Inés Arrimadas, puso en valor hace días aquella decisión de Felipe VI recordando que su actuación fue taxativa. Además, dejó claro que su formación no se pronunciará sobre una investigación en curso, ratificando su “absoluta confianza” en el fiscal jefe de delitos económicos de la Fiscalía del Supremo, Juan Ignacio Campos, con el que además ha compartido muchos asuntos profesionales.

PP y Ciudadanos también 'abandonan' al Rey emérito y centran su defensa en Felipe VI

Ciudadanos considera además que la ofensiva de algunos partidos nacionalistas e independentistas contra la Corona no se circunscribe a la situación del rey Juan Carlos, sino que “tratan de erosionar y socavar los cimientos de la democracia española” atacando la institución. Fuentes de la cúpula naranja reconocen a este diario que no comentarán nada del emérito y que dejarán a la Justicia trabajar. Ahora bien, tienen claro que es momento de “cerrar filas con don Felipe”, que actuó “con rapidez y sensatez” para cortar de raíz la situación.

Incluso Vox ha evitado salir en defensa de don Juan Carlos. Santiago Abascal sí se refirió a las declaraciones de Sánchez —especialmente a las de una reciente entrevista en que reconoció estar a favor de una revisión constitucional de la inviolabilidad del Rey— tildándolas de “cortina de humo” y asegurando que la verdadera pretensión del presidente del Gobierno es “ser el jefe del Estado tras derribar la monarquía y violar el orden constitucional”. El líder de Vox insiste en que “un Gobierno apoyado por comunistas y etarras tiene como prioridad socavar la monarquía”. Con todo, Abascal salió en defensa de Felipe VI sin hablar con claridad ni defender la figura de don Juan Carlos.

Felipe VI (d) saluda a Inés Arrimadas. (EFE)
Felipe VI (d) saluda a Inés Arrimadas. (EFE)

En realidad, ningún partido político ha salido a defender al Rey emérito desde el pasado 15 de marzo, cuando Felipe VI lo desvinculó de la institución. Antes sí se produjeron momentos de defensa de su legado, especialmente vinculados al 40 aniversario de la Constitución, y tras los ataques de formaciones como Podemos o los nacionalistas e independentistas. También PSOE, PP y Vox se opusieron a la comisión de investigación que impulsaban algunos grupos, entre los que estaba la formación morada, en el Congreso.

Anunciaron su rechazo —como ya hicieron en ocasiones anteriores, como en 2014—, pero fueron los letrados de la Cámara los que se opusieron a la investigación en un informe en el que alegaban que la inviolabilidad del Rey se mantenía incluso después de abdicar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios