ANULA LA COMPARECENCIA POSTERIOR

El Gobierno no da explicaciones tras el Consejo de nuevas medidas económicas

La Moncloa decide que no haya rueda de prensa tras la reunión del Gabinete en la que se aprueba un paquete de 50.000 M €. Concede protagonismo a la firma con patronal y sindicatos

Foto: Pedro Sánchez interviene tras la firma del pacto por la reactivación económica y el empleo, este 3 de julio en los jardines de la Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez interviene tras la firma del pacto por la reactivación económica y el empleo, este 3 de julio en los jardines de la Moncloa. (EFE)

Cuesta encontrar precedentes. Es una liturgia ya interiorizada. Tras cada reunión del Consejo de Ministros, ordinaria o extraordinaria, hay rueda de prensa del portavoz del Gobierno, en ocasiones acompañado por los titulares del área que tengan protagonismo ese día.

Pero, este viernes, el Ejecutivo decidió que no habría rueda de prensa este viernes. Directamente, la canceló. No quiso tener cerca ni a redactores ni sus preguntas. Prefirió conceder todo el protagonismo al acto de firma de un nuevo acuerdo con los agentes sociales y ahorrarse las preguntas en una comparecencia posterior. La razón es que el nuevo pacto con patronal y sindicatos —Pedro Sánchez está dando prioridad al entendimiento con ambos— es de "excepcional importancia" porque ha de contribuir a "estabilizar la economía en los próximos años", sentando "las bases de una nueva economía", en palabras del propio jefe del Ejecutivo.

[Consulte aquí en PDF el acuerdo por la reactivación económica y el empleo]

Fue a las 10:04 cuando la Moncloa confirmó su programación de la jornada, mientras que el Consejo de Ministros estaba reunido de manera extraordinaria. Informaba de que al término, alrededor de una hora más tarde, tendría lugar la firma del pacto por la reactivación económica y el empleo, que suscribieron el presidente y los máximos responsables de CEOE, Cepyme, CCOO y UGT. En el acto, celebrado en los jardines de la Moncloa, acompañaban a Sánchez los cuatro vicepresidentes —Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera—, y los titulares de Hacienda, María Jesús Montero; Trabajo, Yolanda Díaz; Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, e Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Todos ellos, junto a miembros del Gabinete de Sánchez —empezando por su director, Iván Redondo, y el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños— y de los ministerios, se sentaron guardando la distancia de seguridad y a la sombra.

El Gobierno no da explicaciones tras el Consejo de nuevas medidas económicas

La Secretaría de Estado de Comunicación (SEC), que dirige el periodista Miguel Ángel Oliver, ofreció la señal realizada del acto y distribuyó al término notas informativas del acuerdo y de los temas aprobados en el Consejo de Ministros. "No está prevista rueda de prensa posterior", avisaba.

No hubo redactores este viernes en la Moncloa, ni posibilidad de preguntar por los detalles del macroplan, ni de interrogar por otras cuestiones


La firma del acuerdo solo tenía cobertura gráfica (para cámaras y fotógrafos), de modo que los redactores no pudieron acceder al complejo de la Moncloa. De modo que no pudieron presenciar el acto. Solo les quedaba verlo por la tele. Por el plasma. Sin preguntas, claro. Algo verdaderamente excepcional.

Solo cobertura gráfica

La razón esgrimida por la SEC es que el Consejo de Ministros extraordinario aprobó medidas económicas que son la "base del pacto" que se firmó a continuación, y que bastaba con la distribución de "notas informativas" que se podrían "complementar" por las enviadas por los ministerios proponentes de las iniciativas. Además, habría palabras, alegaban —intervenciones sin preguntas, por tanto— de Sánchez y de los agentes sociales. "No es un Consejo ordinario. Y la jornada de hoy, con la concatenación de Consejo extraordinario y acto de firma, nos ha conducido a este formato", indicaban las mismas fuentes. Otras fuentes de la Moncloa indicaban lo "extraordinario" del acto, su relevancia, y las dificultades de "logística" para casar una rueda de prensa posterior protagonizada por Montero.

Desde la Moncloa alegan que la firma del pacto es algo excepcional y que hubo intervenciones del presidente y de patronal y sindicatos

No es el primer encontronazo del Gobierno de Sánchez con los medios. En absoluto. Para empezar, en todos los acuerdos con patronal y sindicatos, y ya van varios desde la constitución del Ejecutivo, no ha habido prensa, ni preguntas, ni corrillos. Solo cobertura gráfica. También el presidente se ha ahorrado ruedas de prensa tras la visita de mandatarios extranjeros, o se habituó a las comparecencias con preguntas tasadas. Durante la declaración del estado de alarma, sí respondió a los periodistas (de sus 20 comparecencias, solo hubo declaración institucional en dos de ellas), aunque la Moncloa se resistió bastante a implantar un sistema de videoconferencia que permitiera que los redactores preguntaran telemáticamente al presidente o sus ministros y no pasaran el filtro del secretario de Estado. La SEC movió ficha una vez se acrecentó la presión de los medios.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi (2d), y de Cepyme, Gerardo Cuerva (d) y los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez (i) y CCOO, Unai Sordo, posan para la foto de familia tras la firma del acuerdo por la reactivación económica y el empleo en los jardines de la Moncloa, este viernes. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi (2d), y de Cepyme, Gerardo Cuerva (d) y los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez (i) y CCOO, Unai Sordo, posan para la foto de familia tras la firma del acuerdo por la reactivación económica y el empleo en los jardines de la Moncloa, este viernes. (EFE)

Sin embargo, hasta ahora sí había respetado la costumbre (y casi ley) de todos los gobiernos de ofrecer una rueda de prensa tras cada Consejo de Ministros, fuera una reunión ordinaria o extraordinaria. Y era pertinente este viernes, en el que el Gobierno puso en marcha una línea de avales ICO de 40.000 millones para impulsar nuevos proyectos de inversión empresarial y en el que creó un fondo de 10.000 millones, que gestionará la SEPI, para apoyar la solvencia de las empresas estratégicas. También el Ejecutivo aprobó el plan Renove 2020 de ayudas a las compras de vehículos. También acordó la moratoria hipotecaria para inmuebles afectos a la actividad turística.

Pero, con el formato elegido por la Moncloa, diseñado milimétricamente para que proyectase esa imagen de consenso y de ceremoniosidad, no hubo forma de preguntar por los detalles. Ni tampoco hubo ocasión de que los periodistas interrogaran a la portavoz sobre cuestiones de orden político, justo en la jornada en la que la Comisión de Reconstrucción vota sus conclusiones que el pleno del Congreso debatirá y aprobará en dos semanas. Algo insólito.

El precedente más inmediato y llamativo se produjo el 3 de junio de 2014, cuando el Gobierno del PP aproyó la ley de abdicación del rey Juan Carlos

El precedente más inmediato que se recuerda es el del 3 de junio de 2014. El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó el proyecto de ley orgánica de abdicación del rey Juan Carlos en su hijo Felipe.

El Gobierno no da explicaciones tras el Consejo de nuevas medidas económicas

Aquel día, el Consejo remitió al Congreso el texto sin que la entonces vicepresidenta y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, diera cuentas de él. Incluso tras el largo Consejo de Ministros extraordinario que aprobó la declaración de alarma, el pasado 14 de marzo, hubo rueda de prensa, y el propio Sánchez respondió a los periodistas. Y jamás se había ordenado hasta entonces un confinamiento durísimo de la población. Una circunstancia desde luego más excepcional que la firma de un nuevo pacto con los agentes sociales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios